EscaparaTour



Últimamente estamos recibiendo algunos comentarios y envíos de información por parte de los lectores que agradecemos, pues aunque intentamos estar al tanto de lo que sucede en el panorama comercial, muchas veces se nos pasan cosas como nos recordaba una lectora, refiriéndose al concurso de escaparatismo celebrado las pasadas navidades en el Barrio de Salamanca de Madrid bajo el titulo de "Escaparatour".



Lo cierto es que en nuestros paseos por esas calles en esos días vimos algunos escaparates curiosos, fuera de lo normal, pero lo atribuimos a las fechas navideñas ignorantes del citado concurso.



Convocado por la COCEM ( Confederación de Comercio de Madrid) se celebro el I Premio EscaparaTour ABC. Ha sido un concurso en el que participaron comercios y decoradores de prestigio. Cada decorador realizó una intervención efímera en un escaparate comercial que se mantuvo expuesta durante todo el periodo navideño (un poco al estilo de la iniciativa que se llevó a cabo al principio del otoño en el barrio de las letras con el nombre de Decor-Accion, y del que os dimos cuenta en su día).



En esta iniciativa patrocinada por el diario ABC intervinieron treinta de las más destacadas tiendas del Barrio de Salamanca, en Madrid. Cada establecimiento prestó sus escaparates a una treintena de interioristas de primera línea, para que realizaran un montaje navideño. A cada escaparate se le adjudicó un decorador por sorteo. La creatividad del proyecto era libre, pero siempre de acuerdo entre decorador y comercio. La participación se realizo de manera desinteresada, realizando el proyecto con un mismo presupuesto y en un corto periodo de tiempo.



Como decimos, en esta su primera edición el concurso se concentró en el Barrio de Salamanca de Madrid y para que el publico pudiera disfrutar de esta iniciativa se trazaron tres rutas (A, B y C) con objeto de agrupar los escaparates participantes en un cómodo paseo. De este modo, se pudo seguir cada uno de los tres itinerarios y elegir, valorar, y votar cual era el mejor escaparate, concediéndose un Premio del Público al escaparate más votado por los lectores y usuarios de ABC y ABC.es.



También hubo un jurado compuesto por once personalidades de la vida artística, del interiorismo, la fotografía, el periodismo y el comercio, que valoraron las obras en función de la originalidad, la utilización de elementos propios del comercio que se estaba decorando y la sostenibilidad y reciclado de los materiales empleados.



Por citar algunas de las propuestas presentadas, se pudieron ver un gigantesco regalo abrazado por un tremendo lazo (Gunni & Trentino), un pasaje a los mundos de Fellini y Tim Burton (Living in London), una heladería convertida en joyería (Giangrossi), una joyería transformada en un jardín (Perodri) o un club de jazz de los años 30 (Touché). Y entre los decoradores figuraron nombres como Ignacio García de Vinuesa, Guillermo de la Hoz o Pablo Leal.



El primer premio fue para Rica Basagaoiti, tienda de alfombras y mobiliario de la calle Gurtubay, 2. Su escaparate, «Navidad» fue decorado por Javier Muñoz. El segundo galardón se lo concedieron a Vitra, establecimiento de mobiliario de diseño en la calle Marqués de Villamejor, 5. Su escaparete «El Árbol de la Vitra» fue obra de Ramón de Arana. Una mención especial obtuvo Ángel Shlesser por el escaparate «Niebla», realizado por el decorador Pepe Leal y expuesto en su establecimiento de la calle Don Ramón de la Cruz, 2.



Mencía Lapetra, fue la ganadora del premio correspondiente a los votantes de EscaparaTour a través de internet. (Como suele suceder en este tipo de votaciones, las influencias en la red,amigos y conocidos que te puedan votar, son determinantes a la hora de ganar, y muchas veces no gana a quien a nuestro gusto es el mejor)



Por nuestra parte nos parecen estupendas estas iniciativas que unen comercio y diseño. Cuando se sale al extranjero (Londres o Nueva York son dos buenos ejemplos) y se ven las instalaciones y escaparates que se realizan en muchas de sus tiendas y comercios, incluso los mas modestos, no se puede por menos que pensar el por qué no se puede hacer lo mismo aquí. Ya hemos comentado como aquí se le da muy poca importancia (sobre todo entre el pequeño comercio), y eso antes de la crisis, ahora es peor. Aquí montamos una tienda con 4 estanterías de IKEA (ojo, que eso a veces también esta muy bien, pero hasta eso hay que saber hacerlo, para que no sean todas iguales) y un escaparate con cuanto mas producto mejor o con 2 o 3 maniquíes y como mucho algún adorno (si es Navidad, el adorno suele ser el de todos los años, al que a veces ni se le quita el polvo).



Así que iniciativas como esta creemos deberían no solo limitarse a determinadas fechas. Por un lado los creativos tienen otro campo de expresión para su trabajo y por el otro los comerciantes pueden comprobar lo que aporta un buen escaparate a su negocio, ambos pueden salir beneficiados, ahora solo es cuestión de ponerse de acuerdo en el precio, -que no todo van a ser concursos-, y quizá esa es la clave. Unos deben darse cuenta de lo que les aporta y considerarlo como una inversión en vez de un gasto, y los otros como un trabajo más al servicio de un cliente, no como un costoso reclamo a costa de su nombre y un vehiculo para su lucimiento.



Como ya hemos dicho en alguna de las entradas que dedicamos al tema de los escaparates, (que por cierto tienen bastante éxito en el blog, como se ve en el apartado de las entradas mas populares) estos son una ventana hacia el interior de la tienda. A través de ellos, y de un único vistazo, uno debe sentir la necesidad de adquirir lo que hay tras el cristal o bien de una manera sutil o más obvia, debe provocar el deseo imperioso de entrar en la tienda y comprar. Los escaparates son algo así como los titulares de prensa: tiene que decir mucho, pero de una manera escueta y animarnos a seguir leyendo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter