Reflotar un Negocio I

Como consideramos que este es un tema importante queremos dedicarle espacio y lo hemos dividido en 2 partes.

La semana pasada recibimos un correo que queremos comentar aquí en el cual una lectora nos pedía lo siguiente:

Para mi tesis tengo que relanzar una marca española y esto incluye el plan de visual.

Quisiera saber si me podrías ayudar con un aprox. de lo que podría salir renovar para una tienda de 200mts:

- Iluminación (ya existe el cableado y el sistema, la acción sería cambiar el tipo por ejemplo actualmente tienen chandeliers y quisiéramos cambiar eso hacia algo más moderno)
- Renovar probadores: ya existe el espacio del probador pero queremos actualizarlas.
-Pintar las paredes.

Si tuvierais alguna sugerencia os lo agradecería.

Esto nos ha hecho pensar en el desconocimiento de muchos empresarios que creen que por cambiar un poco la iluminación, renovar los probadores y pintar ya reflotan el negocio, cuando esto deberían ser acciones del mantenimiento normal a realizar cada pocos años para mantener las tiendas en uso correcto, pero así no se reflota un negocio.

El tema de reflotar un negocio o una empresa es muy complicado y a veces, cuando llega a un cierto punto de degradación es casi imposible. Hay que intentar ir adaptándose y cambiando constantemente para que no se degrade, hay un dicho que viene muy bien al respecto, “hay que cambiar para que nada cambie”.

A la pregunta que nos hacia le respondíamos lo siguiente:

Primeramente creemos que si el negocio ha llegado a degradarse tanto hay que ver si se trata solo del aspecto del local o bien de todo el negocio en general. Imaginamos que es todo en general, pues cuando las cosas van funcionando no son muchos los que intentan ir hacia delante para mejorar sino que se quedan como están.

Si es así habría que empezar con un replanteamiento de la idea del negocio, es lo mas importante, por que si no después de realizar la acción correspondiente puede que el publico se acerque mas a tu tienda, pero si cuando la visita ve que en sustancia el planteamiento o el producto no han cambiado no habrá servido de nada.

Recuerdo el caso de “ Celso García, - para los que no lo conozcáis eran tiendas de moda de diferentes tamaños que se situaban por todo Madrid e incluso disponían de 2 grandes Almacenes, uno en la Calle Serrano, lo que después se convirtió en Mark& Spencer y actualmente el Corte Ingles, y otro en el Pº de la Castellana, actualmente en sus bajos se sitúa una sección de El Corte Ingles y el resto ha sido comercializado para oficinas -, pues bien, unos años antes de su venta y desmantelamiento hicieron una operación de reflote de la marca con un cierto éxito: contrataron a una firma italiana que cambió y redecoró con bastante acierto los escaparates de la firma, haciéndolos muy atractivos. La operación levanto el comentario general cuando se hizo, y volvió a atraer a un gran numero de publico a sus tiendas, pero una vez que se entraba en ellas, todo era igual, el producto, la decoración y la atención. Con lo cual no dudamos que algunas ventas de mas se realizarían, pero la expectación creada se convirtió en decepción en los clientes y después de la importante inversión que supuso para la firma todo siguió como antes. Al final la firma fue comprada por una sociedad formada por el grupo Cortefiel y Mark& Spencer que de esta manera se introducía en nuestro país.

Para un pequeño negocio que se quiera reflotar nosotros aconsejaríamos, aparte de un cambio de imagen, un replanteamiento de la idea del negocio y si es necesario incluso de la mercancía a vender.

También es muy importante que el cambio se note ya desde el exterior, bien mediante alguna modificación en la fachada que llame la atención, reforma de la misma, cambio del rotulo, nuevos escaparates, etc., lo que sea, pero que ya anticipe al publico que se ha producido un cambio en el negocio.

Nuestra experiencia nos dice que se puede realizar una gran reforma interior pero si no se cambia nada en el exterior, gran cantidad de publico no se da cuenta hasta que entra de que la tienda ha cambiado, y muchos, como el exterior sigue igual, ni se molestan en comprobarlo.

En el interior, se debe normalmente replantear la distribución, los espacios, circulación, exposición del producto, el acceso al producto de libre disposición, sistema de cobro, etc., es decir un cambio de planteamiento y filosofía de la venta.

Naturalmente todo esto tiene que estar acompañado de cambios de imagen y estéticos y entre ellos es muy importante una correcta iluminación, bien mediante un cambio total de la misma o bien mediante el refuerzo en puntos importantes, de todo esto hablamos en nuestra entrada Iluminación.

Lo de la limpieza y pintura ni lo nombramos, pues no sólo se tiene que hacer cuando se plantea un cambio, sino que es algo que tiene que estar en la mentalidad del empresario constantemente, tal como comentábamos mas arriba y en nuestra entrada Mantenimiento.

Las Fotos que ilustran esta entrada son de los Grandes Almacenes Selfridges en Londres, un ejemplo exitoso de reflotamiento de un establecimiento que comentaremos mas ampliamente en el proximo post. Algunas fotos más del mismo establecimiento ya ilustraban nuestra entrada Cerdito Hucha .

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter