De Prestigio no se Vive



Atravesamos momentos muy difíciles para todas las profesiones relacionadas con el diseño. Cuando hablas con colegas de profesión o de otras relacionadas todos coinciden, te cuentan lo mal que lo están pasando, como la crisis esta cerrando muchos estudios por la falta de encargos
y por sus problemas a la hora de cobrar a diversos clientes, tanto de la administración como particulares que también han tenido que cerrar o están en concurso de acreedores.


Si a esta situación sumamos los recortes que el gobierno esta impulsando en muchos sectores el resultado es que esta volviendo a florecer esa “picaresca” tan española que hace que por ejemplo se ofrezcan las ideas sin cobrar por ellas - al menos directamente - por el mero echo de llevarse el encargo y el prestigio que pueda conllevar; total, ideas tenemos todos. Pero del prestigio sólo no se vive.


Hace unos días conocimos el discutido logo para la candidatura de la ciudad de Madrid a las Olimpiadas de 2020, que fue elegido en una competición entre estudiantes de diseño grafico en vez de en concurso restringido entre los mas destacados estudios de diseño del país como se ha hecho otras veces, ¿promoción de nuevos talentos o una medida de ahorro?


Otro ejemplo de esto lo hemos visto esta semana pasada en la feria de Arte Contemporáneo Arco celebrada en Madrid. Ifema como medida de ahorro, -a pesar de los altos precios que cobra por los espacios expositivos en dicha feria- , convocó un concurso de ideas con patrocinador para su sala VIP (un gran salón-restaurante-bar con capacidad para mas de 200 personas). El proyecto ganador fue el de la arquitecta Teresa Sapey patrocinado por Ikea. Negocio redondo para Ifema que consigue el trabajo de una diseñadora de prestigio con mobiliario gratuito de Ikea, pese a que Ifema dispone de una empresa colaboradora de alquiler de mobiliario que ofrece a precios desorbitados a los expositores durante las ferias.


Conocemos otros ejemplos, como el caso de una colega que esta haciendo un proyecto importante de restauración para un gran cocinero de este país y también “gratis”, al final tiene que costear una parte del proyecto, para no perderlo todo con las comisiones que le dan las empresas implicadas en el proyecto.


Incluso a nosotros nos han propuesto recientemente realizar algún proyecto sin cobrar, a lo que por ahora no nos hemos prestado, pero si estamos escribiendo artículos para una revista - que luego se vende-, solo por el prestigio y la publicidad que ello pueda suponer. Por no citar el trabajo que hay detrás de este blog y lo duro que nos resulta muchas veces compaginar trabajo con escribir artículos, sobre todo en momentos donde se acumula el trabajo.


En teoría todo esto de lo que hablamos es una plataforma de promoción, es cierto, lo podemos enfocar como si fuera un gasto en publicidad (trabajo en vez de dinero), pero detrás de los estudios y las ideas hay personas que tienen que cobrar a fin de mes, pagar sus gastos, hipotecas, etc. Y estas promociones no te garantizan el retorno de lo invertido, ni mucho menos. Como decíamos al principio, el prestigio no te da de comer. Es mas puede hasta desubicarte en tu mercado.


Este pasado domingo, viendo la exposición 35 + 1975-2010 Arquitectura Española “Construyendo en democracia” que se exhibe en la Sala Arquerías de Nuevos Ministerios, nos lo recordaba el caso de Justo García Rubio, autor hace unos años de la estación de autobuses en Casar de Caceres, quien en unas declaraciones al diario El País comentaba como después de que le hubieran nominado para varios premios de arquitectura en 2005, dejaron de llamarle sus clientes habituales pues pensaban que ya estaba en otro nivel y lo que podían ofrecerle no iba a estar a su altura, y de los otros escasean y no llaman. Así lo escribía el diario: “Lleva un año de premios. Ha construido el Guggenheim del pueblo. Pero no hay más. Muchas revistas, muchas portadas, pero un año sin encargos”


Por otro lado el prestigio cuesta mucho conseguir, pero es muy fácil perder, en nuestro caso por ejemplo estando una temporada sin poner entradas en este blog, e incluso por realizar una “políticamente incorrecta” como esta u otras que hemos realizado.



Las imagenes qeu ilustran esta entrada pertenecen a la mencionada sala VIP de ARCO 2012, diseñada por el estudio de Teresa Sapey y patrocinada por IKEA


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter