El Mercado de San Fernando – Madrid



En este blog ya nos hemos hecho eco de la transformación que han sufrido varios mercados de Madrid, como el de San Miguel, San Antón o Barceló hoy vamos a referirnos a la versión menos “cool” de todos ellos, pero tambien interesanre, como ejemplo de otra forma de renovar el concepto de mercado
sin recurrir a grandes inversiones, pero si con la ilusión de los nuevos emprendedores; se trata de la “renovación” del Mercado de San Fernando, en el castizo Barrio de Lavapiés de Madrid.



Este no es el primer intento de reinvención del mercado del número 41 de la calle Embajadores. Van dos más desde que el Ayuntamiento aprobó el Plan de Innovación y Transformación de los Mercados en 2003. El primero, en torno a 2005, fue un proyecto de modernización completa que a última hora se quedó sin financiación. Después, en 2008, el grupo comercial Eroski se interesó por el espacio para abrir una mediana superficie. Ya con parte del dinero invertido y una subvención municipal concedida, la empresa se echó atrás. Y casi propinó el golpe de gracia al mercado, donde de los 200 puestos iniciales ya se andaba por debajo del medio centenar, muchos esperando una indemnización para marcharse. Hasta ahora.


Ahora hay lista de espera para los locales. Hay 55 abiertos, de los que 20 están renovándose y esperan abrir más en los próximos meses. Con dos particularidades llamativas: la simultaneidad y la originalidad de los nuevos negocios planteados, que conviven con los antiguos. Una tienda-bar de cervezas artesanales. Un puesto de comida vegetariana. Quesos artesanales. Vino a granel. Artesanía ecológica. Libros de segunda mano. Y un estudio de arquitectura sostenible, entre otros.


Esta formado por gente que se juntó porque tenían inquietudes sociales o culturales, que coincidieron en el 15M, en proyectos de Tabacalera (el espacio alternativo ubicado en la antigua sede de Tabacalera en la zona de Embajadores), en asociaciones o que rean simplemente amigos. Se fue implicando cada vez a más gente y ha dado como resultado este nuevo mercado. Imaginamos que en parte por la rebaja del precio de los alquileres (depende del tamaño del local, pero uno medio puede costar unos 300 euros mensuales), pero tambien porque es una forma de emprendimiento alternativa, como el barrio donde se ubica.


Dentro de su plan de renovación de los mercados, fuentes municipales afirman que el Ayuntamiento –propietario del edificio– está encantado con la iniciativa y la apoya de manera contundente. Para demostrarlo, recuerdan que los comerciantes tienen a su disposición subvenciones por el 30% del coste de las obras de rehabilitación de los locales, incluido un restaurante previsto en la planta de arriba. Y también podrá extenderse a la renovación de los espacios comunes, que la Asociación de Comerciantes de San Fernando, gestora del espacio, pretende acometer en el plazo aproximado de un año.


Entre los curiosos nuevos puestos que se han montado destacamos los siguientes:

La Casquería. Librería al peso - Un típico puesto de casquería madrileña, pero en vez de higadillos vende libros. Al peso: 10 € el Kilo. Te lo pesan en la báscula, como toda la vida. Sus fondos provienen de donaciones de librerías o recompras de libro de segunda mano.

Como dicen los de la casquería, es muy difícil tasar un libro, y el criterio de por qué uno es mejor qué otro siempre es subjetivo. Por eso: “Vendemos al peso porque es una buena aproximación a lo que ha costado producir un libro, transportarlo o almacenarlo“.Tienen una visión fundamentalmente ecologista del libro. Así, que pronto van a poner en marcha actividades de recirculación, intercambio y recomendación de libros.


La Huerta del Sol. Productos ecológicos.- Venden queso, pan, vino, aceite. Todo de producción ecológica, traídos del origen, sin intermediarios. También próximamente venderán cestas de fruta y verdura -con productos frescos de temporada, directamente del agricultor-, para lo que habrá que apuntarse y venir a recogerlas en el día señalado. Es decir, un mix entre los grupos de consumo agroecológico, y una tienda.

Sus emprendedores se conocieron en el 15M de Sol, en la Asamblea de desempleados. Y decidieron auto-emplearse. Montaron una cooperativa y pusieron el puesto.


La Republicana. Comida andina y vegetariana - Vende platos preparados de comida vegetariana andina y novoandina -mezcla de gastronomía española y peruana; y también dulces aptos para celiacos. Tiene un espacio con barra, muy tranquilo, las raciones se pueden tomar allí, aunque sobre todo es para llevar. Te lo preparan perfecto en plan picnic, con cubiertos, servilletas y bolsa de papel, y su precio es muy económico.


La Buena Pinta. Cervezas artesanas.- Entrar aquí es como visitar una galería de cervezas. El tabernero (que en realidad se llama Juan Manuel y es ingeniero telecomunicaciones) te aconseja cual tomar, algunas elaboradas en la comunidad de Madrid.

La Pistola. Pan artesano.-Es la panadería del mercado. Con cuidada selección de bollería


Los Panchitos del Frente -Quesería donde puedes llevarte unos quesos seleccionados para acompañar al pan escogido

La Repera - Frutas y verduras ecológicas -también zumos.


La Siempre Llena - Puesto donde vende vino y aceite a granel.

Lo mejor de mi Tierra, -Donde se puede degustar y llevar el producto Gourmet de Extremadura.


La lista de puestos nuevos es muy amplia, y creciendo. Que necesitas un regalo, pues tenemos el puesto de artesanía autentica, bien terminada y hecha en el barrio en “Maniobras Reciclantes". Hacen artesanía con materiales reciclados –con un puesto para accesorios y repuestos de bicicletas llamada “La bici hecha un pincel”, o también La Fruslería, estos vendedores visibilizan toda esta producción artesanal dispersa, y te aseguran que el artesano recibirá un porcentaje mucho más justo de tu dinero. También está la floristería del mercado, La Rosa de Lavapiés.


Negocios tradicionales se mezclan con lo nuevos, como la Mercería Marisa, que también es recién llegada o el Bar Barroso, que lleva toda la vida ahí.

A ver si sale bien y cunde el ejemplo, porque hay muchos mercados en Madrid a los que iniciativas como esta podría salvar. Y tambien mucha gente valiosa deseando auto-emplearse. Y es que, ir a comprar al mercado es una experiencia especial, muy distinta a ir a una gran superficie; pero una experiencia que necesita renovarse y acercarse al modo de vida actual, con mayor amplitud de horarios y aperturas en festivos como sus hermanos mayores.

Parte de información Vía: Mercado de Abastos
Fotografias interiores Via: IAIA COCOI


Nueva vida en el Mercado de San Fernando from La Playa de Madrid on Vimeo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter