Madrid in Love



A estas alturas ya a nadie se le escapa que lo retro esta de moda. Desde hace ya algunos años hemos pasado del mas rabioso diseño - todo era “de diseño”- a encontrarnos cada vez mas ámbitos (moda, complementos, decoración, etc...) en los que se ha puesto de moda lo de “hace años”.
No se trata de antigüedades de piezas de estilos clásicos de hace cientos de años, sino de cosas de mediados y finales del siglo pasado, de esas que podríamos encontrar en el desván de la abuela ( si nuestras abuelas tuvieran desván, claro...).

Y siguiendo esa tendencia y tal y como sucede en otras capitales europeas, Madrid se esta llenando de locales (tiendas, cafés, restaurantes ...) que siguen esa tendencia o de tiendas que venden objetos de esos años ( ropa, joyas, complementos, muebles, etc.. Hoy os hablamos de una de ellas, quizá la mas conocida, pese a no ser una tienda al uso propiamente dicha: Madrid In Love, de la que ya os mostramos imágenes con motivo de la pop-up store que tuvieron abierta durante unos días el pasado mes de junio.


Juan Luis Medina, interiorista y Naroa Quirós, proveniente del mundo de la moda, son sus impulsores. Ellos recorren Europa (principalmente Bélgica y Francia ) durante varios meses para seleccionar un surtido de piezas que abarcan desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX. Diseños retro-vintage, piezas totalmente de moda muy buscadas en estos dias: mesas de taller y oficio, letras, mostradores, sillas tolix, lámparas industriales, carteles...

Ellos “prometen” muebles únicos, objetos fuera de contexto, diseños de autor y anónimos, de edición limitada o producción en serie, “que transmiten lo vivido y hablan de cuándo y de dónde vienen”. Mobiliario de hierro despintado, madera envejecida, muebles recuperados, cachivaches con encanto… y un sinfín de cosas más.


Llevan a cabo un concepto de venta y exposición efímera, urbana y accesible (pop-up stores) en sus tiendas pop-up Madrid in Love (la cuarta y ultima fue en diciembre en la capital y preparan otra en Bilbao ahora en febrero, pero cuando no están al frente de estas ventas temporales tienen su sede en unas antiguas caballerizas de Madrid bajo cita previa.

Nosotros por nuestra parte hemos visitado ya algunos locales de este tipo - ya os hablamos también en otra entrada de Federica& CO – y la verdad es que estamos en parte bastante de acuerdo con las reflexiones que plantea Lorena, una bloguera enamorada de la decoración, en una entrada que dedica a una de sus visitas a este tipo de tiendas: “No es oro todo lo que reluce”. Si bien se pueden encontrar piezas con encanto e incluso algunas piezas buenas, también hay muchas que no creemos merezcan el precio que se pide por ellas. Como todo se trata de una moda y simplemente por eso a veces nos dejamos llevar y adquirimos cosas que en otros momentos no llamarían nuestra atención. Como ella dice, por algunas piezas se piden precios desorbitados (máxime en las circunstancias económicas por las que atraviesa nuestro país), que no se justifican y menos si a eso añadimos que en muchos casos para su uso real es necesario algún retoque, lo que aumenta aun mas su coste (nosotros pudimos comprobarlo en una de las tiendas visitadas con unas hamacas de jardín a las que, literalmente, había que poner una tela para poder utilizar pues la que tenían estaba además de muy, muy sucia, completamente hecha jirones). Como muy bien apunta también esta bloguera en su entrad, no es lo mismo antiguo, retro o “vintage”, que directamente algo viejo, roto y oxidado.


Este tipo de piezas pueden quedar muy bien como objetos decorativos en locales o espacios expositivos, pero si vamos a ubicarlos en nuestro hogar tenemos que tener cuidado no todo vale. Como ya hemos apuntado en alguna otra entrada hay que valorar las cosas, sean nuevas, “de diseño”, antiguas, retro, “vintage”, o de cualquier otro estilo, que este o no de moda, en su justo valor. Un buen diseño, una pieza de buena factura y materiales o algo realmente escaso nunca será barato, pero como decíamos también en otra entrada “un producto caro es aquel que cuesta mas de lo que vale”.

Os dejamos un video de una de sus Pop Up Store en Madrid


Madrid In Love from luis lopez ortiz on Vimeo.

4 comentarios:

  1. Muchas gracias por la mención que habéis echo de un artículo que he escrito en mi blog, acabo de verlo por casualidad y me ha echo mucha ilusión.

    Un beso y os sigo.

    ResponderEliminar
  2. He estado en los dos espacios y estoy totalmente de acuerdo con lo que decís todos en cuanto a los precios y a la calidad de los productos retro-vintage... Me encanta esa estética pero reconozco que no podría usar nada de eso por cuestiones de higiene!!!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. maria,

    Nosotros somos los primeros en dar valor a las cosas y al trabajo, pero aseguramos que hay cosas que no valen su precio, como hemos dicho en alguna ocasion "un producto caro es aquel que cuesta mas de lo que vale".

    En cuanto a lo otro, ya no es solo cuestion de higiene, es que hemos llegado a ver en algun sitio algunos muebles (concretamente unas hamacas) totalmente inservibles como no fuera para "hacer bonito" en alguna foto de decoracion. O eso, o hacerles una autentica restauracion, con lo que ademas de perder parte del encanto, aumentarian su ya elevado precio. Por tanto, vintaje si! pero no cualquier cosa ni a precio de autenticas antiguedades.

    Un saludo,

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter