Hotel Restaurante Atrio - Caceres



Al hilo de la última entrada titulada Planos y Platos donde comentábamos los diferentes espacios diseñados por afamados diseñadores a los grandes del mundo de la cocina, no podíamos pasar por alto el Hotel Restaurante Atrio en Cáceres diseñado por Tuñon y Mansilla
, Premio Fad de Arquitectura 2011 ex ecuo con el lisboeta Ricardo Bak Gordon, por su proyecto "Dos Casas en Santa Isabel".


El jurado destacó la "reinterpretación" que Tuñón y Mansilla han hecho de una casa en la ciudad de Cáceres, donde el proyecto no ha sido muy popular. De hecho, los arquitectos tuvieron que presentar un segundo proyecto a petición del Ayuntamiento de la ciudad ya que el primero no convenció por no respetar suficientemente el entorno.


Los arquitectos Mansilla y Tuñón presentaron en 2006 una primera versión del proyecto en la que se proponía una fachada de nueva planta para el edificio, lo que provocó una fuerte oposición ciudadana que se organizó en una plataforma en defensa de la ciudad monumental de Cáceres. Esta presión, junto al dictamen desfavorable de la Comisión de Seguimiento del Plan Especial de Protección del Casco Histórico, culminó con la decisión del ayuntamiento de denegar el permiso municipal para ese proyecto.


Ubicado dentro del recinto histórico de la ciudad, el conjunto existente sobre el que se ha construido el edificio estaba formado por dos construcciones de muy diverso carácter que no tenían mucho interés, desde el punto de vista del Plan Especial de Rehabilitación y Revitalización del Centro Histórico de Cáceres la protección que estos dos edificios tenían era sólo de carácter ambiental, por lo que sólo había que conservar altura, volumen y texturas.


Los arquitectos y promotores decidieron no abandonar este proyecto y proponer en 2007 una segunda solución que respetase esa protección.La nueva edificación alberga dos actividades que se complementan: la nueva sede del restaurante Atrio, y un hotel con catorce habitaciones.



El restaurante Atrio a cuyo timón están Toño Pérez y José Polo, está considerado el mejor de Extremadura y uno de los mejores de toda España, por algo tiene 2 estrellas Michelin, según dicen los entendidos bien merecidas. Cuenta con 16 mesas, las mayorías redondas y muy espaciadas entre sí con un patio de madroños, naranjos y plantas aromáticas.



Se trata de un salón espacioso, lleno de luz y con ventanales que dan a un patio ajardinado, juega en gran medida como todo el edificio con la luz, con un diseño interior moderno minimalista, donde apreciar mejor lo que se deleita en el sin distracciones de otro tipo que no sean la comida y la bebida Domina el blanco y la madera combinado con alguna obra de arte moderna. A destacar la curiosa bodega acristalada visible por los clientes en mitad de la sala.



El hotel surge como complemento del restaurante y no al revés como viene siendo habitual, por lo cual tiene que estar a la altura y se plantea un hotel boutique de la categoría del restaurante y está formando por 9 habitaciones y 5 suites.


En la planta baja se sitúa la recepción del hotel, el restaurante y su correspondiente cocina. En las dos alturas superiores se despliega el conjunto de las habitaciones. La circulación, en estas plantas, gira alrededor de un pequeño patio. Sobre la primera planta se ubica una discreta zona lúdica interior, abierta al jardín posterior, con dos pequeñas albercas ubicadas en la parte posterior. A la Plaza de San Mateo se abre una pequeña terraza desde la que se puede disfrutar de las vistas lejanas del casco histórico de Cáceres y sus campos.


Toda la propuesta trata pues de preservar el carácter ambiental del entorno sin haber alterado las características de las texturas en las edificaciones existentes. Los muros se han rehabilitado, conservando sus materiales y texturas de mampostería, incluso en el tapiado de huecos, y las cubiertas se han reconstruido con teja curva reciclada. Las jambas, dinteles y vierteaguas se han construido en granito de la zona, y las ventanas son todas ellas de madera tratada con aceite.


En una de las descripciones más interesantes que hemos encontrado se destaca la serenidad que transmite el ambiente del hotel gracias a "las paredes de láminas de roble lacadas en blanco, el suelo de granito negro, las escaleras de mármol impoluto, los detalles en caoba y haya, las líneas verticales blancas que trazan los pilares en oposición a las verticales negras del techo, las grades ventanas, la luz que entra por el patio..."



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter