Gant



Si hace unos días os hablábamos de la apertura de la flagship de Abercrombie & Fitch en Madrid, instalada en el conocido como "palacete de Agua de Sevilla", por ser esta la anterior firma en ocuparlo, en estos días nos han llegado noticias de que la firma Polo Ralph Laurent también está tanteando
la posibilidad de instalarse en esta misma zona y en otro palacete, concretamente en el Palacio de Saldaña de la calle Ortega y Gasset.


Parece que está en tendencia entre estas firmas americanas de precio medio alto decantarse por este tipo de edificios singulares, para incrementar la experiencia de compra en sus establecimientos ya que por variedad y diferenciación de moda no lo pueden hacer. Pero sea de una forma u otra creemos que es una oportunidad de recuperar algunos de estos edificios de nuestra ciudad algunos de los cuales han llegado a estar abandonados y medio en ruinas y solo por su grado de protección urbanística se han librado del derribo.


Pero no son estas las únicas marcas que han elegido esta opción, antes que ellas, hace un par de años ya lo hizo otra, la menos mediática, GANT, que remodeló un elegante edificio del siglo XIX situado en el número 12 de la calle Jorge Juan para instalarse en nuestra ciudad. (Como apunte os comentaremos que este edificio ya se le había ofrecido a Polo Ralph Laurent y fue desestimado porque no se encontraba en la calle Serrano que era donde ellos querían instalarse)


La tienda de Gant en Madrid es una flagship store en toda regla. Una boutique que sigue los pasos de las de la Quinta Avenida de Nueva York o New Bond Street de Londres y de la que no os habíamos ofrecido ninguna entrada, pero este anuncio de Polo nos ha dado pie para recordarla.


Esta tienda cuenta con más de 600 metros cuadrados repartidos en cuatro plantas diseñadas por el Store Concept Team de Gant en colaboración con el Estudio sueco Arkarius Architects, conservando algunos de sus elementos arquitectónicos originales. El resultado mezcla un exterior neoclásico con un diseño interior moderno repleto de madera de nogal, alfombras stubb, papeles pintados, escaleras... recreando un ambiente en donde en tiempos “viviera la familia Gant”. Un espacio en el que vislumbrar todas las colecciones de la marca: Rugger, Gant Baby, Gant Boys y Gant Girls.


Las colecciones se presentan entre una exquisita selección de muebles y elementos decorativos (alfombras, lámparas, jarrones, muebles...) que las hacen parecer un elemento decorativo más, parte de un ambiente exquisito. Un concepto de tienda en el que se busca vender ropa y también ofrecer sensaciones, quizá recordando demasiado a su directa competidora Polo Ralph Laurent.


La marca fue fundada por Bernard Gant, un emigrante ucraniano que llegó a Nueva York en 1914 .Como el resto de inmigrantes, buscó convertirse en un ‘verdadero americano’, y en el proceso se afanó en redescubrir su genuino estilo: casual y confortable. Su primer empleo fue en una fábrica cosiendo cuellos de camisas, lo que le supuso un buen aprendizaje en la fabricación artesanal y el cuidado del detalle.


En 1941 abrió el primer negocio familiar, dedicado —cómo no— a la fabricación de camisas con una costura exquisita y un detalle único: una pequeña ‘g’ bordada en la esquina de cada camisa, convirtiéndose pronto en el emblema de la firma.


Se dedicaron a diseñar camisas inspiradas en el espíritu americano para gente activa, pero con un concepto nuevo, las ‘button-dow-shirt’: camisas con pliegues en la espalda y pequeños botones cosidos en el cuello. Esta novedad pronto se convirtió en el ‘hit’ del momento y en su seña de identidad. El resto de la historia hasta llegar a nuestros días es fácil de imaginar. Bernard cumplió el sueño americano convirtiendo su compañía en el segundo fabricante de camisas más importante del mundo y la firma se convirtió en representante de un estilo informal en el que se conjuga lo clásico y lo moderno..


Hoy Gant es todo un emporio, con tiendas propias, franquicias y un sin fín de distribuidores. Su estilo es refinado, versátil y deportivo con ropa casual para mujeres, hombres, jóvenes, niños, bebés y no contentos con eso, extienden su reseña a ropa de hogar y otros complementos y accesorios como relojes, calzado, gafas, perfumes… Todo eso sí, muy a lo “american style”.



Os dejamos este video sobre la tienda Gant de Estocolmo de una estetica similar a la de Madrid.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter