Mirando Atras - Loewe y Javier Carvajal 3



Llegamos hoy a la tercera y ultima entrega de la colaboracion que ha realizado para nosotros José María Martinez sobre Javier Carvajal y su trabajo para Loewe, en esta tercera entrega se recoge el trabajo que el arquitecto realizo para la tienda de Sevilla y la que realizo en los bajos del Hotel Presidente en Barcelona.


Tienda de Sevilla

El proyecto data del año 62, en este caso Carvajal emplea nexos de unión entre sus ejemplos anteriores, pero caracterizando cada uno de ellos con elementos propios, adaptados a la magnitud de establecimiento que se da en cada caso.


La fachada juega con la relación con el interior, el cual queda enmarcado mediante gruesos marcos, se recurre también a la levedad aparente del material que parece levitar, haciendo de estos marcos, etéreos ventanales que visualmente, no sirven como cerramiento, sino como magistral elemento expositivo.

Las volumetrías destacan en los relieves de hormigón blanco que se ven en fachada y acceso, lo que nos muestra hasta qué punto se llegaba a concebir el proyecto, creando exclusivamente un diseño propio de encofrado, para determinados espacios en una única tienda.


Tanto en el exterior como dentro del establecimiento, se aprecia el uso de materiales aparentemente toscos y duros, como el citado hormigón, el granito abujardado, combinados con mallas metálicas tipo tramex, luminarias de acero y planchas de espejo que se suavizan de nuevo con la madera de nogal empleada en el mobiliario.

La iluminación integrada pretende subrayar la belleza de las piezas de cristal de Murano, o los accesorios de piel expuestos, es curioso ver como estos objetos artísticos se incluían en la oferta de lo que hoy es una firma de moda.



Tienda de Barcelona 1964

La tienda del hotel Presidente, también en Barcelona, mostraba el escaparate como un gran altar ceremonial completamente abierto a la calle, tras el cual podía intuirse el diseño del establecimiento.


Ahora se comienza a denotar una clara diferenciación de la boutique madrileña en cuanto a los materiales, la fachada se reviste de granito blanco abujardado, se añaden detalles ornamentales en bronce fundido, y carpinterías en madera de pino de Flandes. El rótulo superior se acompaña con un juego geométrico de relieves abstractos.


De nuevo, las semitransparencias de los textiles juegan un papel fundamental a la hora de ocultar parcialmente las vistas del interior, que en una tienda de lujo debían quedar reservadas a un segundo plano.


Ya en el interior, el comercio presenta una estética más limpia y vanguardista que en su ejercicio Madrileño, se intuye el uso de tonos neutros y el empleo de nuevas piezas de mobiliario, que responden a un concepto de tienda distinto, lo que nos da idea de que ya que no se trata de una gran instalación, sino de lo que hoy podríamos denominar como corner store.


Quizás en este ejemplo no se pretenda dar tanto una imagen de opulencia de la firma, sino de rabiosa modernidad, que comenzaba a marcar una nueva forma de entender el lujo y que hoy en día podría ser válida en muchos de sus aspectos.


En esta escena vemos como la colocación de los artículos juega un papel fundamental en la armonía conseguida, como pocos objetos, bien colocados pueden llegar a dar una imagen de exclusividad y calidad, no sólo en el propio artículo, sino en la imagen global de la empresa.

La primera ciudad elegida por Loewe para su expansión internacional fue Londres, en 1963 se inauguró un nuevo espacio que respondía a las mismas características que el anterior.


Expresamente para la tienda de Londres de creó este frente cerámico, que a la par de las vanguardias artísticas de la época experimenta con elementos de la abstracción y cubismo geométrico.


Este reportaje ha intentado ser un eco del pasado, de lo que supuso toda una forma de entender el arte y el diseño en los sesenta, y un personal homenaje a uno de los más grandes maestros de la arquitectura contemporánea española: Javier Carvajal.

Para terminar os dejamos un video con las fotos de las 3 entradas realizado tambien por José María Martinez y un enlace a un video de casi una hora de duración del homenaje que realizo la universidad de Navara a este arquitecto el pasado año.


8 comentarios:

  1. Fabulosa serie en tres partes que acabo de leer de un tirón. Me reafirmo en la consideración de Carvajal como uno de los más grandes arquitectos españoles de su época, su problema es estar vinculado casi en exclusiva a la Torre de Valencia, edificio espléndido pero cuya ubicación hace que casi todos los madrileños lo odien. He estado en una casa diseñada por él y es prácticamente perfecta, hasta el punto de que 40 años después de terminada los dueños no hayan tenido que retocarla en lo más mínimo.
    Las tiendas de Loewe, la imagen corporativa, el edificio central en barcelona, son magníficos. En la tienda de la Gran Vía, en una de las fotos, creo adivinar un biombo diseño de Fornasetti (yo me he hecho un frente de armario con collages de grabados cásicos, al estilo Fornasetti, pero lo mío es de andar por casa). Como siempre, perdonadme que comente tan poco, pero es que voy de cabeza. Abrazos y gracias!

    ResponderEliminar
  2. Genial Carvajal! Me ha gustado mucho conocer los entresijos de las tiendas Loewe de principios de los 60. Este tipo de entradas son estupendas para los que nos dedicamos al interiorismo.
    Gracias amigos!! Carmen

    ResponderEliminar
  3. Squirrel, sabiamos que si llegabas a ella te gustaria. Desconocemos si el boimbo es de Fronasetti, pero podria ser, y seguro que tu armario ha quedado estupendo, pero eres muy modesto para reconocerlo.
    efectivamente, lo unico malo de la Torre de Valencia es su ubicacion y de eso seguramente no tuvo la culpa Carvajal pero es por lo que mas se le conoce. A nosotros personalmente ya desde niños nos encantaba el zoo de Madrid que tambien es obra suya, esos espacios y formas de hormigon (otra cosa es que sean adecuados para los animales, pero nada que no sea su habitat natural lo es).
    Nos alegra volver a tenerte por aqui, y quedas disculpado, sabemos de tus obligaciones.
    Un abrazo.

    Carmen, son unos interiores estupendos, aparentemente sencillos, elegantes y tremendamente modernos.
    Gracias a ti por comentar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola,
    Llego algo tarde porque he estado fuera todo el finde semana.
    Agradezco vuestro interés, y el detalle de publicarlo ya que mi intención ha sido esa, la de sacar a la luz estas bellas imágenes, aunque para ello he tenido que indagar un poco, pero creo que el resultado encuanto a la cantidad de fotografías ha sido considerable.
    Como decís Carvajal ha sido denostado básicamente por el edificio, que el mismo considera su obra más satisfactoria, la Torre de Valencia, que para mí también es un edificio espléndido, seguro que su visión actual cambiaría mucho si esas terrazas no estuvieran cerradas y esa antena no asomase por la azotea, claro está que no todo el mundo tiene una visión arquitectónica y artística como los que nos dedicamos a esto, y ve el edificio como un masa brutal de hormigón gris en medio del Madrid más castizo. yo lo tengo claro, daria cualquier cosa por vivir en uno de sus pisos de 300m (sin terraza cerrada, por supuesto)...
    Aprovecho para decir que las últimas entradas me han gustado mucho, especialmente la de Loewy.
    un saludo!.

    ResponderEliminar
  5. Jose,

    Creemos que el resultado ha sido estupendo y ahi lo dejamos, para que lo disfruten, el tiempo nos dira cuanta aceptacion tiene.

    Nosotros creemos que mas que denostar el edificio en si, las quejas han venido siempre por su ubicacion, por la vista que se tiene de el detras de la Puerta de Alcala desde Cibeles, pero no por el edificio en si.
    Quien pudiera... 300 m al lado del Retiro. Lo de los cerramientos de terrrazas en esta ciudad/pais no tiene nombre!

    Y gracias; el libro de Loewy es de lo mas interesante, leelo si puedes.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  6. Mi mejor felicitación para el autor del reportaje y para todos vosotros por refrescar la memoria con la fantastica obra de D. Javier Carvajal, Arquitecto y Maestro con mayusculas, injustamente olvidado.

    ResponderEliminar
  7. Interesante el trabajo realizado por José María, sobre la figura de Javier Carvajal y su relación con LOEWE. Si te das cuenta en la obra de la última entrega, se manifiestan claramente las tendencias en la decoración y en el tratamiento de los materiales, que empleara J.Carvajal en el Pabellón de España de Nueva York.

    Felicitaciones

    ResponderEliminar
  8. J Maria , muchas gracias, le trasmitiremos tus felicitaciones
    Un saludo

    Alfredo, es cierto hay indicios de su obra posterior, para muchos arquitectos el interiorismo les sirve de experimentación a pequeña escala, para luego emplearlo en su obra posterior.

    Gracias por tu comentario

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter