La Tienda Llave en Mano a Debate




Como hemos comentado ya en varias ocasiones, esta crisis está haciendo que se tambaleen muchos conceptos que hasta ahora se creían óptimos, uno de ellos, que hoy nos gustaría analizar, es el de la obra llave en mano,

Leíamos en una entrada de Antoni Flores titulada Low Cost, High Value que: “la innovación mas importante de los últimos tiempos” entendida no como investigación y desarrollo, sino como innovación en modelo de negocio es el low cost.




Low cost como sinónimo de precio justo, de centrarse en el valor real de las cosas, despojándole de los sobrecostos de servicios que el cliente aprecia superfluos, con lo cual hay una especie de colaboración entre empresa y cliente, el cual realiza una parte del trabajo que antes realizaba la empresa, con el consiguiente abaratamiento de costos de sus servicios, y con el resultado final de un costo menor del producto o servicio; lo que se denomina “win-win“ empresa/cliente.

Este concepto ha ido extendiéndose en todos los ámbitos, y está revolucionando todos los sectores. Y la forma de plantearse las aperturas y reformas de las tiendas no podía ser menos.



Como muchos sabréis, existe un servicio llamado de tienda “llave en mano” mediante el cual, cuando una marca o empresa, normalmente del sector retail, decide realizar una nueva apertura o una renovación, contrata a una empresa que lo ofrece, habitualmente son empresas relacionadas con la construcción, y esta se ocupa de realizar todas las tareas de contratación y seguimiento de las obras hasta la completa finalización de las mismas; en ese momento a la marca se le entrega “la llave” de su establecimiento para que solo tenga que “rematar” el trabajo colocando su mercancía y abriendo las puertas del establecimiento el día señalado. Así funciona este servicio, el cliente no tiene que implicarse ni preocuparse demasiado de nada, excepto de pagar claro, y con el sobreprecio que un servicio así conlleva.



Este sobrecosto por despreocuparse de las obras es lo que se esta poniendo en cuestión ya que las empresas de retail están intentando ajustar sus gastos y se han dado cuenta de que ese servicio, que en tiempos de bonanza no se cuestionaban, le puede suponer entre un 20 y un 45 % de la partida dedicada a esas obras, y al tratarse de una de las partidas mas importantes de la inversión esa cantidad puede llegar a suponer bastante dinero. A cambio, eso si, de tener que implicarse en esa tarea.

Las firmas importantes siempre lo han tenido claro, y cuando tienen tiendas propias e intención de crecer suelen contar con un departamento que ellos llaman “de obras”, “expansión” o similares, en el que una o varias personas se encargan de gestionar todo lo relacionado con las obras de los nuevos establecimientos que pretendan abrir o del mantenimiento o renovación de los ya existentes.



Estos trabajadores miran la manera de optimizar los recursos de la empresa solicitando diferentes presupuestos para comparar, ajustando y contratando ciertos servicios por separado si así resulta mas económico, etc. Este cometido es al final el que realizan muchas empresas de llave en mano, una labor de coordinación, que se le cobra al cliente final con unos márgenes sobre las contrataciones y que suele suponer un sobrecosto muy superiores a si se hubiera contratado a una persona en plantilla o a una pequeña empresa para que realizara esa función.

Otro de los puntos clave, y que también saben manejar muy bien las firmas, es el de gestionar las compras de los diversos materiales y elementos de fabricación seriada ellos mismos, beneficiándose así de los descuentos que ofrecen muchas veces los fabricantes según la cantidad de material encargado y la importancia de la empresa que realiza el encargo.



Nosotros desde el inicio de nuestra andadura, aunque empezamos nuestro emprendimiento en tiempos de bonanza económica, creímos que nuestra diferenciación principal se basaba en eso, en dar servicio al cliente. Al ser una pequeña empresa, apostamos por dar al cliente un servicio de proyecto y asesoramiento de obra; un servicio que algunas empresas dan casi gratis a cambio del encargo de la obra “llave en mano”, aunque al final lo cobren de una forma u otra (ya hemos comentado alguna vez que nadie da nada gratis). Nosotros, y otros muchos colegas, lo cobramos desde el principio y así se lo hacemos saber a nuestros clientes; es nuestra forma de vida, pues más que un negocio es casi un autoempleo. Lo hacemos de una forma que creemos ajustada, y aunque la primera vez que un cliente trabaja con nosotros no suele traer esa idea, -¿por que va pagar por un servicio que en otras empresas le dan gratis? -, podemos decir con orgullo que la mayoría al termino de la obra dan ese dinero por bien empleado; y la prueba es que el numero de ellos que repite en su siguiente emprendería con nosotros es bastante alto.



En estos tiempos que corren las empresas estudian sus costes e inversiones al máximo,  tratando de obtener los mismos resultados que antes, con un ahorro de inversión para que sus cifras de resultados sean las mejores posibles. Y prescindir de estos servicios “llave en mano” es cada vez mas uno de esos puntos a estudio.


Las imagenes que ilustran esta entrada corresponden a la heladeria temporal Dri Dri en uno de los locales pertenecientes al hotel St Martins Lane Hotel en Londres diseñado por Elips Design.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter