Mercaderes en el Templo



La crisis tambien debe estar afectando a la Iglesia Catolica, porque esta realizando acciones no "bien vistas" por la fé cristiana, como es tener "Mercaderes en el templo". Hoy vamos a hablar de un tipo de comercios que creemos va a ir en aumento y son tendencia de cara al futuro
, se trata de la implantación de modernos espacios comerciales dentro de los recintos religiosos por parte de empresas ajenas "en principio" a este ambito.


La idea de esta entrada ha surgido a raíz de que un conocido nos comentase la buena impresión que le causo la tienda que hoy os ponemos como ejemplo, y que nosotros le comentáramos que no hacia mucho, en 2010 también a nosotros nos llegó el encargo por parte de una empresa de realizar un pequeño espacio comercial ubicado en la zona de entrada a una iglesia, ya que tras la beatificación de un popular fraile necesitaban dar salida a gran cantidad de objetos de recuerdo que se habían realizado para la ocasión. Para ello se habían planteado la apertura de una pequeña tienda en el recinto de la iglesia donde donde vender estos recuerdos y aprovechando la ocasión otros artículos relacionados.


El comercio o la venta de productos dentro de los espacios religiosos no es algo nuevo, muchos de nosotros hemos acudido a alguno de ellos en busca de los deliciosos dulces que se elaboran en muchos conventos de nuestra geografía, y en los recintos religiosos mas significativos y turísticos es habitual encontrar tiendas de souvenirs y objetos de recuerdo mas o menos religiosos. La novedad creemos esta en que ya no se trata de espacios funcionales y carentes de diseño gestionados por la propia congregación religiosa (como en el caso de algunas tiendas de dulces), o por particulares (en el caso de las tiendas de recuerdos), sino de atractivos espacios bien diseñados gestionados por grandes empresas y cadenas que de alguna forma u otra ofrecen algunos de sus productos tradicionales junto a otros relacionados con el ámbito religioso.


En este caso se trata de La Formiga d’Or, una tienda ubicada dentro del claustro de la catedral de Barcelona. Una nueva tienda de la cadena de librerias Happy Books que combina los productos religiosos con los souvenirs turísticos.


El local es obra de la interiorista Pilar Líbano de la que ya os ofrecimos no hace mucho otra obra, el Bar Velódromo. El espacio es a priori impactante ya que la intervención ha respetado la sobriedad y austeridad propias del entorno en el que se ubica. La profusión de elementos viene dada por la variedad y cantidad de productos que pueden exponerse en las paredes de la tienda y conviven con la sobriedad y altos techos del espacio preexistente.


El interiorismo ha tratado de mimetizarse con ese ambiente austero y de recogimiento propio de un espacio que cohabita con la religión y se ha proyectado una vidriera exterior que deja ver en su totalidad el interior de la tienda pero sobre todo, la arquitectura, sus volúmenes, su altura...


El mobiliario ha sido diseñado por el propio estudio y se ha fabricado en materiales nobles que se encontrarían también en una iglesia: madera y hierro. Con estos dos materiales se han realizado las librerías. Como complemento aparece una iluminación con bombillas que nos trasladan a una iglesia antigua, junto con una iluminación integrada que eleva el carácter místico del espacio.


Se ha vaciado y ordenado el espacio para que puedan tener cabida las imágenes de vírgenes, las estampas, los inciensos y velas, además de otros productos y souvenirs, que se venden en la tienda, conviviendo y dialogando en un mismo ambiente. Asimismo, se ha habilitado un espacio disimulado, a base de cajones de almacenaje, debajo de todas las estanterías, aprovechando al máximo el local que es de reducidas dimensiones (32 m2).

Profesionalidad y sentimiento se aportan por igual en el diseño y formalización de este pequeño espacio comercial que pretende dialogar, desde su escala y sencillez, con la rotundidad mística y arquitectónica de la Catedral de Barcelona.


La Formiga d'Or, abierta desde 1885, es la decana de las tiendas de libros en Barcelona pero como las vecinas librerías Catalònia, de la plaza de Catalunya, y la Central del Raval, de la calle de Elisabets, la Formiga d'Or tuvo que adaptarse a los nuevos tiempos y tras la irrupción en Barcelona de sedes de grandes cadenas tipo FNAC o Casa del Libro, las pequeñas librerías independientes tuvieron que renovarse a base de crecer y fortalecerse con asociaciones entre ellas o con librerías de fuera como es el caso que aquí tratamos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter