Ikea

En la entrada anterior dedicada a los recorridos en tienda hacíamos referencia al fenómeno Ikea, que desarrolla hasta limites insospechados un modelo venta que está influyendo en todo el mundo del comercio. No solo por “obligarte” a realizar una visita por toda la tienda, teniendo que ver todo sus productos, sino porque ha creado una experiencia de ocio en familia y cuando vas a Ikea ya no vas sólo a comprar sino también a pasar el rato.

En 1965 Ikea abrió una tienda IKEA de 45.800 m² en la capital de Suecia, inspirada en el diseño del Museo Guggenheim de Nueva York tenia también forma circular. El éxito generó enormes problemas de capacidad para atender a los clientes, por lo que se permitió que los propios clientes se atendieran. Surgieron así entonces dos de las característica más importantes de la firma: el autoservicio y el recorrido.

Mas tarde las han complementado con el tercer pilar de su filosofía, introduciendo la “experiencia de la compra” mediante la utilización de los sentidos. Desde comer en sus cafeterías a mitad de recorrido, medir, tomar notas, probar todos los productos, ver las diferentes opciones y como no la música ambiental que pasa casi desapercibida con sus correspondientes cuñas publicitarias.

Nada más acceder a cualquiera de sus tiendas, y gracias a su perfectamente diseñado sistema de señalización, entramos en contacto inmediatamente con elementos que van a facilitar nuestra compra, como bolsas, metros y lápices para tomar notas. Los lápices y los metros pueden tomarse como elementos no indispensables o derroche de recursos, pero en realidad tienen una función clara: anticipan la ayuda a un problema muy común que tiene el comprador; este utilizará los lapiceros para hacer anotaciones de las dimensiones de los muebles y comprobará más tarde si se ajustan a las medidas que tiene disponibles en su casa.

No usan un estilo de exposición de producto tradicional, por secciones donde los sofás se agrupan con los sofás y las mesas con las mesas, eso no pasa hasta más tarde cuando la selección especifica de una pieza en concreto se lleva a cabo. En principio ofrecen una sucesión de escenarios decorados donde integran sus productos retratando una experiencia especifica disponible para cada tipo de cliente, joven-mayor, liberal-conservador.

Al mismo tiempo aplican el ya viejo concepto de "compra por impulso" y ocupan cada esquina disponible con canastas llenas de pequeños complementos de diseño a un precio irrisorio, haciéndote sentir que es casi estúpido no comprarlo.

Una vez terminado el recorrido por la planta de muebles, en la planta inferior toman el modelo autoservicio de las grandes superficies: el cliente se encarga de buscar, cargar con lo que compra y si de un mueble se trata irlo a buscar a su gran almacén mediante las indicaciones que vienen en la etiqueta display que lleva cada mueble.

No debemos olvidarnos que en estas tiendas el costo del producto es muy ajustado y casi todos los productos te los puedes llevar inmediatamente, lo que hace del producto aun mas atractivo.

El servicio post-venta es el punto más débil de IKEA, dado que tres procesos clave de este servicio se dejan en manos del cliente o se cobra por su prestación. Son el transporte, el montaje y la instalación. En estos procesos es donde pueden surgir problemas entre el cliente y la compañía, que luego se traducen en incidencias y, si no se subsanan adecuadamente, pueden derivar en clientes insatisfechos.

El catálogo de IKEA es el elemento estrella de la política de comunicación de la empresa, desde que en 1947 se lanzara el primer catálogo de venta directa, y que tiempo después se convertiría en su principal símbolo de marketing. Se dice que en la actualidad este catalogo se convierte en el libro mas leído del mundo después de la Biblia.

La actividad en Internet es también muy intensa como refuerzo a la tradicional. En su website puede encontrarse una excelente información acerca de la compañía, de sus productos y disponibilidad en la tienda. También tiene un asistente virtual para guiarte.

Hace más de 60 años, Ingvar Kamprad puso en marcha una idea, un proyecto emprendedor, que hoy se ha convertido en una potente maquinaria para conquistar tu vida y decorar tu casa.

Hoy en día, una de las razones más importantes por las que puede ofrecer precios tan bajos son las economías de escala, producir volúmenes tan grandes de artículos con un diseño muy pensado y un almacén y transporte que lo hacen posible.

Os adjuntamos este reportaje titulado ¿Como lo hacen? donde explican todo el proceso.


7 comentarios:

  1. Y los muebles montados por uno mismo quedan exactamente igual al modelo diseñado previamente... pero solo casi.

    ResponderEliminar
  2. Yo soy super fans de IKEA, me parece lo mejor. Es llegar el catálogo y encerrarme el fin de semana leyéndolo y comprándolo todo mentalmente. Luego, como no conduzco, no voy nunca y no compro nada... Tienen algunos objetos de un diseño fantástico y lo de l recorrido en peine por la tienda en teoría es algo que me tendría que poner muy nervioso (como soy un iluso, me creo que soy un "espíritu libre" y que voy a mi bola... lo dicho, un iluso) pero luego me encanta. Es un concepo fantástico. Y encima las albóndigas suecas están riquísimas.

    ResponderEliminar
  3. Buen artículo!! como siempre!

    La verdad es que me da un poco de vergüenza reconocerlo, pero yo suelo utilizar mi visita mensual (me autocontrolo) como una sesión de terapia. Colores, formas, texturas, estampados, espacios... en todo me fijo y de todo me empapo. Cuando estoy en Ikea no hay otros pensamientos. Artículos por terminar, trabajo pendiente en casa... soy yo y mi fuente de inspiración. Y cuando llega el catálogo! uff, esa es tarde de sofá, cafelito y repaso a cada página sin excepción.

    Personalmente pienso que desde el punto de vista empresarial el concepto Ikea es simplemente brillante, y la prueba está en la cantidad de almacenes amarillos y azules repartidos por todo el mundo. Calidad, diseño, servicio... ya es otro cantar.. pero como todo para gustos los colores.

    ResponderEliminar
  4. Aquí tenéis otro "fans" de IKEA. Siempre salgo con algo, pero se os ha olvidado mencionar el atajo entre la planta superior y la inferior... :)

    Y sus productos no son tan malos. Al menos los que yo tengo en mi casa...

    ResponderEliminar
  5. Hola a todos,

    Bueno, pues nosotros tambien somos fans de IKEA, pero con matices... veamos

    El catalogo, pues si, cuando llega nos lo empapamos para ver novedades, etc, y hay que reconocer que es todo un simbolo.
    Hay empresas que logran que sus sistemas de informacion/publicidad se conviertan en autenticos hitos y sean casi tema de estudio: el catalogo de IKEA, la no publicidad vs escaparates de Zara, o en tiempos mejores los diseños de escaparates de Loewe.

    Hay que reconocer que ha democratizado el mueble llamado "de diseño", hay cosas buenas, bonitas y pensadas como dicen en el video, pero otras...

    La calidad, a esos precios, pues la justita, mejor cuanto mayor es el precio del mueble. Son piezas que estan muy bien para espacios informales, oficinas, pisos de estudiantes, almacenes, segundas viviendas, etc.

    Nosotros no tenemos casi ningun mueble de Ikea (pero si muchos "cacharritos") en nuestras casas, pero en la oficina, casi todos.

    IKEA como empresa ha sido una revolucion en el mundo del mueble en España(tan anclado en el pasado). Ofrece diseño y variedad de soluciones a precios asequibles a la gente con pocos medios o que no se quiere gastar mucho. Ha introducido otro concepto hasta ahora desconocido en el mundo del mueble,la Moda, la posibilidad de poder cambiar de muebles mas frecuentemente por ser mas asequibles.

    ResponderEliminar
  6. Nadie ha comentado nada del video... ¿No os ha parecido una pasada?

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter