Café del Jardín



Seguimos haciendo recorrido por algunos de establecimientos que hemos descubierto últimamente y que nos han gustado, hoy con uno de esos sitios “escondidos” que no te salen al paso, sino que tienes que descubrir o enterarte de su existencia gracias al boca a boca, las redes sociales o los medios de comunicación; nos referimos al Café del Jardín del madrileño Museo del Romanticismo.




Aunque este café habitualmente no solía recibir mas visitantes que los que acudían al museo, y estos no eran muchos pues este es uno de esos museos que se encuentran fuera del circuito y no tiene la importancia ni popularidad de otros con que cuenta la capital, gracias a su renovación ha ido cobrando protagonismo hasta el punto de convertirse en uno de esos sitios casi “de moda”.



El café destaca no tanto por su interiorismo - que debe mucho al espacio en que se ubica -, como por su ambiente “con encanto”. Uno de esos lugares donde no se ha detenido el tiempo, pero si parece que pasa mas despacio.

Si algo lo define es la sutil combinación de presente y pasado. Una reinterpretación del salón de té decimonónico, combinando hábilmente la decoración original del palacio - los espejos y lámparas de araña has sido cedidos por el propio museo -, con una actual "estética vintage".



Mención aparte merece la terraza, uno de los principales atractivos de este café sobre todo cuando el tiempo acompaña. Habilitada en uno de los patios originales del palacio, sus mesas se esparcen entre enredaderas, plantas aromáticas y frondosos árboles, que se encuentran, junto a una fuente de época, en el jardín tras los muros de este palacete del siglo XVIII convertido en remanso de paz a dos pasos de la calle Fuencarral.



Porque si algo ofrece este café con jardín es un oasis de tranquilidad en pleno centro de Madrid (c/ San Mateo, 13). Un rincón para desconectar mientras se lee un rato o charlar en buena compañía en un ambiente relajado mientras se escucha algo de jazz clásico y se degusta un desayuno, una merienda, o se toma un tentempié (romántica palabra también ésta). Su carta ofrece una amplia variedad de cafés, tes, tartas, bollería, ensaladas, tostas, quiches y muchas mas cosas. Todo un lujo, pero esta vez, sorprendentemente, a precios asequibles.



El horario de apertura del café coincide con el del Museo (de Noviembre a Abril, M-S de 9.30 h. a 18.30 h.; de Mayo a Octubre, M-S de 9.30 a 20.30 h. Todos los Domingos de 10 a 15 h.). Y para entrar no es necesario visitar el museo, tiene entrada independiente a través de la tienda situada en el vestíbulo del mismo.

Pero merece la pena darse también una vuelta por el museo, lugar curioso donde los haya, entre sus piezas se encuentra la pistola con la que se cree se suicidó el escritor y periodista Mariano José de Larra. Además organizan visitas guiadas y actividades para mayores y pequeños, como clases de pintura, conciertos y talleres para niños.




El café, lejos de quedarse en un espacio auxiliar del museo, también programa sus propias actividades: encuentros literarios, talleres de literatura, teatro, etc. Pretende así convertirse en un foco cultural donde cada día se produzcan eventos interesantes, a ser posible, en colaboración con el propio museo y aprovechando las posibilidades de la colección y el palacio.



Viendo anteriores imágenes de este café hemos comprobado nuevamente como un pequeño cambio en algunas piezas de mobiliario,atrezzo, pintura e iluminación pueden trasformar un establecimiento correcto que cumplía su función en un sitio de los que “hay que ir”. Y eso a pesar de que hemos leído algunas malas criticas con respecto a su servicio; pero a veces encontrar un espacio donde nos sentimos a gusto hace que incluso perdonemos algunas de sus deficiencias.

4 comentarios:

  1. Cómo decís, se ha convertido en un must do de Madrid, y un buen ejemplo de reinvención, de la mano de ese precioso jardín.

    ResponderEliminar
  2. MCarmen,

    Si, creeemos que esta haciendo que se conozca un Museo que hasta ahora pasaba bastante desapercibido. Y es curioso el papel que los medios de comunicacion y las redes sociales estan jugando en ello, hablan mas del cafe que del museo

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  3. Me encanta este ambiente, es totalmente capaz de hacerte olvidar que estas en una gran ciudad como Madrid. Es necesario desconectar de vez en cuando y este es un lugar perfecto para hacerlo. Un abrazo y gracias.
    Claudio de Negocios por Internet

    ResponderEliminar
  4. Claudio,

    Si,es un buen sitio para desconectar, pero debes ir con esa idea, la de tener tiempo para relajarte y dejar pasar el tiempo, porque ademas de que el lugar invita a ello, el servicio es escaso y bastante lento. No sabemos si pertenece al museo o se trata de una contrata, pero visto lo visto nos inclinamos por lo primero. Una lastima.

    Un saludo,

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter