Vuelta a la Artesanía



Ya hemos mencionado en alguna otra ocasión que una de las consecuencias de esta crisis es que esta haciendo que los artículos duraderos, personalizados y hechos a mano cobren de nuevo valor.


Esta tendencia se esta viendo no solo en el sector del lujo, donde lo ostentoso ya sobra
y se vuelve a priorizar la historia y cualidades de lo hecho a mano, uniendo el concepto de lujo con el de artesanía, sino que, este valor por lo artesano y la recuperación de la tradición lo encontramos también en muchos otros: moda, joyería, cosmética, diseño de interiores, gastronomía (una de las pioneras con la recuperación de las recetas de siempre), etc.


Este cambio de enfoque, está generando un sector favorable para diseñadores emergentes que ofrecen productos exclusivos, basados en el “hecho a mano”.

Pero no se trata de volver atrás, sino de un concepto mas vanguardista de la artesanía y una nueva visión, más fresca y emocional donde tradición e innovación se dan la mano para dar lugar a una nueva percepción de lo artesano.


Un ejemplo de esto lo leíamos hace tiempo en el dominical de el diario El País, donde en un articulo titulado “Esos locos románticos”, nos mostraba como diseñadores de todo el mundo cada vez mas, abrazan procesos artesanales en un movimiento que rezuma nostalgia y admiración por las tradiciones y manualidades.


La mayoría de ellos tienen formación como diseñadores o se han acercado al diseño como autodidactas, pero en lugar de trabajar para la industria han terminado liderando un proyecto personal basado en una producción artesanal.

Sus propuestas tienen un considerable gusto retro, pero lo suyo no es una mera repetición de esquemas pasados, sino propuestas con una visión contemporánea de la artesanía a la que hay que sumar los conocimientos sobre el mercado y las tendencias que tienen algunos de ellos por su relación con el mundo del diseño.


Fascinados por el trabajo manual en el que cada uno esta especializado, han emprendido su propio proyecto empresarial enrolando en ocasiones a terceros artesanos. La aparición de nuevos canales de distribución favorecidos por el desarrollo de las nuevas tecnologías les ha abierto las puertas a un mercado internacional que mejora notablemente su supervivencia.


Un claro ejemplo es Donna Wilson, que se ha convertido en un fenómeno en Reino Unido, donde adoran los productos artesanales. Escocesa, se mudo a Londres para especializarse en textiles en el Royal College of Art, mientras que vendía como churros en una tienda londinense los muñecos “Creatures” que realizaba por aquel enormes. Tras graduarse empezó a hacer de manera artesanal otro tipo de productos textiles, mantas, bufandas, etc. Su punto fuerte esta en la potencia grafica de sus estampados e ilustraciones inspirados en la iconografía rural escocesa. Sus productos se venden en 15 países y para elaborarlos la ayudan entre otros un matrimonio de 60 años que teje algunos de sus productos de punto.


Otro caso, poco frecuente, de los que se cita es el de Jonathan Adler, un ceramista que ha llegado a montar un pequeño imperio. Atraído por la cerámica desde muy joven paso su adolescencia haciendo cerámica en su casa. Ya de mayor decidió dejar su trabajo en Nueva York por su afición y a los 30 años animado por la atención que sus primeras piezas despertaron en la cadena Barneys decidió centrarse del todo. En 1997 se unió a la red Aid to Artisans, una organización sin animo de lucro que ayuda a artesanos de toso el mundo a ponerse en contacto con el mercado americano y así descubrió un taller de Perú que es donde se producen hoy bajo su dirección creativa la mayoría de sus piezas a la venta en sus 13 tiendas de EEUU.


Aunque el articulo cita varios ejemplos mas, nosotros para no hacer demasiado larga la entrada, solo os ofrecemos tres. El ultimo es el de Andreas Licht, un alemán de 42 años que, tras una larga trayectoria como ebanista, decidió aparcar hace mas de un lustro el mundo del mobiliario para diseñar y comercializar por su cuenta unas singulares gafas, “Herrlicht”, hechas artesanalmente con madera de nogal, arce, cerezo y roble que son toda una experiencia sensorial para quien las toca o las lleva pues tienen un empaque y tacto extraordinarios. Realizadas en su taller con asistencia de un ayudante, elabora una pieza al día de su reducido catalogo de modelos, todos ellos con una estética ultramoderna y marcadamente retro. Los estuches, en los mismos materiales también los realiza él mismo.


Como vemos mientras que por un lado, los clientes del sector del lujo buscan artículos “para siempre” que no pasen de moda y no queden olvidados en el fondo de un armario al cambiar de temporada, por otro, hay también un sector de publico que desea seguir las tendencias, pero incorporando elementos diferenciadores y únicos, y es aquí donde la artesanía recobra todo su valor, por su alta calidad y sus piezas únicas.

Un camino sin duda interesante y en tendencia del que deben tomar nota los muchos y buenos artesanos que tenemos en nuestro país.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter