Comercio Historico Madrid

Es fácil concluir por nuestras entradas que la ciudad donde vivimos y trabajamos habitualmente es Madrid, aunque también desarrollemos trabajos por toda España,

La ciudad está muy presente en nuestras entradas, Cuando hablamos de comercios
casi siempre salen a relucir dos ciudades que suelen ser la referencia para el resto: Barcelona y Madrid. Es cierto que en otras ciudades también se realizan acciones e instalaciones a nivel comercial a veces incluso más interesantes que en estas, pero al estar alejadas de ellas su conocimiento llega tarde o no llega, Barcelona con su tradición de diseño y diferenciación y su mezcla de vanguardia y tradición es nuestra ciudad ideal, mientras que Madrid es una ciudad mucho mas tradicional y despreocupada, donde el interiorismo comercial y el diseño está costando que cuajen.

Una de nuestras inquietudes que queríamos mostrar a través de este blog era nuestra preocupación por la conservación y actualización del comercio tradicional en nuestra ciudad, al que por diversas razones no se valora ni conserva adecuadamente,

Quizá, para conservar algo primero hay que conocerlo, en Internet podemos encontrar muchas paginas dedicadas a la capital, muchas de ellas especializadas en muy diferentes temas, pero cuando buscas algo siempre acabas encontrándote con Carlos Osorio que, como gran conocedor de la ciudad, desde sus blogs Caminando por Madrid o Salvemos los Cines, su propia pagina Web de pintura, o a través de colaboraciones con asociaciones de vecinos, comenta y denuncia los mas diversos temas y nos enseña ese comercio con encanto que todavía perdura en nuestra ciudad.

Incluso ha escrito un libro sobre “Tabernas y tapas en Madrid”. Ediciones La Librería.

También en la Web personal de Juan Cato y a través de su sección Mucho de Madrid podemos conocer muchos detalles sobre las fachadas, comercios, monumentos y lugares de nuestra ciudad.

Carlos nos ha permitido publicar una entrada suya sobre los comercios históricos del barrio de Universidad en Madrid, que comprende el barrio de Maravillas y Malasaña. Esperemos que en un futuro realice ( si es que no lo ha hecho todavia ) más sobre otras zonas de Madrid.

El barrio de Universidad de Madrid (Maravillas-Malasaña) ha mantenido hasta fechas recientes un comercio tradicional característico del que todavía nos quedan importantes muestras.

El comercio tradicional es generalmente un comercio de calidad. La veteranía (el comercio pasa de padres a hijos durante generaciones) proporciona experiencia. Al contrario que en las modernas franquicias, donde el empleado subcontratado no tiene la menor idea sobre los productos que despacha, en el comercio clásico te pueden orientar sobre el producto más ajustado a tus necesidades y la mejor forma de utilizarlo. Además, este tipo de comercio favorece el trato humano y la comunicación entre los vecinos (cosa que difícilmente sucede en los supermercados y grandes almacenes) .

Por otra parte, el comercio histórico mantiene una riqueza estética que embellece nuestras calles y que lo convierte en un bien de interés cultural.

Históricamente, el comercio de productos manufacturados se desarrolla en torno a las calles de Palma y San Vicente Ferrer, donde en el siglo XIX se instalan un buen número de industrias químicas y alimentarias (queda como recuerdo de estas la fachada de la antigua fábrica de hielo, en la C/ San Andrés, y la fábrica de cervezas Mahou en Amaniel). Por otra parte, los productos frescos se vendían al aire libre en puestos callejeros a lo largo de la Corredera baja de san Pablo. Este mercadillo dio origen al primer mercado cerrado de Madrid, el de San Ildefonso, que se derribó en 1970 para hacer la plaza del mismo nombre. Además, la cercanía de la Universidad convirtió a nuestro barrio en el barrio de las librerías, que se establecieron sobre todo en la calle Libreros y colindantes.



Entre los comercios más bellos que aún sobreviven hay que resaltar, en San Vicente esquina a San Andrés, la Farmacia Juanse, de 1924, cuya fachada de azulejos es obra de Marcelino Domingo y Enrique Guijo, y la Antigua Huevería, de 1908, obra de Enrique Guijo. Ambas fachadas estaban tapadas con yeso y fueron rescatadas por la Asociación de vecinos del barrio a finales de los años 70.
RELACION DE LOS PRINCIPALES COMERCIOS HISTORICOS DEL BARRIO

-CASA CRESPO, ALPARGATERIA:
Excelentes alpargatas y cordelería. Fundada en 1863, en C/ Divino pastor, 29. Con una interesante y actual pagina Web .

-DROGUERIA MANUEL RIESGO:
Una de las mejores droguerías del país. Sus cajones con productos químicos son una verdadera joya, fundada en 1866 en la calle Desengaño, 22.


-FERRETERIA SUBERO:
De 1862. Medio oculta entre la invasión de tiendas de moda juvenil se halla una de las ferreterías con más genero de toda la ciudad, especializada en chapa de hierro y latón. En C/ Fuencarral, 25.

-FARMACIA DELEUZE:
Del tiempo de Carlos III, de estilo rococó. El botamen es de la fábrica de Meisner. Una de las farmacias más bellas y antiguas del país. Fundada en 1834, fue rehecha pieza por pieza al reconstruirse el edificio en 1990. En C/ San Bernardo, 39.


-FARMACIA JUANSE:
Con excelentes murales de azulejos que fueron tapados en la posguerra para evitar pagar un impuesto especial que gravaba los anuncios. De 1924. En C/ San Andrés


-LIBRERÍA RENO:
Pequeña gran librería desde 1963, en C/ Monteleón, 14.

-LIBRERÍA LA CASA DE LA TROYA:
De 1930, en C/ Libreros, 6.

-HERBOLARIO SANTA ANA:
De 1937, en C/ Acuerdo, 31.

-HERBORISTERIA ANGELICA:
De 1948, en C/ San Bernardo, 24.


-MUEBLES RUSTIKA:
Tienda de decoración establecida en la antigua fábrica de pianos y sala de conciertos conocida como SALON MONTANO (de 1884). Conserva las taquillas y los valiosos murales de Daniel Zuloaga. En C/ San Bernardino, 3.

-FARMACIA DE LA BEATA:
De mediados del siglo XIX, perteneció a la familia de la beata María del Sagrario. Decora el techo un mural de Daniel Zuloaga que representa a Hygea, diosa griega de la salud. En C/ San Bernardino, 11.

-FARMACIA DEL PUERTO:
Antiquísima farmacia fundada en el siglo XVIII en otra casa de la plaza. La actual farmacia es de finales del XIX. En Plaza de San Ildefonso.

-CARTULINAS LA RIVA:
Desde 1926 en la Plaza de San Ildefonso.



-MERCERIA VICTORIA:
Donde tienen absolutamente de todo, cosa de la que no podrían presumir los grandes almacenes. De principios del siglo XX, en C/ Noviciado, 20.

-PLATERIA MUÑOZ ARCE
En C/ Acuerdo, 15.

-PLATERIA
Centenaria, en C/ Corredera, 8.

-CARNICERIA
Con más de un siglo, en C/ Espíritu Santo, 28.

-PASTELERIA SAN ONOFRE:
Sabrosos dulces tradicionales desde 1965, en C/ San Onofre,3.




-GUITARRAS SOLAR :
Luthiers desde 1950 en C/ Divino Pastor, 22 y 24.

LA CASA DE LAS MALETAS:
De 1941. Cta. De Ruiz Jiménez nº 8.

-LA NUEVA PEDAGOGICA :
Papelería centenaria en C/ Puebla, 1.

-PERFUMERIA EDOUARD :
Clásica perfumería en Gran Vía, 60.

-LAMPARAS Y TULIPAS:
Hay varias en la calle Puebla, como la del nº 5 y la del nº 13.

-LA TECNICA INDUSTRIAL:
C/ San Bernardo, 84.

-FONTANERIA FERNANDEZ:
C/ Divino Pastor, 27. Cerrado

-BRONCISTA NIQUELADOR:
C/ Madera, 5.


-COLCHONERIA MARINA
Establecimiento centenario en C/ San Onofre, 8

-PANADERIA EL PANECILLO
C/ Montserrat y Pza. Dos de Mayo.



TABERNAS HISTORICAS:
-Bodegas “La Ardosa”, de 1892, en C/ Colón,13.


-La Fortuna, de 1898. (Reformada) en Pza. de los Mostenses, 3.

-Bodegas El Maño - La Copla , de 1912. C/ Jesús del Valle, 1.

-Bodegas El Maño, de 1912, en C/ La Palma, 64. -La Palmera, de 1920, en C/ La palma, 67.


- O Compañeiro (Antigua de Felipe Marín), de 1920 en C/ San Vicente Ferrer, 44

- Casa Julio, de 1921, en C/ Madera, 37.

-Bodegas Rivas, de 1923, en C/ La Palma 61.

-Casa Camacho, de 1929, en C/ San Andrés, 4.

-El Cangrejero, de 1932, en C/ Amaniel, 25.

-Casa Perico, de 1942, en C/ Ballesta, 18.

-El Bocho, en C/ San Roque,18, de 1945.

Nuestro barrio fue en siglos pasados el barrio de los carpinteros y los ebanistas. Hoy apenas nos quedan un par de pequeños talleres, en C/ Juan de Dios, 7 y en C/ Madera, 43 y acaba de cerrar el tercero de ellos, en la C/ Manzana. La falta de apoyo a los oficios artesanos y la carestía de los locales ha hecho que desaparezcan buena parte de los oficios tradicionales.

Uno de los comercios históricos del barrio, la Chocolatería el Indio, en Luna, cerró pero no se ha perdido del todo, ya que su mobiliario puede verse en uno de los stands del Museo del Traje.

Entre los comercios históricos protegidos por ley que han sido destruidos recientemente hay que citar:

-Librería Universidad, en C/ San Bernardo (S.XIX)

-Librería Doña Pepita, en C/ Libreros (S.XIX)

-Librería La Cervantina, en C/ Pez.

-Vaquería San Joaquín, en C/ San Joaquín, de principios del siglo XX.

-Taberna El Maragato, en C/ San Andrés (S.XIX)

Tahona de San Andrés, en C/ San Andrés esquina Divino Pastor (S.XIX)

Además han sido destruidos importantes espacios culturales, como el antiguo teatro Maravillas (S.XIX), el cine Alhambra (Cine de barrio de Divino Pastor destruido en 2000), los cines Azul, Pompeya y Alexandra (Desaparecidos), Los cines Luna (Cerrados).

Entre todos podemos contribuir a velar por la supervivencia de nuestros comercios históricos. Conocerlos y utilizarlos es una buena manera de asegurar su continuidad.

Ilustramos esta entrada con fotos de fachadas historicas donde el azulejo decorado es el protagonista, como ya comentamos en una entrada anterior esta moda es de los años 20. Esperamos se puedan conservar todavía durante mas años ya que, incomprensiblemente, algunas de ellas estan siendo deterioradas ultimamente con pintadas y pegadas de carteles publicitarios.

2 comentarios:

  1. Preciosa azulejería. No como la actual que se encarga de poner azulejos de vírgenes y cristos dolientes en fachadas de hoteles y esquinas.

    ResponderEliminar
  2. En Andalucia si que estais un poco obsesionados con esa imaginería, Aqui por suerte no tanto, aunque alguna que otra hay.

    Saludos

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter