El Pan se hace Gourmet



Hace tiempo que en nuestro país se viene notando una tendencia que ya estaba extendida en otros países de Europa, sobre todo en Francia y los países mediterráneos, alrededor del pan; y la huida del publico en general del pan precongelado
que tanto abunda en los grandes supermercados y tiendas de conveniencia para recuperar la tradición por los panes mas artesanales y otras especialidades en panaderías tradicionales o nuevos establecimientos especializados.

Y es que la diferencia de precio entre uno y otro no es muy significativa, y en cambio la diferencia de sabor, textura y duración no tiene comparación (si queda algo, se puede consumir al día siguiente sin ningún problema).


De un tiempo a esta parte el pan ha pasado de alimento utilitario y funcional a producto “gourmet” con una gran cantidad de especialidades: con frutos secos, olivas o semillas, son solo algunos de los elementos añadidos. El pan ha alcanzado el estatus de delicatessen y ahora se marida con la gastronomía. Incluso en países donde no es un producto tradicional, según veíamos hace unos días en la revista Monocle, están prosperando panaderías especializadas con diferentes tipos de pan.


En España la imagen del panadero es todavía hoy para muchos la de un tipo sucio que ni siquiera lleva un gorro y trabaja de noche encerrado en un sitio mal ventilado. Sorprende que mientras hemos cambiado la percepción que teníamos del chef o incluso del pastelero, aún tengamos al parecer esa idea del panadero. Pero gracias a la apertura de un buen número de nuevos negocios dedicado a este producto esta percepción esta cambiando a pasos agigantados.


El año pasado ya os contamos, tras una visita a Barcelona, como habíamos observado que habían proliferado allí notoriamente los establecimientos dedicados a este producto; algunos de ellos combinándolo con degustación de preparados con el pan o similares como base: bocadillos, cocas, hojaldres, etc.; o con pastelería-bollería, café, etc.


Y en Madrid ya nos hicimos eco, por ejemplo, de la numerosas aperturas de Le Pain Quotidien o de Harina, que tras su primera tienda en la Plaza de la Independencia se hicieron un hueco en el Espacio Gourmet de El Corte Ingles y ahora se preparan ya para abrir un nuevo local en el popular barrio de Chueca, concretamente en la calle Augusto Figueroa muy cerca del Mercado de San Antón.

Quizá es que como en el caso del chocolate, uno de los principales obstáculos con los que el pan se ha topado en nuestro país ha sido con la idea de que es un producto que engorda.


En España se consume una media de 45 kilos de pan por habitante, una cifra sensiblemente inferior a la alemana (57) o a la francesa (50). Además, en los hogares en los que viven parejas jóvenes con niños, el consumo cae hasta los 22 kilos por persona. Hace 30 años, consumíamos más de 130. Durante la presentación del Libro blanco del pan, elaborado por el Comité Científico del Pan, el doctor Luis Serra, catedrático de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas comentaba : "Los países que más han aumentado el consumo de pan en el contexto mundial no son los países donde existe mayor tasa de obesidad, por tanto, ha llegado la hora de defender la alimentación mediterránea y del pan. Es un alimento fundamental para los niños y, tomado en las cantidades adecuadas, es básico para nuestra salud".

Las imágenes que acompañan esta entrada pertenecen a algunas de las panaderías de Crusto, en Barcelona. Un nuevo concepto de panadería donde degustar productos recién horneados, artesanales y de calidad en un ambiente acogedor y relajado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter