Petit Komite



Hoy os traemos hasta el blog uno de esos sitios que en poco tiempo se ha convertido en un referente dentro de la restauración de este país, tanto por su ambiente y el entorno en el que se ubica como por su cuidada cocina. Situado en Galdakao, Vizcaya,
ha conseguido tener entidad suficiente para atraer por si mismo al llamado turismo gastronómico.


Se trata del restaurante Petit Komité. Un lugar intimo, discreto y selecto situado en el caserío Iraragorri que ancla sus orígenes en el siglo XV, manteniendo sus gruesos muros de piedra y su poderosa estructura de vigas y pilares de madera de roble. La iniciativa es complementaria al pequeño hotel con el que comparte edificio.



Regentado por la familia Iraragorri, Conchita Bengoetxea y sus hijos María y Joseba, hijos de una leyenda, José Iraragorri, jugador y entrenador del Athletic de Bilbao y autor del primer gol de la selección española de fútbol en un Mundial, las ocho exclusivas mesas de Petit Komite se despliegan en una atmósfera de íntima sobriedad creada por el interiorista Lázaro Rosa-Violán, que combinando la tradición de la piedra y madera con una sofisticada modernidad, ha creado un espacio evocador.


Así, marcos y ventanas fueron pintados de un cálido color rojo que contrasta con la blancura que han tomado las paredes del interior del establecimiento. Éste está ataviado con antigüedades, muchas de ellas propiedad de la familia desde tiempos remotos: candelabros, vasijas y hasta la vajilla que la propietaria guardaba en baúles como parte de su ajuar. Para ella, esta cesión supone la forma de "agradecer" a sus clientes la "confianza" de elegirles a ellos para "estar como en casa". Porque esa es la sensación que transmite, la de poder encontrase allí como en casa: zona de música, un pequeño salón con sofás...


Su cocina basada en lo que da la tierra que lo rodea y las técnicas de vanguardia sigue la filosofía impartida por los cocineros Alain S. Gómez y Manu Jugo, jóvenes aunque sobradamente preparados, con una trayectoria de lujo en los mejores restaurantes del País Vasco. Sus propuestas se basan en el producto local con inspiraciones de los maestros, baste decir que los huevos que se sirven en este caserío son de gallinas con nombres y apellidos que corretean por los prados de Galdakao.


Los fogones de Petit Komité no se ubican únicamente en la cocina del interior del restaurante, en la que es posible contemplar el trabajo de los chefs tras un mostrador que abre la cocina a la sala, sino que también han encontrado acomodo en el exterior, en una parrilla esculpida en una roca de cuatro toneladas que se convertirá, con toda probabilidad, en insignia de la casa y donde los chefs preparan su propuesta más espectacular: la brasa de carne y pescado, así como todos aquellos productos animales o vegetales, dulces o salados, que el cliente sea capaz de imaginar.


La verdad es que viendo las fotos e imaginando esos sabores dan ganas de salir corriendo a conocer este pequeño restaurante, acogedor, bohemio, recio y con carácter. Un espacio intimo, cercano con una intencionada y acertada ambientación contemporánea “vintage”.


2 comentarios:

  1. Me encanta... Hay que llevar algo dentro, algo que está fuera de las modas, de las técnicas, de los materiales y objetos que se utilizan. Una capacidad que también está fuera de la formación o profesionalidad del interiorista, fuera del paisaje. Algo que tiene que ver con la hospitalidad imnata de la persona que decora ese espacio. Lo que no sé es porque hay que llamar ahora a todo "vintage". Saludos...

    ResponderEliminar
  2. Francis,

    Sea dentro del estilo que sea, cuando un ambiente se "personaliza" se nota. En este caso si tenemos en cuenta que se trata de la vivienda familiar y que se han utilizado objetos de la propia familia el resultado es aun mejor, ademas estamos seguros que en casos como este a la profesinalidad y buen hacer del interiorista se une una gran dosis de cariño por el proyecto en si.

    Lo del termino "vintage" es uno de esos "palabros" que se ponen de moda y a los que recurrimos a veces con demasiada ligereza, hasta que acaban saturandonos y siendo sustituidos por otros nuevos. Desde aqui nosotros entonamos nuestro "mea culpa" por la parte que nos toca.

    Saludos

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter