Moverse, No Estarse Quieto



Casi todos los que tenemos una empresa o pequeño negocio, en mayor o menor medida, estamos pasando por una situación de incertidumbre, no entra casi trabajo, y estamos un poco nerviosos por nuestro futuro personal y el de nuestro negocio, pero la reacción de cada uno ante la misma situación es diferente.

Unos esperan con incertidumbre a que el tiempo pase, a ver si la situación mejora, sin hacer gran cosa al respecto; mientras otros, entre los que nos encontramos, aunque no consigamos mucho, intentamos hacer algo, movernos, no estarnos quietos, no parar. Hay que intentarlo, y aunque algunas de las decisiones que tomemos no sean acertadas, por lo menos habremos aprendido algo - de los errores es de lo que más se aprende -. Puede que no consigamos grandes cosas, pero a veces también suena la flauta (aunque sea por casualidad, pero eso si, si intentas tocarla) y algo cambia.


Se dice que todo ser vivo tiene que crecer, no puede permanecer estático, o crece o muere, y en este caso el movimiento es para sobrevivir.

Si analizamos la situación y el ambiente que se respira, como esta todo y el futuro cercano que nos espera, lo normal seria paralizarse - como leímos un día, y nos hizo gracia: Parálisis por el análisis - , pero lo mas positivo es no darse por vencido y despertar nuestro lado mas intuitivo, porque nos puede dar las claves para la acción. Piensa, intuye y acertarás, como dice el titulo del libro escrito por Isabel García Méndez.


Uno de los motivos que más nos frena es el dinero, o mejor dicho, la falta de él, pues sin dinero no se pueden hacer muchas cosas, es cierto; pero a falta de dinero tenemos la creatividad, para intentar hacer más con menos. Hay muchas acciones que se pueden acometer gratis o con gastos muy pequeños. La red por ejemplo nos permite dar a conocer nuestro negocio y promocionarnos casi sin desembolso, eso si, con esfuerzo y trabajo, pero no con dinero.


Vamos a repasar algunas propuestas prácticas y sencillas sobre la forma en que podemos activar nuestros negocios, tanto si vendemos servicios como productos. Muchos quizá ya las conocéis e incluso puede que hayáis puesto en práctica alguna, pero no esta de más recordarlas:

1.- Promocionarse. Tanto en uno como en otro caso lo importante es tener clientes, y para ello hay que promocionarse. Esto se puede hacer por muchos medios, todos sabemos cuales son mas efectivos para nuestro negocio, televisión, radio, periódicos, revistas especializadas, buzoneo, marketing telefónico etc. pero los mas económicos y con buenos resultados son a través de la red, tanto con anuncios en Google como creando paginas de nuestra empresa, propias o en alguna red social (como decíamos en nuestra ultima entrada Reformas, creemos que esto es mas aconsejable), y siendo activo, participando en foros especializados, etc.


Si contamos con una empresa de una dimensión mediana o grande, tendremos que contar con profesionales que nos ayuden a llegar lo mas lejos que podamos, pero en pequeñas empresas una persona, lo mas relacionada posible con el ámbito de dirección, puede ser la solución.

2.- Establece redes profesionales. Hoy en día es imprescindible estar en redes sociales, tipo Linkedin, para establecer relaciones con otros empresarios y negocios para difundir el conocimiento de tu empresa y ampliar tu alcance a nuevos clientes, y si se presenta la oportunidad conocerse personalmente.


También es importante asistir a eventos relacionados con el negocio. Estos pueden ser seminarios, ferias, reuniones de la cámara de comercio o bien reuniones del sector industrial al que perteneces.

Presentarse a otros propietarios de negocios. Si tienes un objetivo específico en mente, busca algún conocido en común con ese objetivo que te presente y pueda hablar bien de ti y de tu empresa.


Debes estar preparado para explicar en qué consiste tu negocio, qué servicios o productos ofrece y cómo puedes ayudar a otros negocios, y hay que recordar que las redes de contactos buscan conocer a otros tanto como dejar que los demás te conozcan a ti.

3.- Intentar que tus clientes sean tus prescriptores. Para lo cual lo importante es un cliente satisfecho. El boca en boca es una gran forma de conseguir nuevos clientes, y no cuesta nada.


A ver si con estas sencillas pautas podemos entre todos, ir saliendo adelante y afrontar el futuro con más proyección. Como comentamos en otra entrada “un pequeño cambio en nuestra forma de actuar puede conducirnos a un gran cambio”.

Las imagenes que ilustran esta entrada corresponden a la actualización de la tradicional Barberia, se encuentra en Amsterdan y esta diseñada por Ard Hoksbergen Architect

2 comentarios:

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter