Nuevos Mercados

La semana pasada en el dominical de El Pais venia un articulo muy interesante sobre como la evolución del comercio tradicional en el campo de la alimentación esta obligando a la transformación de los antiguos mercados historicos, para adaptarse a los nuevos tiempos.

Cuando comentamos la reapertura del mercado de San Miguel en Madrid vimos una trasformación hacia un nuevo punto gourmet combinado con ocio, para publico local y visitante, al parecer la formula había sido adaptada de la que estaba funcionando por el resto de Europa
Hacemos a continuación un resumen de dicho articulo.

Los precedentes en España de este tipo de neomercados están en Barcelona. La Boquería, original del siglo XII, mezcla los puestos habituales de “la compra diaria” con otros más recientes en los que se ofrecen degustaciones. Otro ejemplo es el renovado mercado de Santa Caterina, que mantiene el espíritu de mercado típico. Añade además un restaurante, el Cuines de Santa Caterina, que juega con una serie de puestos donde degustar cocina de mercado. El proyecto de reforma de esta plaza, creada en 1845, es obra del equipo de arquitectos EMBT (Enric Miralles y Benedetta Tagliabue). El entorno se ha revitalizado, como en el caso del de San Miguel.

Trendsetters’ en el mundo. Los mercados tradicionales tienen una difícil posición en el mercado, copado por las grandes superficies y las nuevas formas de entender la gastronomía.

Un buen ejemplo es el Souk el Tayeb en Beirut (souk es zoco, y tayeb significa “bueno”, de sabor o carácter, en árabe). Su promotor, Kamal Mouzawak, da conferencias en todo el planeta desde que abrió este mercado callejero hace cinco años. “Nuestra misión está en salvaguardar el conocimiento de nuestra herencia gastronómica. Promovemos los productos de pequeñas granjas locales, educamos sobre los beneficios de lo orgánico e impulsamos un estilo de vida saludable”. En sus puestos se juntan vendedores de todos los credos y partes del país. Hay mazapán, comida preparada, vino, fruta y verdura, pero también jabones o cacharros de cocina. Un ejemplo de convivencia en Oriente Próximo a través de la comida.

En Turín, asociado al movimiento slow food, nació hace casi tres años Eataly. Cuenta con sucursales en otras ciudades italianas como Milán o Bolonia, dos centros en Tokio y planea abrir uno en Nueva York en 2010. “Pretende recorrer un nuevo camino en la comercialización de los productos agroalimentarios de alta calidad”, explica Simona Milvo desde su oficina.

“Eataly quiere demostrar que es posible ofrecer a un amplio público alimentos de calidad a precios razonables. Y comunicar, al mismo tiempo, la historia de tantos productores que constituyen lo mejor de la enogastronomia italiana”, concluye. Su espacio de Turín, con mesas y todo, cuenta con una cocina donde se prepara al momento lo que también uno puede llevarse fresco a casa. Eataly se completa con una bodega y una lechería.

Otro ejemplo lo tenemos en Londres, en el mercado de Borough Market, con tiendas emblemáticas como la de quesos británicos de Neal’s Yard Dairy y el bar de tapas españolas Brindisa. Este mercado es el claro ejemplo de dinamizador de un barrio que se ha transformado en la imagen de la gastronomía sana de un país muchas veces cuestionado en los fogones por la alimentación de su población. Que se lo digan al cocinero Jamie Oliver, “embajador” de este mercado.

La ecomoda llega al norte. En los países nórdicos, los grandes almacenes tienen una atmósfera más interactiva. Los mercados del Wanha Kauppahalli, en Helsinki, y el Östermalms Saluhall, en Estocolmo, persisten en esa idea de mercados degustación desde hace décadas. Alrededor de estos mercados de barrio surgen, cuando el tiempo lo permite, ferias temporales de productos orgánicos en los que productores locales llegan a la ciudad con sus viandas.


Texto extraido Pais Semanal 16-08-09

Fotos de Diversas secciones de los Mercados Eataly una mezcla entre mercado tradicional selecto, supermercado gourmet y punto de restauración

3 comentarios:

  1. Me gustará el día en que los mercados centrales dispongan de carros con ruedas para poder llevar la compra al coche.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, funcionan muy bien. De los del artículo conozco los de Helsinki y Estocolmo, Eataly (fabuloso, como toda la ciudad de Turín, pero de nombre horripilante), Borough Market (si me apuras, el más auténtico) y los hispanos.

    San Miguel para mí ha sido una gran sorpresa. Soy vecino del barrio y era cliente del antiguo San Miguel (y del Mercado de la Cebada, fascinante edificio por cierto), por lo que vi la remodelación con cierto recelo. Más tarde cerró un Hespen y Suárez que habían abierto enfrentre. Pensé que el barrio no estaba maduro para establecimientos de alimentación "de diseño". Claro, que luego han cerrado todos los H&S de Madrid (creo)...

    Pensé que M S Miguel sería un fracaso y... qué equivocado estaba. Es una maravilla, con buen comercio, carete pero tampoco tanto, con un espacio muy bien diseñado al que viene bien además el espacio libre del centro del edificio para deambular y cotillear. Es un exitazo con los turistas y con los vecinos. Ahora nosotros compramos ahí la carne y el embutido y nos tomamos una caña cuando se tercia.

    Hay hueco para el mercado tradicional, y cómo.

    Por cierto, no comenté sobre Foster. No es santo de mi devoción, pienso que su evolución es bastante lamentable (no hay más que ver el HSBC de Hong Kong de hace 20 años y el de Docklands de hace 10...). Como lo veneráis tanto me pareció de mal gusto participar.

    ResponderEliminar
  3. Stultifer: si, no es mala idea, sino al menos de esos mas pequeñitos o de los de plastico para hacer mas comoda la compra, seria un detalle más para con los clientes.

    Breck: Efectivamente cerraron todos los H&S, ahora los mismos dueños han abierto una cadena de panaderias Cosmen&Keiless ( son los segundos apellidos de los dueños)al estilo de las "bakeries" de USA.

    Lo de San Miguel, efectivamente parece que ha sido un acierto, nosotros tampoco apostabamos por ello, y a nuestro parecer sobra un poco de hosteleria, pero suponemos que con el tiempo se ira readaptando y tomando caracter y esperemos que se convierta en un referente en esta ciudad.Efectivamente, como ya hemos dicho en algun otro post, hay hueco para el comercio tradicional, pero este tiene tambien que renovarse y adaptarse a los nuevos tiempos, "cambiar para que nada cambie".
    Agradecemos los comentarios aunque sean discrepantes, de la critica constructiva tambien se aprende.

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter