La Revolución Digital y II



Ayer acabamos la primera parte de la entrada con la pregunta ¿Qué y cómo se venderá en el futuro? La pregunta es compleja y vamos a intentar responder desde nuestro punto de vista.

En una entrada anterior titulada El futuro de las tiendas ya recogíamos un reportaje en el que se preguntaba ¿Hay futuro para las tiendas físicas?



Creemos que en casi todos los sectores seguirán existiendo tiendas físicas que en mayor o menor medida y de una manera u otra tendrán que convivir y complementar a las tiendas on line, porque lo que está claro es que todas las empresas fabricantes van a tener su propia tienda on line.

En el sector de la alimentación, no creemos que haya excesivos cambios, seguirá habiendo tiendas físicas, que combinaran su venta física y on line, cada vez con más frecuencia, sobre todo los hipermercados y no tanto los supermercados de proximidad.


Sería una idea a considerar que existieran algunas asociaciones de agricultores que también venderán sus productos de temporada on line, aquí va a ser muy importante la emprendeduría y ser de los primeros en ir abriendo mercado. La tendencia es que esta sociedad cada vez más tecnológica se está volcando en el mundo de la alimentación natural demandando productos cada vez mejores, orgánicos, ecológicos, etc.


La tienda de proximidad para la compra del día tendrá que sobrevivir para atender las necesidades más inmediatas y conviviendo a su vez con otras más especializadas donde podremos degustar y adquirir una gran variedad de un mismo producto o familia de productos (quesos, embutidos, carnes, conservas, etc.) que a su vez una vez conocidas también podremos comprar a través de la red. Y recibir en casa o recoger en la misma tienda. Creemos que el formato de nuevo mercado como el de San Miguel o San Antón en Madrid evolucionados son el futuro de este sector, al combinar alimentación y ocio.

En el resto del comercio “no food”, creemos que es donde las cosas más pueden cambiar.


Por un lado el fabricante, que hasta ahora necesitaba un distribuidor para vender su producto, va a poder venderlo directamente él mismo, sin necesidad de intermediarios, con lo que vera ampliados sus márgenes y podrá ajustar el precio.

Las empresas no van a necesitar de muchos puntos de venta en las ciudades tal como ocurre en la actualidad, bastara con pocos pero bien situados, de grandes dimensiones y buenas instalaciones. Espacios donde el cliente pueda tener realmente una buena experiencia de compra, pasar el tiempo que necesite viendo, conociendo y probando el producto, bien asesorado por personal cualificado. Aunque no lo compre en ese momento podrá hacerlo posteriormente por la red.


Este proceso creemos que dará como resultado en el sector textil que a la larga disminuyan el número de franquicias, el franquiciador no va a necesitar estar presente en tantos sitios, la expansión sin control será peligrosa para la marca.
Quizá de todo este abanico de comercios el que menos sentirá la revolución digital sea el textil, porque de momento a través de la red no sabemos cómo nos va a sentar la prenda, el tacto que tiene, la textura, el color real, etc.

En el resto de los sectores puede que el precio sea un factor decisivo en la venta, el mismo producto se compra en el sitio donde lo encuentro más barato, siempre y cuando tenga las garantías que tengo actualmente en las tiendas físicas y no me cobren ni me pongan inconvenientes por las devoluciones, y esto lo va a conseguir mejor las tiendas on line al no tener que disponer de locales ni personal cualificado para ello.

Quizá lo que si crezca son los Showrooms de las marcas, donde puede que no se venda el producto, pero el público pueda probarlo y familiarizarse con él para luego comprarlo por el canal que quiera.


Como consecuencia de estos cambios los sectores que pueden verse beneficiados serán naturalmente todos aquellos relacionados con la distribución y reparto de mercancías a domicilio del cliente, pues todas esas compras que se realicen a través de la red tendrán que llegar a sus destinatarios en el menor tiempo posible bien a través de los medios de la propia empresa o subcontratándolos.

Estos a su vez van a tener que ser mucho más amigables y flexibles, se acabara eso de que cuando llegue una mercancía no pueda abrirse delante del repartidor para ver si está en perfecto estado porque este no se hace responsable. Las empresas de reparto tienen que cambiar y mucho ya que se convertirán en uno de los eslabones más importantes del proceso de venta, en muchos caso el único punto de contacto físico entre empresa y el cliente y como en las cajas de las tiendas, de la atención que reciba van a depender algunos comportamientos, dejar de comprar o preferir una marca o tienda a otra por la manera en que nos entreguen el producto.


El mundo de la electrónica y los electrodomésticos cambia cada año y lo seguirá haciendo, pues para poder acceder a todo este mundo digital tendremos que disponer de una serie de aparatos interconectados entre ellos que irán cambiando y agrupándose, apareciendo nuevos modelos y accesorios con nuevas utilidades cada poco tiempo.

En resumen, convivirán la venta on line con la física, sea esta venta propiamente dicha o mera exposición, pues no compraremos por la red determinados productos que no hayamos visto y probado físicamente. o bien en la tienda o en casa de algún amigo o familiar.


Otro tema muy diferente será el del ocio y la restauración, aunque como nos comentaba nuestra amiga Ursula Ventura se está dando el caso de que los nativos digitales, que se relacionan estupendamente en ese mundo, lo hacen muy torpemente en el mundo real, el contacto personal con otros individuos sigue siendo una de nuestras motivaciones y lo seguirá siendo aunque compremos nuestros viajes o entradas a eventos y fiestas a través de la red.

Esto nos recuerda otra anécdota que nos contaba un amigo nuestro respecto a sus hijos adolescentes, y es que éstos cuando salen con los amigos, tienen una relación diferente a la que teníamos nosotros a su edad y están deseando volver a casa para seguir hablando con esos mismos amigos pero vía Internet porque así se sienten más cómodos y protegidos.


Bueno esperamos no ser muy pesimistas en nuestras previsiones, creemos que es cuestión de lógica, pero siempre puede haber sorpresas. De todas formas todavía no estamos en ese momento, tenemos que seguir con nuestros negocios a día de hoy, pero tenemos que estar atentos a como están evolucionando las cosas para adaptarnos lo mejor posible y evolucionar también porque como en las leyes de Darwin quien se adapte sobrevivirá y quien no lo haga desaparecerá.

Las imagenes que ilustran esta entrada corresponden al centro Auditivo AudioNova en St. Niklaas - Belgica

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter