Bolsas de Plástico

A partir del próximo 1 de Septiembre Carrefour ha decidido eliminar de todos su centros las bolsas de plástico con las que los clientes se llevan los productos a casa, convirtiéndose así en la primera compañía de distribución en España que adopta esta medida, y nos imaginamos que a esta iniciativa tarde o temprano le seguirán el resto de las compañías de distribución alimenticia.

La eliminación de las bolsas de plástico en los centros se hará de forma paulatina hasta final de este año y durante este periodo de transición ofrecerá a sus clientes bolsas reutilizables de rafia.

El objetivo de Carrefour es fomentar la reutilización, potenciar el reciclaje y reducir el consumo de bolsas de plástico de un solo uso.

España es el tercer país europeo en consumo de bolsas de plástico de un solo uso, con una media por cada habitante al año de 238, que tardan 400 años en descomponerse, y de las que sólo se recicla el 10%.

A priori aplaudimos sin reservas la presente iniciativa, que consideramos acertada desde un triple punto de vista:

1. Para la empresa, puesto que implica el refuerzo de su imagen de marca y la potenciación de su política de sostenibilidad con el medio ambiente.

2. Para los clientes, al introducir en su rutina cotidiana comportamientos respetuosos con el entorno y el reciclaje.

3. Para el medio ambiente, porque las cifras que se daban anteriormente hablan por sí solas.

Por otro lado nos plantemos si no será una medida para abaratar costes, enmascarada en la tan de moda sostenibilidad.

Recordemos que el ofrecer bolsas es un detalle del establecimiento y da un valor añadido al mismo, sean del material que sean, hasta hace muy poco todo el textil ofrecía bolsas de plástico que se han ido sustituyendo por las de papel, que les resultan mucho mas caras, sin costo adicional, ¿porque no hacen lo mismo los supermercados?

Es cierto que los cinco céntimos que te cobran por la bolsa no es dinero, y te hace pensar el numero de bolsas que necesitas realmente, pero conociendo las macroeconomía de las empresas, esta medida les viene de perlas en esta época en que vivimos, ya que es un ahorro de costes sustancial.

Creemos un error que las empresas piensen más en su beneficios que en la satisfacción del cliente, el dinero que vale una bolsa ecologica es ínfimo y se puede repercutir en el precio del producto fácilmente, y si la cajera te da el servicio de ponerte el producto en ellas las puede administrar para que no se derrochen en demasía.

10 comentarios:

  1. A mí la medida de Carrefour me parece un enorme acierto, la aplaudo sin dudar. Otros comercios de más "nivel" deberían hacer lo mismo y ellos sí podrían distribuir bolsas de papel. Pienso en El Corte Inglés, cuyo supermercado es infinitamente más caro que Carrefour. Pero lo más importante es educar a la gente y sin este tipo de medida nunca se va a conseguir nada.

    Las fotos de vuestra entrada, ¿son de un Carrefour? Me he quedado de (bolsa de) plástico al verlas. Estará en Suiza, imagino... Parece de la Hadid.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con lo de El Corte Ingles, tambien tenemos que recordar que Carrefur no es tan barato como se piensa, el nivel de precios esta bastante por encima de otros supermercados en los cuales se comprende que te cobren las bolsas.

    Las fotos son de unos supermercados Suizos llamados Mpreis y hemos puesto fotos de uno de sus edificios, pero habia muchos otros para ilustrar el post, no es Hadid, pero su influencia se hace palpable

    ResponderEliminar
  3. ¿Cuánto se ahorrará Carrefour con esta medida? Las empresas no son hermanitas de la Caridad. Si las anulan tienen su motivo económico.

    ResponderEliminar
  4. Las cifras de la macroeconomia de las empresas suelen asombrar, según las cifras dadas en españa se consumen 9.520 millones de bolsas año, suponiendo que carrefur tenga una cuota de mercado al rededor del 25 % son 2.380 millones de bolsas que a 3 centimos la bolsa son la nada despreciable suma de 71,4 millones de Euros al año.

    ResponderEliminar
  5. Lo hacen muchas cadenas. Sin ir más lejos, Lidl en España. En Italia, la Coop, de mucho mayor nivel también lo hace.
    Por cierto, Coop tiene además en marcha un sistema por el que el propio cliente va marcando el producto en un lector que coge al entrar en el supermercado. Así se evita tener que sacar las cosas del carrito en la caja para volverlas a meter. Una vez llegas a la caja le das el lector a la cajera (o cajero, no seamos sexistas) lo introduce en la máquina registradora, te da el ticket y pagas.
    Para evitar robos y comprobar que los hay en el carrito coincide cn lo que marca el lector, suelen hacer controles aleatorios en las cajas.
    No sé si en España hay algo similar.

    ResponderEliminar
  6. Manuel: efectivamente, las cadenas mas baratas como Lidl o DIA llevan tiempo haciendolo, Coop no lo conocemos.

    Ese sistema del que hablas ya lo conociamos por prensa, pero no sabiamos de ninguna cadena de alimentacion que lo hubiera implantado ya, sí ha hecho algo parecido la cadena de juegos infantiles IMAGINARIUM, ya comentamos que ahora tienen tiendas no solo con juegos y juguetes sino con libreria, peluqueria, restaurante, todo ello dirigido al publico infantil por supuesto. Lo que si se está implantado ya (IKEA, Carrefour Express, FNAC...) es lo de llegar a la caja y marcarte tu mismo los productos y pagar mediante tarjeta, eso si, por ahora con ayuda/vigilancia de algun empleado.

    ResponderEliminar
  7. Hola.
    Yo estoy totalmente en contra del planteamiento que hacen empresas como Carrefour, y de hecho, me alegro infinitamente de las grandes perdidas que han tenido por culpa de esta táctica para ahorrar dinero, enmascarandola como política ecológica.
    Lo que hacen las empresas es engañar para ahorrar, porque si no, ¿por qué no regalan la bolsa de fécula de patatas que no contamina?.
    Carrefour se ha equivocado de lleno y ha perdido un número muy importante de clientes por este motivo.
    Ha reaccionado al final, bajando el precio de las bolsas de fécula de patata de 5 céntimos de euro a 1 céntimo de euro. Esta nueva pólitica es más razonable, pero llega tarde.
    Los clientes perdidos por este motivo tardará años en recuperarlos.
    Menos mal que los consumidores no somos tontos, y los errores se pagan.
    Espero que de esta lección aprendan muchas empresas y dejen de buscar en el ecologismo la forma de ganar dinero, para empezar a pensar que el beneficio debe ser simplemente no contaminar.

    ResponderEliminar
  8. Anonimo, es un tema controvertido. Por un lado esta muy bien lo de eliminar las bolsas de plastico que contaminan, pero por otro como bien dices, si solo es por ecologia y quieren seguir dandod la misma atencion al cliente podrian regalar las de fecula, pero eso no lo hacem, cobran todas, las de plastico y las otras (y nos referimos ya a todos los centros pues la medida se ha ido implantando en todos, aprece que ya hasta ECI). Por otro lado, si tanto les preocupa la ecologia, por qué siguen facilitando bolsas y guantes de plastico en las secciones de fruteria, por ejemplo, donde se utilizan ademas muchisimas, coges una hasta para un unico limon. Y ya no hablemos de los envases de sus productos frescos (frutas, pescado, etc), donde estan las bandejas ademas tambien plastificadas. En cuanto a las marcas, otro tanto, tendrian/tendriamos que concienciarnos de si realmente es necesario tanto envase, porductos en bolsas individuales dentro de una bandeja comun tambien de plastico, a su vez todo ello dentro de una caja...

    Como bien dices todos tendriamos que pensar mas en el beneficio autentico y comun, que es no contaminar o hacerlo lo menos posible.

    ResponderEliminar
  9. En el fondo estamos en manos de gobiernos y grandes multinacionales, que son quienes deciden, y normalmente deciden por intereses económicos, nada más.
    Ya hace muchos años, se reutilizaban las botellas, pero "alguien" decidió potenciar el uso del plástico y millones de embases empezaron a proliferar en todo tipo de productos.
    Ahora la moda es reciclar, pero seguramente no sea más que una moda que a alguien le interesa en estos momentos.
    También nos hacen separar embases a la hora de tirarlos a la basura, pero luego nos cobrarán por tirar plásticos (aunque sea por separado) como ya ocurre en algunos países del norte de europa.
    De todo se puede hacer un buen negocio y siempre hay alguien con poder dispuesto a hacerlo.
    Del ecologismo se está haciendo también un auténtico negocio. Y para muestra, que las empresas que más se anunción preocupadas por esto sean las pretroferas, Repsol, etc. Es para morirse de la risa.

    ResponderEliminar
  10. Anonimo, como dices el tema de la ecologia tambien es un negocio, y por un lado no esta mal, si ademas de un benefico para el planeta y sus habitantes se puede crear negocio y puestos de trabajo no esta mal, el problema es cuando prima mas el negocio. Como dices hace no tantos años ya reciclabamos, los envases de cristal se devolvian a las tiendas, recuerdo tambien unas maquinas en las que devolvias las latas de refrescos, etc. pero no se sabe por que son cosas que dejaron de hacerse y quiza ahora que esta de moda "lo sostenible" seria momento de volver a implantarlas o al menos de estudiar su recuperacion.
    Aqui de todas maneras somos muy dejados con el tema de los residuos, nuestras calles estan llenas de cajas y plasticos cuando se cierran las tiendas, cosa impensable en Alemania, donde te piensas si quires que te den la caja donde vienen los zapatos que te compras por el engorro de deshacerte luego de ella; o Japon, donde segun el dia de la semana se puede sacar un tipo u otro de basura. Lo que esta claro es que algo hay que hacer, tarde o mejor temprano y mejor por las buenas que por las malas.

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter