Louis Vuitton Rome Etoile Maison



Entre las marcas del sector del lujo creemos que hay dos que sobresales sobre el resto: una de ellas es Hermes, de la que ya hemos hablado en numerosas ocasiones y a la que alabamos siempre por su constante intento de superación y evolución
, tanto en sus productos como en la imagen de sus tiendas; valga como ejemplo de esto que decimos una de sus ultimas aperturas, la de París en la antigua piscina Lutètia, con diseño de su arquitecta de cabecera Rena Dumas (Estudio RDAI), o si no también la instalación que para presentar la nueva colección de mobiliario de la casa en la pasada feria del mueble de Milán diseñó el famoso arquitecto Japones Shigueru Ban.


A ambas dedicamos sendas entradas en su momento. La otra marca a la que nos referimos y de la que tambien hemos hablado en varias ocasiones es Louis Vuitton, a cuyo frente se encuentra el diseñador Marc Jacobs quien, en colaboración con diferentes artistas, también intenta mantener al día la firma sin que ésta pierda su esencia.


Lous Vuitton esta estos días en boca de todos por la reciente inauguración de su Louis Vuitton Rome Etoile Maison, diseño, como no, de Peter Marino, al que ya dedicamos una entrada y que parece haberse convertido en el arquitecto de cabecera de todas las marcas de lujo de la Compañía LVMH. Capaz de diseñar la imagen de Dior, Chanel, Fendi o Loewe, entre otras, dicen que nadie es capaz de reproducir el espiritu de una marca como él. Pero después de ver el trabajo que ha realizado para Louis Vuitton en Roma nuestro primer pensamiento es, como diria Homer Simpson, “ Me aburro“.


Y es que la tienda, que ocupa un antiguo cine de la ciudad eterna, es magnifica como cabria esperar de la marca y del diseñador. Nos asombra por el despliegue de medios empleados, la nobleza de los materiales y el nivel de sus acabados, pero... no nos parece que aporte nada nuevo, nos parece un poco mas de lo mismo, eso sí, mas grande si cabe. ¿Donde ha quedado aquel proyecto rompedor del estudio UN Studio ?


Este ultimo buque insignia, inaugurado el pasado 27 de enero, esta ubicado en Lucina Square, en el inmueble que albergaba el Etoile, el primer cine de Roma construido en 1907, que ha sido rehabilitado respetando la fachada histórica.


Este nuevo espacio ofrece más de 1.000 metros cuadrados distribuidos en 3 plantas unidas por una monumental escalera central - un homenaje a la arquitectura barroca de Roma -, en forma de espiral gigante que recuerda la forma de las bobinas de las películas y hace las veces de columna vertebral de la tienda.


La planta calle, además de exponer la obra del artista contemporáneo Georg Dokoupil - que trabaja con cientos de tiras de película-, está dedicada a los universos tradicionales de Louis Vuitton: viaje, marroquinería y accesorios. El piso inferior está dedicado al universo masculino, y el piso superior, además de albergar las colecciones de mujer, joyería y relojería, contiene la pequeña sala de cine para 19 personas en la que se proyectarán películas cortas de famosos cineastas. Un tributo al cine italiano que hace que la nueva Maison ofrezca una novedosa y única experiencia al cliente.


Cuenta además con una librería con volúmenes dedicados al séptimo arte, y especialmente al cine italiano y las películas de los icónicos estudios Cinecitta. En este mismo piso se encuentra el salón especial dedicado al nuevo servicio de personalización de bolsos en piel: el salón de Haute Marroquinerie, el lujo más exclusivo.


Piedra oscura y paredes de madera veteada se funden en un entorno barroco. Los pequeños detalles también se han cuidado al máximo, con mostradores en forma de baúl de viaje cubiertos de patchwork de cuero y pitón.


Sobre los principios fundamentales de esta sofisticada arquitectura Marino dice: "Hay tres factores clave que han sido la base de la recreación: el hall de entrada con la galería de fotos que narra la historia del cine, la escalera barroca en forma de cáliz que evoca la arquitectura de la ciudad, y la presencia de un cine en el primer piso que reconoce la historia del lugar. Todo esto en una tienda de Louis Vuitton. Para mí, ese es el espíritu de Roma ".


Por su parte Yves Carcelle, presidente y CEO de Louis Vuitton declaraba: “En este histórico espacio, dedicado al cine durante casi un siglo, hemos asumido un doble reto, cultural y arquitectónico. Respetando el prestigioso pasado de la Ciudad Eterna, nos hemos embarcado en este proyecto único que combina artesanía, arte y cultura en el mismo espacio”.


No es extraña esta ubicación si tenemos en cuenta que Louis Vuitton cuenta con fuertes vínculos desde sus comienzos con cineastas, actores y otros personajes del mundo del cine, para los que lleva tradicionalmente realizando pedidos especiales, siendo algunos tan míticos como Catherine Deneuve, Sharon Stone, Douglas Fairbanks o Mary Pickford.


Quizá pequemos de críticos, pues al espacio en si no se le puede reprochar casi nada, todo es más que correcto, dirigido a su publico objetivo, pero es por eso mismo, por ser solo correcto pero no sorprendente. Hace unos días comentábamos algo parecido sobre las tiendas de Apple. Puede ser que el cliente no se de cuenta y sea solo apreciación nuestra, pero pensamos que el publico, y más en moda, espera constantemente que le sorprendan, y no solo por el tamaño del espacio o la calidad de los materiales, sino con otros elementos que le dejen impactado.


La verdad, y ya hablando en general, es que cada día tenemos mas dudas sobre la homogeneidad de la imágenes corporativas de las tiendas. Es algo muy cómodo para las marcas, pero al final resultan un poco aburridas para el cliente y nos parecen mucho más interesantes propuestas como las de Camper o Munich que ofrecen una imagen diferente en cada tienda pero transmiten un mensaje o concepto similar.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter