Els Quatre Gats



Hoy viernes y como final de semana dedicamos la entrada a otro de esos locales con historia que se esconden en las calles de nuestras ciudades y cuyo nombre nos trae ecos de otras épocas y personajes de nuestra historia reciente: Els Quatre Gats, en Barcelona.


Els Quatre Gats (los cuatro gatos) un establecimiento hostelero (cervecería, cabaret, restaurante, etc.) inaugurado en Barcelona el 12 de junio de 1897 y durante los seis años en que se mantuvo activo, hasta 1903, se convirtió en uno de los lugares de referencia del modernismo catalán.


Se hallaba ubicado en la calle Montsió (o Montesión) en los bajos de la Casa Martí, un edificio neogótico del arquitecto Josep Puig i Cadafalch (1896).

En este local se realizaron exposiciones de arte (las dos primeras individuales que Pablo Picasso realizó en su vida tuvieron lugar allí en febrero y julio de 1900 y también hizo el cartel que se utilizó como portada del menú de la casa), veladas literarias y musicales, espectáculos de títeres y sombras chinescas, etc... y para anunciarlos Ramón Casas pintaba carteles siguiendo la moda de la época. Durante el año 1899 tuvo su propia revista de la que se publicaron 15 números.


Pero la historia comenzó en Paris a finales del s. XIX. Cuando Pere Romeu trabajada como animador y camarero en el cabaret Le Chat Noir y, seducido por ese ambiente, decidió crear en Barcelona un restaurante parecido. Tenia que ser como una taberna para artistas: comida barata, y música de piano, y el mismo la regentaría y atendería sus mesas. Los impulsores principales del local fueron los pintores Santiago Rusiñol, Ramón Casas, que además financió el local, y Miquel Utrillo.


En cuanto al nombre, cuando Romeu comentó a sus amigos la idea de abrir una cervecería restaurante en la calle Montsió, Rusiñol le dijo que le parecía una idea descabellada puesto que a su restaurante sólo irían “cuatro gatos”, y como a Romeu le hizo gracia ese comentario, decidió llamar al restaurante Els Quatre Gats.

Un periodista de la época describió de la siguiente manera Els Quatre Gats:

Bonnin, Canals, Ramón Casas,
Espert, Mir, Nonell, Pichot,
Miquel Utrillo, Torrent y
Santiago Rusiñol.
Todos ellos “modernistas”
Por guasa o por afición,
En aquellos “Cuatro Gatos”
Donde “en Pere” hace furor
Exhiben bastantes obras
A modo de exposición.


En poco tiempo se convirtió en punto de reunión de artistas modernistas y bohemios como Santiago Russinyol, Ramón Casas, Isidre Nonell, Picasso, Utrillo, etc... Por el local tambien pasaron músicos como Isaac Albeniz y sus amigos Enric Granados y Lluis Millet, arquitectos como Gaudi y dibujantes como Ricard Opisso.


Llamaba la atención porque era insólito, se podían ver detalles refinados y artísticos combinados con objetos característicos de un hostal tradicional. Era algo más que “un remedo del chat noir” como dijo Rubén Darío, uno de los primeros ilustres visitantes, sino no se habría convertido en un lugar legendario. Todos los que pasaban por Barcelona visitaban el local. Esperaban algo diferente a una buena comida, porque como taberna el local carecía de interés comercial, pero era un foro de arte y literatura.


Pero Pere Romeu era un idealista y no un hombre de negocios practico. Parece ser que si alguien no tenia dinero para pagar su consumición no lo tenia en cuenta, y los que si pagaban abonaban un precio muy reducido, por lo que según pasaba el tiempo cada vez había menos ingresos y se acumulaban las deudas. Así hasta que en junio de 1903 tuvo que cerrar la taberna que había abierto con tanto entusiasmo en 1897. Después el local se convirtió en la sede de la casa del circulo artístico de Sant Lluc, hasta 1936, cuando la guerra civil lo cambió todo.


A finales de la década de los 70, tres empresarios del ramo de la gastronomía , Pere Moto, Ricard Alsina y Ana Verdaguer, se asociaron para volver a abrir sus puertas, con nuevas propuestas para el ambiente cultural barcelonés.

A partir del año 1989 el empresario Josep M Ferre , con renovado entusiasmo , comenzó a dirigir el restaurante, y la “Casa Matí”, donde esta ubicado, fue restaurada en el año 1991.


Con otra filosofía, "Els Quatre Gats" a día de hoy sigue funcionando como bar restaurante y continúan visitando el local personalidades de todos loas ámbitos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter