Cosmetica en Farmacia

Hoy vamos a tratar un tema que, aunque no entra dentro del nuestro ámbito habitual del diseño comercial, si lo hace dentro del de comercio y técnicas de venta que también tratamos en ocasiones.

Se trata de un tema polémico ya que la cosmética distribuída “sólo en farmacias y parafarmacias” no aporta ninguna garantía científica especial ni diferenciadora frente a la cosmética de perfumería.

Que una marca venda sólo en farmacias significa exactamente eso: que sólo se puede comprar en la farmacia. Pero, ¿dónde está demostrado que es mejor o susceptible de mayor confianza?. Hay que tener un mínimo de criterio propio.

Los productos cosméticos que se venden en perfumería tienen las mismas garantías que los de la farmacia. Un laboratorio es un laboratorio, el método científico es universal, las pruebas de alergia se realizan del mismo modo, las leyes pertinentes rigen para todos los tarros y tubos por igual, salgan de la fábrica que salgan.

Sin perjuicio de la calidad de las marcas, el hecho que algunas se vendan en farmacia es sólo una estrategia de marketing. Y vaya si funciona porque pensamos que si es de farmacia es mejor y no nos dará alergia. Cuántas personas han tenido reacciones alérgicas de lo más normal a Roc, Klorane o Vichy , por nombrar algunas.

Y es precisamente esta ultima marca la que empezó este embrollo: Vichy tuvo la brillante idea comercial de vender sólo en farmacias. Y la idea calo hondo hasta hoy día y seguimos oyendo eso de:”yo compro mi crema en la farmacia porque me da más confianza”.

Un ejemplo claro fuera de la cosmética son los tarritos de comida para bebés, los populares “potitos”. Antes sólo se podían vender en farmacias, hoy día están presentes en cualquier supermercado. Al principio de esta liberalización, muchos padres se negaban a comprarlos fuera del “ambiente estéril” de la farmacia: hoy día es de lo más normal comprarlos en el súper.

En farmacia y parafarmacia hay marcas regulares, buenas y buenísimas. Lo mismo que en perfumería. Hay que comprar la que más nos guste y se ajuste a nuestras necesidades, pero no creer que por salir de la estantería del farmacéutico va a tener una calidad o garantía especial porque eso es engañarse a uno mismo. Y habría que preguntarse si el farmacéutico entiende de cosmética.


Quede claro que en todo momento nos referimos a productos de cosmética y belleza y no a los medicinales, donde ahí si como en el resto de medicamentos la farmacia es una garantía y el farmacéutico tiene mucho que decir y que aconsejarnos.

6 comentarios:

  1. Para que el autor entienda –que en realidad, para eso tendría que ser farmacéutico- que los productos que salen en venta desde una farmacia inspiran confianza de los consumidores, es por el hecho de que la legitimidad del producto está garantizada. Y la razón es muy simple; existe un DT responsable de la dispensación de todos y cada uno de los productos que sale de su farmacia a cargo, así como de su compra desde un droguero o fabricante registrado. Está puesto en juego el titulo del farmacéutico por lo que nadie se arriesga a comprar mercaderías truchas. Y como persona idónea en el tema (no es como el autor cree que no poseen conocimiento en los productos cosméticos. Todo lo contrario, en la universidad los preparan para elaborar fórmulas oficiales, magistrales o galénicas, medicamentosas o con fines cosméticas) conocen muy bien que componentes puede causar problemas o reacciones anafilácticas a clientes con problemas de sensibilidad, qué producto puede reemplazar a otros, etc. Ante la ley y la Justicia tampoco es lo mismo cuando se confiscan productos cosméticos truchos desde un almacén que desde una farmacia. La gravedad no es lo mismo porque el almacenero puede declarar que desconoce el potencial daño que puede causar éstos, pero un farmacéutico no puede liberarse de la culpa.

    ResponderEliminar
  2. Por algunos de los terminos empleados en su comentario deducimos que no es usted español aunque puede que sí resida en este pais, por tanto sabrá que aquí ( no sabemos en el caso de que usted resida en otro pais de habla hispana), desde el momento que un producto es comprado en un establecimiento abierto legalmente con sus correspondientes permisos y que el producto en cuestion lleva su correspondiente etiquetado ( fecha de caducidad, composicion, registro, etc.) su legitimidad esta garantizada, sea cual sea el establecimiento en que se compre (framacia, supermercado, perfumeria, etc..otra cosa es la venta callejera, mercadillos, productos de imitacion, de marca desconocida, con etiquetado en otro idioma, etc...).
    En ningun momento dudamos de los conocimientos del farmaceutico ( que no siempre es el que dispensa los productos, pues hay tambien dependientes en las farmacias que no los son, son eso, simplemente dependientes como en cualquier otro comercio), pero que el farmaceutico tenga esos conocimientos no significa que conozca en profundidad todo lo que vende, puesto que como muy bien dice usted para eso se lo compra a un "droguero" o fabricante tambien registrado, de ahi la garantia del producto, ni que conozca en profundidad al cliente, maxime cuando hoy en dia muchos productos, especialmente los cosmeticos, se adquieren en forma de autoservicio en las propias farmacias (por esto se incluyen tambien los prospectos dentro de los envases de muchos).Y en el caso de cualquier anomalia serian estos y no el farmaceutico los ultimos responsables, simpre y cuando el farmaceutico lo haya almacenado en las debidas condiciones y despachado en los plazos establecidos, claro.
    En esta entrada, lo unico que se ha tratado de reflejar es la estrategia comercial que para algunas marcas y productos supone la venta en farmacias, estrategia que es facilmete comprobable comparando los precios de exactamente los mismos productos de las mismas marcas (alimentos infantiles, productos dentales o cosmeticos por ejemplo)comprados en una farmacia y en un hipermercado, ambos perfectamente legales y garantes de sus productos.
    Es mas si la garantia de la farmacia es tal, es la misma para todas, lo que no ocurre con los precios, que en ocasiones varian de unas farmacias a otras para el mismo producto de la misma marca (caso de las leches de sustitucion infantiles)y esto ocurre tambien por simple estrategia comercial, depende de lo bien situada que este la farmacia, tamaño, cantidades de compra, cifras de ventas, etc. Lo dicho simple estrategia comercial.
    Todo esto, por supuesto y como tambien se dice en la entrada aplicado a productos que nos estrictamente sanitarios y medicinales, donde ahi si el farmaceutico y la farmacia son autoridad y garantia.
    Como ve usted a pesar de no ser farmaceuticos intentamos estar bien informados.

    ResponderEliminar
  3. Las antiguas farmacias van a parecer a star-trek ahora!!! ;)

    ResponderEliminar
  4. Belleza, esperemos que no, que los propietarios tengan el buen juicio de actualizarlas a los nuevos metodos de venta sin que pierdan su esencia y su encanto tradicional.
    En cuanto a las nuevas esperemos que no parezcan de Star Treck, sino farmacias del siglo XXI, en el que se abren y van a vender sus productos; con suerte, algunas - esperemos que las mejores- si estan bien proyectadas y cuidado su diseño se convertiran, dentro de muchos años, tambien en antiguas y dignas de conservarse como referentes del comercio de una epoca.
    De todas maneras en todas las epocas cuando viene una moda arrasa con casi todo lo anterior, conservandose solo algunos ejemplos de la anterior - en ocasiones lo mejor, y postrioemente ocurre lo mismo, llega otra que arrasa con esa de la que solo quedaran algunos ejemplos.

    ResponderEliminar
  5. Hola!

    Qué tienda es ésta???
    Gracias!!

    ResponderEliminar
  6. Anonimo, la verdad es que hace tiempo de esta entrada y ahora mismo no recordamos que tienda es, si lo encontramos volveremos a dejar la informacion aqui.

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter