Renegociación y Reubicación

No todo es negativo en épocas de crisis y entre otras cosas, si para algo esta sirviendo esta que estamos pasando es para en muchos casos sopesar el precio que se esta pagando por los alquileres de locales comerciales y en ocasiones renegócialos a la baja, e incluso se están dando casos en los que poder conseguir una mejor ubicación dentro de una mejor zona comercial de la ciudad por una cantidad similar a la que se estaba pagando en otra peor.

Según los que entienden del negocio del retail, cuando una empresa estudia abrir un punto de venta es preferible optar por el alquiler que por la compra, pues de esta manera en caso de que el negocio no funcione se puede abandonar esa ubicación y llevarse los diversos enseres a otro local. Además, a la hora de instalar un negocio, por el precio de compra de un local es posible montar varios en régimen de alquiler.



Pero esto no siempre es considerado, pues hasta ahora como ya sabemos, en este país el pequeño empresario tenía una mentalidad mas bien conservadora y amparándose en aquello de que lo único que conserva su valor es el ladrillo, consideraba mejor inversión la compra, como un seguro de jubilación para el futuro o si las cosas no iban bien.

En cambio, las grandes empresas o grupos que compran muchos inmuebles suelen tener dos divisiones que funcionan de manera independiente, por un lado como sociedad de inversión inmobiliaria que compra los inmuebles y que a su vez se los alquila a otras divisiones o sociedades pertenecientes al mismo grupo o no.



Volviendo al tema de la renegociación de los alquileres, hace unos días leíamos en un periódico económico que los centros comerciales, debido a la reducción de las ventas estaban rebajando los alquileres de sus locales entre un 20 y un 40 % para intentar frenar el cierre de tiendas, pues no hay nada mas peligroso para un centro comercial que un bajo nivel de ocupación, cuando este pasa a ser mayor de un 20 % esta en serio peligro de parecer que no funciona y que se produzcan mas cierres en cadena con el peligro de acabar quebrando el propio centro.

En un par de décadas en España se han abierto una gran cantidad de centros comerciales y aunque parezca que todos funcionan (pues no cierra casi ninguno) no es así. Con esta bajada de los alquileres lo que hacen es compensar un poco la falta de ventas y que al final las cuentas de resultados sean positivas en espera de que lleguen tiempo mejores.



Otra creencia habitual es la de que las grandes empresas mantienen sus establecimientos aunque no vendan, ya que lo compensan unos con otros o lo sacan por otro lado, pero nuestra experiencia nos dice que esto no es así, y se impone la lógica, se aguanta un año o dos y si alguno de los locales no reflota, se cierra y se reubica en otro sitio que pueda dar mejores resultados.

Y es que la ubicación, como ya hemos comentado en varias ocasiones, entre otras en la entrada dedicada al emplazamiento, es fundamental para un negocio. En el documental Planeta Zara, que ya os ofrecimos en otra entrada, el director de expansión de la firma manifestaba que instalarse unos metros mas allá o mas acá en una misma calle puede hacer incrementar o disminuir la venta en un tanto por ciento muy elevado.



Como ejemplo tenemos que hoy en día en Madrid no es lo mismo abrir un local en el segundo tramos de la Gran Vía, el que va desde la red de San Luis a la Plaza del Callao, que hacerlo en el tercer tramo, que finaliza en Plaza España. Pero estas situaciones son cambiantes y pudiera darse el caso de que si en este tercer tramo que nunca ha llegado a funcionar del todo comercialmente se instalara alguno de los grandes, como por parece ser que va a ocurrir con Zara en el solar de lo que fuera el antiguo edificio del Banco Atlántico, se podría dar un vuelco en la actividad comercial de esa zona.



Algo así ocurrió, aunque de manera diferente, hace unos años en la calle Fuencarral que había sido hacia años una calle muy comercial pero en la que en ese momento era un suicidio abrir un local de firma por su estado de suciedad y degradación. Algunas pequeñas empresas y comercios alternativos se atrevieron a abrir allí (probablemente movidos mas por la por la situación y bajos precios que por una clara visión de futuro) iniciando así la transformación de la que hoy se ha convertido en una de las calles de moda por excelencia y donde se concentran algunas de las mejores firmas de las grandes empresas de la moda.

Esto a su vez ha ocasionado un nuevo desplazamiento, y así leíamos hace unas semanas en el diario el País u articulo en el que con el titulo de “Fuencarral ya no es Cool” nos relataban como las tiendas mas vanguardistas y alternativas se están desplazando hacia otra zona adyacente de la que os hablamos en su día, Triball, volviéndose a iniciar un nuevo proceso de intento de reactivación económica de una zona .



Queda pues claro que como no nos cansamos de decir, la ubicación tiene es un tanto por ciento muy alto que ver en el éxito de un negocio y que es un tema que requiere un cuidadoso estudio y aun con ello nadie esta libre de equivocarse; en ese aspecto nos da la razón el hecho de que en ocasiones cuando muy importantes firmas internacionales han venido a nuestro país y han creído que podían instalarse donde quisieran para tener éxito no siempre ha sido asi. Fue el caso de H&M que en sus comienzos en España empezo a abrir sus tiendas en centros comerciales pero no fue suficientemente reconocido hasta que no abrio grandes tiendas en el centro de las ciudades; así ocurrió por ejemplo en en Madrid donde abrió una tienda en la calle Preciados y después en la Gran Vía, que fue su catapulta al éxito en la ciudad.



Otro ejemplo, este mas alejado en el tiempo, fueron los populares almacenes Woolwoth, muy importantes en estados unidos y que se instalaron en varias ciudades de España, en Madrid lo hicieron en la calle Juan Hurtado de Mendoza, una zona muy poco comercial y que tampoco consiguieron reactivar, por lo que al final tuvieron que cerrar a los pocos años, y con el agravante de que muy poca gente llegó a conocer su existencia por muy buenos que fueran .

Esto también nos demuestra que como decíamos al principio no hay que ser inamovibles y cuando las cosas no funcionan o cuando han pasado unos años, - que antes eran diez y que ahora son cada vez menos- , y las instalaciones están amortizadas, si se va a reformar el establecimiento, vale la pena estudiar la posibilidad de una reubicación, pues cuesta lo mismo hacerlo en un sitio mejor que otro menos bueno o quedarnos en donde estamos, con la repercusión que en los ingresos esto pueda representar.



Por lo tanto, como conclusión y siendo positivos, esta época de crisis puede ser un buen momento para reubicarse y reinstalarse, eso si siempre en un mejor local, mas grande y mejor situado, nunca peor, pues en ese caso podríamos incluso adelantar la ruina del negocio. Las grandes empresas lo tienen claro y están aprovechando el momento para realizar estos cambios, que al final siempre son positivos en ventas y que cuando vengan mejores tiempos les pillarán bien situados y les darán mejores beneficios.

Las imagenes que ilustran esta entrada corresponden al flagship de la firma belga Base en Antwerd Central Station diseñada por Creneau International. Recuerda con menor categoria al flagship de Telefonica de Gran Via en Madrid al adaptar un edificio historico a la venta de telefonía.

2 comentarios:

  1. Interesantísimo. No sabía lo de los tramos de la Gran Vía. Y me habéis traído un recuerdo imborrable de mi infancia, la cafetería de Woolworth. Vivía al lado, a dos manzanas, ir a comer un perrito y a tomar cocacola en unos vasos americanos nunca vistos en España, anchos por arriba, era el premio más codiciado...

    ResponderEliminar
  2. Ardilla, bienvenido de nuevo, ya hemos leido tus andanzas... q envidia!! (de la sana).
    Estos dias , en concreto el pasado 4 de abril se celebro el centenario de la Gran Via madrileña, con lo que hemos podido encontrar un monton de informacion sobre ella y su historia y comercios que añadir a la que ya teniamos y hemos ido publicando a lo largo de algunas entradas dedicadas al la historia del comercio y a comercios ya desaparecidos. Si puedes echales un vistazo, hay cosas bastante curiosas e interesantes.

    Debes de ser de los pocos que conocieron los woolworth y que ademas los recuerdan, que suerte!; como siempre eres un pozo de sabiduria y una caja de sorpresas, ya nos contaras algo mas...

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter