Slow Live en El Borne I



Hemos hablado ya en numerosas ocasiones de la desaparición del pequeño comercio en nuestras grandes ciudades. Iniciativas como las que os ofrecemos a continuación y que recogemos en base de un articulo publicado en el suplemento El Viajero del viernes pasado del diario El País con el titulo El Born hecho a mano
y que nosotros desarrollamos, son una muestra de cómo a través de la originalidad y diferenciación puede subsistir este tipo de comercios: ofreciendo artículos y productos únicos y originales imposibles de conseguir en otros sitios.


Además, inmersos como estamos en un ritmo de vida tan frenético y lleno de nuevas tecnologías no es raro que a veces también tengamos ganas aminorar un poco el paso y olvidarnos de stress, de recuperar costumbres de antaño y la esencia de algunas cosas, en definitiva, de lo que ahora se conoce como “slow live”.


Y por eso están teniendo tanto éxito propuestas como las se mencionan en ese articulo que bajo el titulo “El Born hecho a mano” muestra varios comercios de ese barrio de Barcelona que ya han sido recomendados en publicaciones de prestigio como The New York Times y Die Zeit.


Debido a la cantidad de locales a los que hace referencia os lo ofreceremos en dos entregas.


1. SUNO
Esta tienda, ubicada en un pequeño rincón de la calle Cotoners, es una de las tiendas más vanguardistas y alternativas de la ciudad, muy conocida entre los adeptos a sus prendas únicas.


Aquí acuden una clientela asidua y conocedora de las últimas tendencias en busca los últimos modelos de creadores tan vanguardistas como desconocidos para el gran público. Por ejemplo en Suno se buscan las faldas de cremalleras de Efecto Limón, la marca que William Nunes, un músico y “operario del arte” que trabaja en escenografías y diseño de vestuarios, ha creado junto a Paqui Costea, propietaria del local.


Estas faldas están confeccionadas a partir de una única cremallera cosida en espiral, esto hace que hace que la falda tenga un vuelo alegre y se adapte perfectamente a las caderas. Los modelos van desde minifaldas con vuelo y colores vivos hasta las propuestas más clásicas de corte elegante, pasando por un modelo folklórico o reminiscencias punk. Todas hechas a mano o a medida.


Pero estas no son las únicas prendas que e venden en la tienda, también encontramos los vestidos rompedores de Luka, el vanguardismo de Fortino Tapia o los llamativos colgantes de Brigitte. Cotoners, 12.


2. El Calaix
El ganchillo, esa labor a la que afanosamente se dedicaban nuestras abuelas, está de moda; pero ahora se llama crochet y ya no se hacen tapetes para encima de la tele, sino amigurimis, unos pequeños y simpáticos muñequitos de ganchillo. Esta técnica artesanal viene de Japón y causa furor entre muchas jóvenes modernas.


Este establecimiento es además de un pequeño taller en el que su dueña, Patricia Viussa, imparte cursos de ganchillo y de costura a sus clientas una romántica tienda en la que bajo el título “fet a má” (hecho a mano) se venden pequeños tesoros de algunos artesanos y diseñadores que hacen desde cuadros de costura hasta joyas inspiradas en la repostería, piezas de ganchillo que la propia Patricia teje, o una gran cantidad de ropa de diseñadores naïf como Kling, Pepa Loves o La Bigotera y complementos de La Mouchette y Lady Desidia. Esquirol, 4.


3. Géneros de Punta
El nombre surgió porque el local originario era un depósito de géneros de punto. En él, Gastón Liberto,Gloria Gastaldi y Daniela Bugari comparten un estudio que tiene como objetivo mostrar y desarrollar el arte de sus tres fundadores, de forma individual y en conjunto. Géneros de Punta mezcla el circo de Gastón Liberto, pintor, escultor e ilustrador argentino ya conocido en la movida artística de Barcelona; las joyas contemporáneas de Gloria Gastaldi, diseñadora también argentina y Daniela Bugari italiana, que trabaja como directora creativa en varios proyectos de moda y es docente del Instituto Europeo de Desing, Obras únicas y series limitadas para ver y comprar. Semoleres, 4.


4. Kiosko
Como ellos mismos dicen: El objetivo del Kiosko es cambiar la percepción que se tiene del “Fast Food”. El “Fast Food” no tiene que ser “bad food” (mala comida). De hecho, sus hamburguesas, patatas e incluso sus salsas son todas caseras y elaboradas en el mismo Kiosko. Si a esto añadimos unos precios razonables, el resultado es que el local está siempre lleno hasta la bandera.


Además su generosidad va mas allá de las raciones, también lo son con la gente. Por eso ayudan a diferentes organizaciones caritativas. Cada 3 meses dedican un 10% de todo lo que ganan con cada Special Burger a diferentes ONGs y admiten sugerencias de los clientes sobre las organizaciones a las que podrían ayudar. Marqués de L'Argentera, 1 bis.


5. All You Knit Is Love
Todo lo que tejes es amor no es simplemente una tienda de lanas, es una tricoteca, como proclama con orgullo la imagen de su puerta:”El lugar ideal para relajarse, tricotar en comunidad, inspirarse, intercambiar ideas, patrones, conocimientos, proyectos, ilusiones y sobre todo buen rollo”. Abierta en junio de 2006, en el Día Mundial de Tejer en Público en junio de 2006 tiene detrás una filosofía sencilla: es mejor enseñar a pescar que dar peces.


Aquí se pueden encontrar todos los tipos de hilos imaginables para tejer lo que se quiera: lana, seda, mohair, algodón, lino, cachemir etc… La particularidad de todos estos hilos es que son productos naturales. Intentan que todos sus hilos sean muy especiales y únicos, como por ejemplo un tipo de lana 100% natural de Uruguay extremadamente suave y de colores muy vivos.


El invierno pasado, la firma Andrés Sardá echó el lazo a los alumnos más aventajados para abrigar con bufandas y calentadores a sus modelos sobre la Pasarela Cibeles. Barra de Ferro, 8.


6. Florentine Cupcakes & Cookies

Es la materialización física de la tienda virtual que llevaba en activo desde el año 2009. Su éxito ha hecho hizo que sus creadoras, dos arquitectas reconvertidas en reposteras, montaron esta minitienda para incondicionales de cupcakes, macarons y otros dulces.


Un pequeño espacio coqueto y en tonos suaves con ese aire retro de las pastelerías de antaño. En una bonita vitrina exhiben sus obras maestras de pastelería y tienen un rincón reservado para un bazar con delantales y trapos de cocina hechos a mano, caramelos artesanales y tés orgánicos. Calders, 3


7. Lilipep
Lilipep es más que una cafetería, es bar, librería, teatro y salón de casa. Con detalles de buen gusto como su carta y sus tarjetas, Pep, el dueño, ha conseguido impregnar el local también de buen ambiente con sus actividades diarias: los miércoles Lililibro, por la compra de un libro, te invitan al café; los jueves el Aperipep de 20h a 22h el pica pica lo paga Pep, los jueves Caña terapia para quitarte las penas a 1.50 €, los viernes por la noche hay conciertos, cuentacuentos y hasta cenas africanas amenizadas por un percusionista y el sábado por la noche a cenar al Lilipep. A desatacar también sus deliciosas tartas caseras o el desayuno alemán: pan negro, queso, jamón, mermelada, ensalada y huevos felices, esto es, de gallinas de granjas biológicas. Pou de la Cadena, 8



0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter