La Cure Gourmande

Esta semana estamos haciendo un recorrido por algunos negocios de venta de alimentación al por menor y constatando que estas tiendas tienen futuro, al especializarse, dando una buena calidad de producto, adoptando sistemas de ventas modernos y teniendo una idea clara del negocio, pueden competir con los grandes centros de distribución. Son negocios ideales para esos locales históricos en los centros de cualquier ciudad o en las principales calle de los barrios.

Hoy vamos a hablar de unas nuevas tiendas que se están instalando por nuestro país, pero que llevan ya algunos años con un cierto éxito en Francia y Bélgica – La Cure Gourmande, se trata de una franquicia francesa, que fábrica y distribuye dulces tradicionales, se fundó en el año 1989 en el sur de Francia, concretamente en Balaruc-les-Bains.

Es un ejemplo fantástico de renovación de un local en una zona de las llamadas históricas con pleno acierto. Antes de nada comentar que ofrece un buen producto, de buena calidas y concepto tradicional - sin un buen producto diferenciado que ofrecer lo demás sobra.

Se trata de una tienda que tiene en sus estantes manjares tales como galletas rellenas, olivas de chocolate, caramelos con pulpa de fruta natural, bombones, caramelos de palo artesanales…, y así hasta el infinito, o casi. Todo invita a caer en la tentación, sus productos en cajas de lata o cartón en diversos colores y siguiendo también un estilo tradicional. Son bonitas y se pueden comprar también sin productos en su interior.

Vamos a analizar lo que consideramos a nuestro entender acertado y erróneo de ella y que es aplicable a cualquier otro tipo de tienda.

Aciertos a considerar :

- Accesibilidad. Hueco de entrada sin puerta de grandes dimensiones lo que permite una entrada fácil sin obstáculos.

- Disposición de producto al alcance de la mano, muy bien colocado, con dependientes que te ofrecen degustarlo e instrucciones para comprarlo.

- Presentación y packaging. Envases tradicionales, con encanto, y que a su vez permiten conservar el producto en condiciones idóneas.

- Versatilidad. Tienen productos desde un euro hasta los 40.


Errores:

- Falta de autenticidad. Decoración basada en una falsa antigüedad con aire provenzal y con un deficiente acabado del mobiliario.

- Exceso de iluminación. La luz es excesiva y demasiado fría. La iluminación es muy importante en un negocio y este tipo de tiendas deben tener bastante luz, pero el halogenuro metálico instalado proyecta una luz plana que desvirtúa el encanto de ese pretendido ambiente tradicional necesita e infravalora un poco el producto. ( en las tiendas de España que conocemos, hemos visto algunas en Francia donde esto no ocurre)

- Exceso de producto. En algunos sitios, sobre todo en las paredes, hay excesiva e innecesaria exhibición de producto, pues esta ya más que representado en otras zonas y aunque forma parte de la decoración puede llegar a “emborrachar” y conseguir el efecto contrario, la saturación del cliente antes de la compra. Creemos que aligerando un poco los estantes el producto funcionaria igualmente y además lo revalorizaría.

Pero el caso es que da el pego que es lo importante y funciona, haciéndonos añorar la autenticidad de la cercana pastelería El Riojano, o algunas otras que también con un producto excelente, carecen de la necesaria actualización para mantener vivo un comercio tradicional hoy en día.

En Madrid podemos disfrutar de esta tienda en C/ Postas Nº 18, tambien dispone de tiendas de momento en Toledo y Barcelona

9 comentarios:

  1. Qué gracia. Esta mañana he pasado delante de la Cure Gourmande y me he dicho: "les voy a pedir a los chicos de Revisión del Interior que me dejen escribir un post sobre esta tienda".

    Tienda que detesto y admiro en igual medida. No soporto la falta de autenticidad. Esta tienda pretende ser algo que no es, una golosinería tradicional, cuando en relidad todo lo que venden son grasas trans, azúcares hiper-refinados y, por supuesto, manufactura industrial. El diseño me horripila, por cierto.

    Ahora bien, ¡qué listos son los tíos! La tienda está ABARROTADA a todas horas y la gente compra, en plena crisis. Tenéis mucha razón, los dependientes son muy amables y te ofrecen a probar de todo. Pero uno no deja de tener una sensación de artificiosidad en todo momento.

    Tengo fotos del Riojano, Lhardy y de la Violeta para algún post de mi serie "Escaparates y Fachadas" (que tengo tan olvidada), pero no creo que las use al final. Mi madre, que es madrileña literalmente por los cuatro costados contaba cómo los muebles del Riojano se construyeron dentro del local, por ebanistas especializados. No podrían salir de la tienda aunque quisiesen, o se quedan donde están, o se destruyen, no hay término medio. Ese concepto de tienda sí que está completamente olvidado.

    Da pena ver que la Cure Gourmande atrate tanta gente cuando el Riojano es una pastelería de barrio más. A Lhardy le pasa lo mismo pero sobrevive gracias aturistas. Os cuento un secreto: si vas a Lhardy puedes encargar una tarta que se llama "Manolita", que es una pasada de mantequillaza pero está para chuparse los dedos. No la tienen en venta, hay que encargarla. La tal Manolita era mi tía bisabuela. Le hicieron una tarta en su honor.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, es lo que queremos dar a entender en el post, que es una lastima que establecimientos de mayor calidad, categoria y tradicion no sepan o se atrevan a actualizar sus sistemas de venta (envases, presentaciones, atencion al publico, etc.)no solo para seguir sobreviviendo, sino para recobrar un merecidisimo exito popular.

    En cuanto a los muebles de El Riojano, es probablemente cierto, segun hemos leido cuando recopilabamos informacion para el post, los realizaron ebanistas de palacio o que tambien trabajaban para la casa real.
    Y lo de sacarlos de ahi, seguramente seria dificil y costosisimo, pero si se han podido desmontar templos egipcios o iglesias romanicas y repartirlas por el mundo...

    Lo de tu tia bisabuela nos ha dejado totalmente intrigados, dejas entrever un rancio abolengo?, solo con personas muy señaladas se tienen esos detalles, sin ir mas lejos el mas reciente es la creacion de las populares Letizias en las confiterias asturianas, tal y como hemos podido apreciar en una reciente visita al principado.

    ResponderEliminar
  3. La fachada (foto 1) es semejante a las antiguas estaciones de tren, aún existentes en el sur de Andalucía, particularmente en Málaga.

    ResponderEliminar
  4. No lo conozco, pero me pasaré, seguro. Me refiero al Riojano. Lardhy siempre me ha encantado: es más siempre que paso por allí, en invierno, me tomo un caldito.... La tarta lo dejaré para otro momento.

    Por cierto, ¿del Natur House no hacéis entrada, verdad? Lo digo porque las tres últimas son de tiendas donde se venden cosas que engordan... Aunque no me extraña que no hagáis entradas de las tiendas Natur House: son horrorosas :)

    Mi amigo Jose siempre que viene a Madrid compra violetas para su madre en la tienda de la plaza Canalejas. ¿No os parece un detalle precioso?

    Manuel

    ResponderEliminar
  5. Stultifer La verdad es que no sabemos muy bien que es, si una de las paredes de la fabrica o una de esas tiendas que tienen por Francia que son una casita baja, en esta foto si nos trasmite la esencia que quieren dar.

    Las estaciones de que me hablas tienen mucho encanto,esperemos que no se las cargen y duren.

    Manuel es que esta semana, la gastronomia, un poco como fin del verano antes de ponernos a regimen en Septiembre otro para dar ideas a un posible cliente que no sabe que hacer con un local centrico estupendo que tiene.

    Las tiendas de Natur House a parte de horrorosas, no estamos muy de acuerdo con su politica comercial, segun diferentes medios es un poco engaño.... no quiero difamar mucho, pero he leido y oido cada cosa que ....

    Lo de las violetas a mi no me disgusta, pero a mi compañero le sale sarpullido cada vez que las nombro, cuando las regalas quedas muy bien pero hay que reconocer que se han quedado un pelin desfasadas, mucha gente cuando viene a Madrid de turismo de las lleva de Recuerdo.

    ResponderEliminar
  6. No se que pensais, a nuestro parecer el tema del textil es muy atractivo para gente de 20 a 40 años por regla general, pero cerca de los 40 y más, se valora mas la gastronomia, la restauración la cultura...

    Debe de ser que la moda esta hecha para sentirse sexy y a partir de los 40 por mucho que nos compremos ropa, podemos ser elegantes, pero sexy menos asi que nos consoñamos y nos damos a esos pequeños placeres de la gula

    ResponderEliminar
  7. Total de acuerdo. Ya os he dicho que el textil acabo comprando (no siempre) en Internet, pero los pasteles... ay los pasteles.

    No sé si es rancio abolengo o no, la familia de mi madre era muy rica y lo perdieron todo en la guerra, por estar en el bando "equivocado". Hace ya bastantes años fui con mi madre una de tantas veces a Lhardy (a tomarnos un caldito y una barquilla y a comprar callos, of course) y mi madre le preguntó al dependiente por la tarta. El señor la conocía y dijo que se podía encargar. Yo no tenía ni idea de la historia de la tarta, que mi madre me contó al salir. Esto es posible que fuese hace al menos 15 años, porque a partir de entonces mi madre ha perdido completamente la memoria. Y es más feliz que nunca. Qué cosas.

    ResponderEliminar
  8. Estoy de acuerdo con vosotros sobre el textil. A mí la ropa ahora me interesa menos que hace unos años. aunque últimamente, bien aconsejado por un amigo, he hecho algunos descubrimientos.

    Lo de las violetas está desfasado, ciertamente. Yo sólo las conozco por este amigo mío que las compra para su madre.

    Y lo de Natur House, claro está, era una broma :)

    ResponderEliminar
  9. Breck: creemos que lo de la historia de tu familia y la tarta merece un post...aunque sea con la formula esa de: me conto un amigo una historia de la familia de otro amigo que...

    Manuel: pues encantados de que compartieras esos consejos y descubrimientos, seguro que nos vendrian bien a todos los que ya pasamos de cierta edad...

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter