A-Cero en el IVAM



Estos días nos han llegado comentarios sobre la polémica que dentro del mundo de la arquitectura y el diseño se ha montado por la exposición que bajo el título “Vivir la arquitectura. A-cero: Joaquín Torres y Rafael Llamazares” se muestra en una de las salas principales del IVAM
(Instituto Valenciano de Arte Moderno).Y es que muchos consideran que este estudio y su obra no esta a la altura de que se le dedique una exposición en uno de los principales y mas populares museos de este país.


Normalmente en este país para que un arquitecto sea conocido por el gran publico tiene que haber realizado innumerables obras, y algunas de ellas muy populares o llamativas, si no puede ser reconocido mas o menos dentro del propio oficio y sus obras ser mas o menos conocidas para sus colegas y personas muy interesadas en el tema, pero será desconocido para el gran publico.


Hasta hace poco no era un problema, ya que había trabajo para todos, así que muchos de sus colegas y medios especializados no le tenían mucho respeto porque él en vez de publicar en revistas especializadas, se promocionaba en programas de televisión de gran audiencia, y periódicos y revistas para el gran publico; pero ahora que atravesamos una época difícil en la que muchos estudios están cerrando, o adelgazando a lo imprescindibles por la escasez de concursos y grandes obras, se cuestionan por parte de la profesión sus métodos de publicitarse y su trabajo.(La envidia es uno de los pecados capitales de este pais). Nosotros no entramos en si su trabajo es mejor o peor, para gustos los colores, pero su estudio ha conseguido aumentar su facturación el pasado año un 30 %, y eso con la que esta cayendo.


La verdad es que las relaciones de Joaquín Torres, el socio mas conocido y mediático del estudio, con el resto de miembros de la profesión nunca han sido buenas, como el mismo arquitecto decía en una entrevista: “A mí en este mundo se me ningunea un poco, pero eso me da igual. Yo tengo trabajo, y las cosas están fatal para el 90?% de los estudios españoles. Pero el arquitecto está muy mal acostumbrado. Nos debemos a nuestro cliente y tenemos que vender nuestro producto. Eso lo deberían inculcar más en la Escuela. Los arquitectos tenemos que vender y, para eso, hacen falta los medios y hablar de nuestro trabajo, diseñarlo bien para venderlo. Nosotros hemos pertenecido a una élite, que hoy en día no es tanta élite. Tener el título no significa nada”.


Y es que en el estudio lo han tenido siempre muy claro, cuando le preguntan el por qué de el nombre A-cero, Torres responde: “Éramos un cero a la izquierda. Arquitectura, un cero, el acero... Y porque teníamos que ser los primeros en las Páginas Amarillas”. El dice que no le interesa demasiado promocionarse dentro de la profesión, porque esta no le va a dar trabajo, en cambio sí en ciertos medios y revistas donde pueden estar sus futuros clientes, muchos de ellos asociados al sector del lujo (que recordemos es el que menos esta notando la crisis). “Muchos arquitectos han estado esperando a que el teléfono les suene, pero nosotros no. Hay que invertir en medios, en redes sociales, hacer cosas diferentes para un nuevo tiempo. Hay que moverse. Yo he actuado así desde el principio, cuando monté Casa Pilar (un bar en La Coruña que fue uno de sus primeros trabajos) fue por eso, he ejercido de autopromotor y lo que ganaba lo reinvertía”.


Y que mejor promoción que salir en TV, un medio que tiene una gran audiencia. Estamos convencido que si a la gente en general se le pidiera que citase unos cuantos arquitectos españoles, la mayoría citaría a Joaquín Torres; y es por una razón muy clara, su buen uso del marketing en una profesión que lo infravalora y piensa que, si uno es bueno, le llegara el reconocimiento algún día. Y es cierto que ser bueno es importante, pero si no te das tambien a conocer el reconocimiento puede llegar muy tarde, o nunca. El mismo arquitecto lo reconoce: “La televisión me gusta para dar a conocer nuestro trabajo porque eso hace que el estudio funcione. Los arquitectos, en este país, hemos despreciado el marketing y nosotros también necesitamos vendernos para tener trabajo. ...Estoy seguro de que hago arquitectura de calidad. Por vanidad, me gustaría publicar en El Croquis, pero las revistas técnicas me la soplan, son para los propios arquitectos".


Otra parte de la profesión si respeta su lado empresarial, pero no lo creen a la altura suficiente como para estar en un museo como este. Pero tenemos que recordar que la Comunidad Valenciana esta casi en quiebra después del despilfarro que se ha realizado y el dinero que" presuntamente" se ha malversado y ahora no hay dinero para cultura, así que las colaboraciones que ha realizado A-Cero para algunas empresas, la mas reciente para Porcelanosa (de la misma Comunidad Valenciana), les ha abierto las puertas de esta institución pues son ellos fundamentalmente los que la patrocinan junto a otras empresas como Citroen o Vondom para las que también el estudio ha diseñado diversos productos. Que mayor prestigio para una empresa que tener expuesto su producto en un museo.


La exposición en cuestión esta compuesta por una muestra del trabajo en los últimos quince años del conocido estudio de arquitectos radicado en La Finca de Pozuelo de Alarcón, Madrid.


Joaquín Torres y Rafael Llamazares fundaron A-cero Arquitectos en 1996, y tras un periplo en la ciudad de A Coruña, han venido desarrollando sobre todo en Madrid un amplio programa creativo dedicado a la edificación residencial. Sus casas unifamiliares de trazos monumentales y estilo vanguardista se han hecho reconocibles en la urbanización de La Finca, y entre sus clientes no han faltado personalidades muy famosas del mundo del deporte, los espectáculos o las finanzas.


La exposición “Vivir en la Arquitectura…” se centra en la puesta en escena de un espectacular espacio interior que simula una vivienda, y que se complementa con la exhibición de numerosas fotografías, planos y maquetas del conjunto de la obra de A-cero, así como mobiliario diseñado por el propio estudio y un vídeo creativo que se ha producido para la ocasión.


“Vivir en la Arquitectura…” repasa también las propuestas de A-cero para diversos edificios emblemáticos así como su última contribución al diseño y producción de viviendas modulares, uno de los temas que mayor interés ha despertado siempre en el Movimiento Moderno. Sus osados proyectos presentados en concursos, igualmente, son visibles en esta exposición, proyectos que han servido de campo experimental para la evolución estilística y constructiva de A-cero.


Desde un estilo casi purista, de rasgos muy geométricos, la arquitectura de Torres y Llamazares ha ido evolucionando hacia las curvas y las sinuosidades, hasta el punto de situarse en estos momentos en la primera línea creativa de la arquitectura española.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter