Mirando Atras - Terminal TWA N.Y.




La idea para la entrada de hoy surge del blog de nuestro amigo "ardilla", con sus entradas dedicadas a los aeropuertos y en una de ellas, la imagen y su comentario sobre esta terminal, de un estilo entre organicista y futurista, cuya máxima representación hoy día podría ser la arquitectura de Zaha Hadid.



La terminal para la compañía aérea TWA, en el conjunto edificado
del aeropuerto de Nueva York (actualmente John F. Kennedy). Hoy fuera de uso, es uno de los edificios más singulares de la arquitectura del siglo XX.



Eero Saarinen, arquitecto y diseñador de muebles, de origen finlandés, hijo de arquitecto y escultor de formación, tomó el encargo en 1956 como un reto, a juzgar por la manera de resolverlo.



Antes de elaborar sus primeras propuestas, emprendió un estudio en profundidad sobre el uso de los aeropuertos. Analizó el comportamiento de los usuarios, viajeros, visitantes y acompañantes en edificios parecidos como terminales de tren. El análisis de los flujos de viajeros, y de los recorridos a pie de las personas dentro de los grandes recintos reveló que estas trayectorias nunca son en línea recta.. La atención al entorno también estuvo presente en la forma envolvente.



Esta manera de entender el edificio, es la misma que está detrás de los diseños de objetos utilitarios de los años cincuenta. Diseños anatómicos adaptados a la mano del usuario o diseñados como si la función hubiera esculpido su silueta.



Este componente se combinó con la idea de dotar a la empresa de un edificio emblemático que pudiera ser el buque insignia de la compañía (asset), su imagen como proyección publicitaria (algo muy propio de la época).

También hay en este proyecto una gran dosis de puesta en escena. No es de extrañar que a veces se le atribuya a este edificio una cierta teatralidad en la concepción de su espacio interior.



Pero si en algo es singular esta obra es en la manera en que se elaboró el proyecto. Todo su diseño se trabajó sobre modelos a escala. El primero se construyó a finales de 1956 a escala 1:50, los sucesivos modelos de trabajo fueron a 1:200 hasta una última maqueta de trabajo donde se ensayaban las soluciones formales, estructurales y constructivas, construida en la segunda mitad de 1957, a escala 1:50. Ese tamaño permitió comprobar, también, las cualidades espaciales, la iluminación y aspectos del proyecto difíciles de estudiar sobre dibujos.



El edificio es, desde los primeros bosquejos, una gran cubierta que aloja en un único vestíbulo la sala de intercambio de pasajeros. Un segundo nivel resuelto en altillo sobre el primero mantiene la idea de hall único.



En los sucesivos modelos esta cubierta fue variando su silueta para ajustar la forma libre a un elemento capaz de sostenerse. La gran preocupación estructural era evitar un grosor exagerado en la viga de borde que debía sujetar el voladizo. La forma evolucionó desde una concha única continua, a unos caparazones sujetados por grandes costillas, hasta llegar a la forma definitiva que consiste en cuatro bóvedas diferenciadas, con una silueta apuntada hacia fuera, formando una especie de estrella de cuatro puntas. La viga de borde se configuró como un alero inclinado, como un pliegue de la misma concha, y la arista que se forma en el trasdós canaliza la recogida de aguas de la cubierta.



En lo referente a la forma o la figura concreta que tomó el edificio, es innegable la gran similitud que tiene la terminal de TWA con otro aeropuerto inaugurado en 1956 (el mismo año en que se le hizo el encargo): el Lambert Terminal Airport de Saint Louis, diseñado por Leinweber, Yamasaki (amigo de Saarinen) y Hellmuth.



El flujo continúo de un área a la otra crea un espacio sin límites, una arquitectura de la fluidez. Las columnas, las bóvedas y el antepecho se combinan para formar un único elemento “sin costuras”, y se funden para dar cabida a todos los requerimientos funcionales necesarios.



Desde la calle, los viajeros son conducidos al interior del edificio por la cubierta en voladizo que constituye una unidad estructural integral.Una vez dentro, un paisaje de objetos que parecen esculpidos circunda al visitante, quien puede medir las dimensiones del interior de un vistazo.



Los mostradores y la gestión del tráfico de pasajeros están en el primer piso. En el piso superior, una cafetería, un restaurante, un bar y salas de reuniones privadas ocupa dos plataformas que flotan bajo un paraguas de hormigón.Los escalones que suben desde el mostrador de información conducen a los pasajeros hasta un siguiente nivel, donde se encuentra el área de espera. Oculta en la planta baja, una zona para sentarse, aislada de la circulación, que permite observar los movimientos de los aviones. Dos galerías se extienden a lo largo del espacio principal hasta llegar a la puerta de embarque. El techo de las galerías es abovedado, de manera que alcanza su alzado máximo por encima del horizonte de los pasajeros, sugiriendo una dimensión mucho mayor que la real, un recurso de perspectiva casi barroco.



El edificio es de 1962, siendo TWA la primera aerolínea que en la terminal tenía un circuito cerrado de televisión, un sistema de megafonía, los carruseles de equipaje, un tablero electrónico, pero cuarenta años después está obsoleto, no está a la altura de la función que hoy debería cumplir.



La Terminal quedó fuera de servicio en el 2001, cuando la TWA fue adquirida por American Airlines, afortunadamente está protegida, pero hace 10 años no lo estaba y a punto estuvo de caer bajo la piqueta. En 2005 la compró Jet Blue, la compañía de “low cost” de más éxito en EEUU, pero se enfrentó primero a la prohibición de convertirla en un mar de azulón y naranja (colores de la compañía) y luego a la crisis, que ha retrasado su reapertura. El proyecto de ampliación del Estudio Gensler, deja la Terminal original y las puertas de embarque se harán en un nuevo edificio. El tamaño de las instalaciones nuevas será mucho mayor que las del edificio original.





7 comentarios:

  1. Aplausos, aplausos!! Que maravilla, el edificio y la entrada. Gracias por citarme de nuevo...

    Solo tengo un par de cosas que anhadir. Por una parte, un "pero", y es que Saarinen es un arquitecto excelso, mucho mas que un disenhador de muebles. Le viene de casta pues su padre, Eliel, tiene una obra proto-moderna maravillosa en Finlandia (la casa Hvitrarsk o la estacion de tren de Helsinki). Eero disenho tambien la terminal del aeropuerto Dulles en Virginia, el rascacielos de la CBS en Nueva York o el famoso Arco de Saint Louis, todo obras de primera linea. Precisamente el ser un artista multidisciplinar (como lo eran los Eames, contemporaneos suyos) le da la terminal de la TWA en JFK ese aspecto de obra total, es casi una (perdon por la pedanteria) "gesamtkunstwerk", que habria dicho Wagner en otro contexto muy diferente.

    Tanto Hadid como Calatrava miran mucho a Saarinen, con mucho mas exito y originalidad la primera, por supuesto, que continua experimentando con las formas sin limitarse a repetirlas.

    Chico, que buen inicio de fin de semana. Me habeis alegrado un dia un tanto bobo. Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, y los titulos y la musica de "Catch me if you can", no me habia fijado. Menudo lujazo, como el video...

    ResponderEliminar
  3. Y yo con las maletas hechas y sin aeropuerto que llevarme a la boca.

    ResponderEliminar
  4. Ardilla, hemos puesto lo primero de todo que era arquitecto, lo que pasa es que para mucha gente se le conoce mas por ser el diseñador de algunos muebles que por sus edificios tan explendios, quiza ese tratar al edificio como una escultura le da a la obra ese aire de obra total que diria Wagner de mis amores.

    Hadid mucho mejor que Calatrava aunque hace poco en Oviedo viendo un mamotretico centro comercial ene el centro de la ciudad nos entro la duda, pero al final por la poca sutileza de la obra vimos claro que era del segundo.

    Y como no la mejor musica para acompañar a la entrada es el Flight with me de Frank y nos acordamos de la pelicula "Atrapame si Puedes" y su estupenda banda sonora.

    Stultifer que mejor destino que NY y si dentro de unos años se puede llegar a la terminal de la TWA con una compañia de bajo coste, mejor que mejor

    ResponderEliminar
  5. Uy, uy, uy, lo de Oviedo es terrorífico. Eres muy generoso, "poca sutileza" es lo más amable que se puede decir de semejante mamotreto hecho con dinero público...

    ResponderEliminar
  6. muy buena informacion.
    a los amantes de la arquitectura aca les dejo algunos link
    www.transworldairlines.blogspot.com
    www.lecorbusierr.blogspot.com
    www.mies-vanderohe.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. seva, bienvenido y muchas gracias por pasar por aqui y por tu informacion. Esperamos contar con mas comentarios tuyos a otras entradas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter