Restaurante La Cantina - Santiago



Como algunos de vosotros ya conoceréis, esta semana La Cantina, la cafetería-tienda de la Cidade da Cultura en Santiago de Compostela, ha recibido el máximo galardón de los “Restaurant & Bar Design Awards”, los prestigiosos premios internacionales del diseño de establecimientos hoteleros. A este premio concurrían 620 proyectos procedentes de 60 países.

Detrás de este proyecto se encuentran los arquitectos ourensanos José Antonio Vázquez Martín y Enrique de Santiago, responsables de Estudio Nómada.


El nombre del contenedor es la polémica Cidade da Cultura de Galicia, así que para el diseño se inspiraron en la cultura popular gallega. Tomando la cantina como modelo de establecimiento tradicional gallego.

La intervención se realizo en dos locales anexos en el Archivo de Galicia, edificio integrado en la citada Ciudad de la Cultura, para su uso como cafetería y tienda.


La propuesta conecta los dos espacios a través de sendos huecos que perforan el grosor del muro que los delimita, manteniendo la separación de ambos espacios, pero permitiendo el uso y la gestión compartida; esto es, que una misma persona puede atender la tienda y la cafetería, como en los bares - comercios tradicionales. (Esto es señal del escaso publico que frecuenta dichos espacios.)


El interiorismo de la propuesta mezcla un lenguaje contemporáneo y actual con influencias de esa cultura popular gallega. Un largo mostrador que “atraviesa la pared” conecta los espacios de cafetería y tienda. Este elemento se ha decorado con cerámica de diferentes colores dispuesta geométricamente como se ha aplicado tradicionalmente en las manifestaciones artísticas populares gallegas. Se rompe así con los tonos neutros y suaves que caracterizan la mayor parte de los edificios y se introduce el color de un modo desinhibido.


En el salón de la cafetería, con predominio de los tonos neutros y la madera noble, las mesas se disponen alargadas y en paralelo, bajo unos árboles esquemáticos que evocan las romerías a “la sombra de las carballeiras”, permitiendo que la gente se sienta a compartir comida y bebida a la sombra de “los árboles”.

Como complemento para la zona de cafetería, se ha dispuesto un cuerpo exento “rotondo” que oculta el office donde se preparan los alimentos y que a la vez sirve de apoyo a la barra.


En la tienda, estanterías y mostradores con diferentes dimensiones, y baldas regulables en altura se distribuyen laberínticamente, permitiendo una versatilidad fundamental para este tipo de establecimientos.

Como se puede apreciar, la intervención consiste en elementos de mobiliario que no afectan a los acabados del proyecto general de la edificación. Dichos elementos lo que pretenden es enriquecer el espacio en el que se ubican con cualidades como el color y la madera que aportan una escenografía vital y con carácter, capaz de albergar cualquier tipo de actividad.


Todo un reconocimiento al valor del diseño de nuestro país, aunque este “establecimiento” se encuentre en un edificio que forma parte de un polémico, por lo faraónico y costoso complejo; uno de los ejemplos del despilfarro y la burbuja en que ha vivido nuestro país y que ahora nos toca pagar a todos los ciudadanos.





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter