Liberalización de Horarios



Este pasado domingo el Programa de RNE A Vivir que son dos días transmitió un interesante coloquio entre sus colaboradores sobre el tema de la liberalización de horarios comerciales, motivado por el pistoletazo de salida que el pasado puente supone para las compras navideñas.


En general no se dijo nada que no hayamos comentado otras veces en otras entradas al respecto en este blog, pero hubo algunas opiniones interesantes y diferentes que son las que nos han dado pie para esta entrada.


En España los horarios de aperturas de los comercios están reguladas por ley. Desde 2004 son las autonomías las que tienen el poder de decidir que días y cuantas horas pueden abrir las tiendas, respetando unos mínimos establecidos por una ley de ámbito estatal. Pero las diferencias son notables y mientras en unas comunidades autónomas se aplican muchas restricciones, en la de Madrid su gobierno acaba de aprobar un anteproyecto de ley que permitirá liberalizar los horarios de la mayoría de establecimientos. Y mientras que las asociaciones de pequeños y medianos comerciantes se oponen a esta medida los grandes establecimientos las aplauden. Sus posiciones son conocidas y están muy claras.



Por otro lado, las asociaciones de consumidores están divididas, unas están a favor y otras están en contra. Según una encuesta de CISC el 87 % de los entrevistados se siente poco o nada perjudicados por que los establecimientos no puedan abrir todos los domingos o festivos del año. Por otro lado, más de la mitad está a favor en la regulación de horarios, frente al 40 % que preferiría dar plena libertad a los comerciantes para que decidieran que días y durante que horas abrir sus establecimientos.

Lo que si esta claro es que si al final las leyes cambian los consumidores se acostumbraran y se mostraran cada vez más a favor como ocurre en otros países donde la amplitud de sus horarios permite comprar con facilidad casi cualquier cosa a cualquier hora y en cualquier día de la semana. Con horarios mas amplios no se va a vender mas, se va a comprar mejor.


Intentar parar la liberalización de los horarios es como intentar poner puertas al campo. La vida de las ciudades es la vida de sus comercios, sobre todo del pequeño comercio, pero los comerciantes se tienen que adaptar a la nueva forma de vida de sus ciudadanos. Quizá muchos de ellos en vez de descansar los fines de semana tendrán que cerrar entre semana como lo han hecho hasta ahora por ejemplo los negocios relacionados con hostelería.

Una de las opiniones mas interesantes que escuchamos es que lo que tienen que hacer el comercio de proximidad es adaptarse al horario de sus vecinos y no abrir por ejemplo por la mañana cuando los vecinos están en el trabajo y sí hacerlo por la tarde, en las horas en que los posibles clientes llegan a casa.


En parte esto es el éxito de las tiendas de conveniencias. Porque ahora se consume de otra forma y en otras horas, no se consume más. El pequeño comerciante solo puede competir con el grande por la atención y la personalización. La preferencia del cliente por el pequeño comercio se basa en el trato el trato personal.

Uno de los argumentos a favor de la liberalización es que la apertura de mas horas se traduciría en mas puestos de trabajo, algo que dada la situación que atravesamos seria bueno, y se pone como ejemplo a Madrid donde se están creando mas puestos de trabajo que en el resto de la península, en contraposición a otras comunidades como Cataluña o País Vasco con legislaciones mucho mas restrictivas.


Además, también se apunta que el comercio contribuye a la rehabilitación de ciertas zonas de la ciudad. Cuando no hay comercio las calles están tristes, casi muertas y solitarias, por el contrario, gracias a los comercios ciertas zonas de las ciudades como por ejemplo la calle Fuencarral de Madrid, hace unos años en total declive y llena de delincuencia, o la actual zona de Triball, antiguo núcleo de prostitución, se han recuperado para el conjunto de los ciudadanos. Po el contrario encontramos los barrios cada vez con más locales cerrados, donde no hay movimiento y están cada vez más solitarias sus calles.

Hay que intentar que el pequeño comercio sobreviva, pero este no puede depender de que le protejan (por Ley). Si es así, esta perdido, pues poco a poco cada vez va a haber menos protección y el que no se busque por el solo las habichuelas tendrá que cerrar, porque el modelo ha cambiado, y no tiene vuelta atrás, lo tomas o lo dejas, pero si no lo tomas te dejaran.


De la misma manera que seria impensable que se prohibiese la venta por Internet para proteger a los comercios (grandes o pequeños) y la venta por Internet va en aumento y es imparable, la liberalización de horarios también. Y no olvidemos que para vender hay que estar abierto.

Desde luego el tema tiene muchas aristas. Chocan muchos intereses. Y también entran en escena otros sectores. Si la tendencia es esta en el comercio ¿por qué no ocurre lo mismo, por ejemplo, con los bancos o la administración, donde los horarios de atención son cada vez mas reducidos?


Cuando se pide opinión a la audiencia la mayoría opina que no es necesario abrir en más horas o días de los ya establecidos. Pero también queda claro que las compras, aunque nos pese, se han convertido ya en parte de nuestro ocio, además de una necesidad.

Las imagenes que ilustran esta entrada corresponden a la tienda 24/7 Zerim-Liftan flower and gourmet shop diseñada por Studio 200404, esta pequeña y curiosa tienda en Israel abrer las 24 horas siete dias a la semana, y se dedica a la venta de flores y productos gourmet, a destacar que su mobiliario esta realizado con materiales reciclados o reutilizados que todos conocemos.

4 comentarios:

  1. Me parece muy bien tratado este tema en esta entrada enhorabuena.
    Yo añadiría que como siempre digo cuando hablo de los horarios, es que no es el mayor problema para los "pequeños comercios" que lo son solo en tamaño no en importancia social. Lo más importante es exigir a los ayuntamientos que hagan las calles rentables y comerciales, como lo hacen para los grandes centros.
    El comerciante siempre estará al servicio de sus clientes en cuanto a sus necesidades y evolución con su más que demostrado esfuerzo personal.
    La ley de comercio en general es la que hay que tratar y adecuar en general no solo una parte que no es más que un anzuelo puesto para picar y distraer, que son los traídos y llevados horarios comerciales.

    Un saludo, Juan Antonio Lara (comercialista).

    ResponderEliminar
  2. Quizás me equivoque pero creo que el tema de los horarios comerciales tiene que ver con el hecho de que desde hace ya unos años hay cada vez más comercios regentados por inmigrantes, de origen paquistaní y chino principalmente, que tienen unos horarios mucho más extensos que los demás comercios de barrio. Quizás debido a su cultura ellos no ven ningún problema en trabajar 12-13 horas diarias. Pero la señora del colmado de la esquina de toda la vida no sé si va a estar dispuesta a trabajar tantas horas al día y va a necesitar contratar a otra persona para cubrir el mismo horario. Hay que tener en cuenta que la jornada laboral máxima es de 48h semanales. Cumplen con esta jornada laboral máxima los comercios que abren hasta horas intempestivas?? La verdad, no lo se..

    Cómo consumidora estoy a favor de la liberación de horarios comerciales al 100%, simplemente hay que vigilar que no vulnere los derechos de los trabajadores.

    ResponderEliminar
  3. renovarse o morir.
    es cierto que el pequeño comercio se tiene que adaptar, y al hilo de lo que comentas, yo conozco una pequeña frutería que suele abrir al medio día, que es cuando llega la gente a comer. y luego por la tarde abre muy tarde hasta la noche. le va muy bien.

    ResponderEliminar
  4. Juan Antonio Lara,

    Como bien dices, el perqueño comercio tiene una gran importancia social. Es por ello que es importante todo lo que a el atañe y no solo el tema de los horarios. Su supervivencia y viabilidad requiere un esfuerzo por parte de todos, los ayuntamientos deben ofrecerles ventajas, pero esto se va a ir acabando, por lo que deben poner mucho de su parte para adaptarse y actualizarse, no esperar sobrevivir solo gracias a leyes proteccionistas. La forma de comprar ha cambiado y ellos no pueden permanecer anclados en el pasado.

    Un saludo,

    annafancy,

    Se nos olvida que no hace tantos años que los comercciantes de este pais tambien trabajaban "de sol a sol", lugo las cosas han ido mejorando y claro, ahora resulta dificil volver atras. De todas maneras en muchos casos no se trata tanto de abrir muchas horas como de cambiar el "chip" y no abrir en los horarios de antes, sino en actualizarlos a las necesidades de los clientes dela vida de hoy.
    Como el ejemplo de la fruteria que nos pone Marta en el comentario siguiente.

    Un saludo,

    marta,

    Como decimos en los comentarios anteriores es necesaria una renovacion y actualizacion en muchos aspectos y el qur nos pones es un buen ejemplo de por donde puden ir algunos de esos cambios.

    Un saludo,

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter