Emprendeduría - Tienda Lamm


La situación económica y la crisis esta provocando que algunos profesionales de mediana edad opten por emprender; una tarea bastante loable en los tiempos que corren. Suelen tratarse de profesionales que se han quedado sin trabajo en estos últimos años y que conocedores de algún área especifica se asocian
con otros profesionales para, con el dinero obtenido con el despido mas alguna ayuda familiar y estatal, establecerse por su cuenta montando un pequeño negocio.


Hasta ahora lo más recurrente en este país son los negocios relacionados con la hostelería o pequeños establecimientos relacionados con el mundo de la moda. Esto que parece es lo mas sencillo a la hora de emprender, no es así, pues en estos campos la competencia es brutal, mucho mayor que en otras áreas de negocio, y hay que luchar mucho mas para hacerse un hueco.


Estos nuevos empresarios suelen tenerlo mas o menos claro e intentan abrir sus negocios en emplazamientos que su capacidad económica les permita, pero lo mejor situados posibles. Normalmente al no poder abrir en calles de primera línea suelen hacerlo en lugares alternativos u emergentes de la ciudad, aquellos que empiezan a despuntar, en algunos casos son barrios que se habían degradado anteriormente y se intentan recuperar, lo vimos en Madrid con la zona de Fuencarral – Chueca, que en unos años se trasformo totalmente y ahora es campo de las grandes marcas, y lo estamos viendo ahora con el desplazamiento de ese tipo de comercios a zonas cercanas como la ya comentada zona de Triball o el cercano barrio de Malasaña.


Suele tratarse de negocios que podríamos llamar alternativos, generalmente montados sin muchos medios, pero con un cierto encanto (suele predominar una estética entre industrial, vintage y urbana, que los diferencia del minimalismo calido que ya comentamos están adoptando los negocios mas consolidados). Su público suelen ser profesionales liberales del mismo tipo que eran ellos antes: alternativos y con recursos económicos. Los productos que muestran y ofrecen suelen ser, por regla general, atractivos, con gusto, diferenciados, pero a precios elevados.


La suerte que corren estos negocios es dispar. Nosotros que tenemos el estudio situado cerca de una de estas zonas vemos como algunos cierran rápidamente, mientras que otros parece sobrevivir sin dificultades, e incluso alguno que conocemos, según sus dueños, van muy bien.


Ayer por casualidad conocimos uno de estos negocios. La verdad es que nos pareció muy atractivo a priori, pero nos dejo con dudas sobre su durabilidad; aunque en estos tiempos que corren estos negocios cuentan con unan ventaja fundamental: si eres diferente y tienes una buena comunicación 2.0, tu negocio amplia considerablemente su ámbito de actuación de local a “glocal”, y como decía una socia de esta tienda, que estaba creando su primera colección de ropa de niños para esta tienda, le estan llegando pedidos de fuera de España, incluso de Seul. (Este tipo de negocios son los que los gurus del estilo de los que hablabamos el otro día suelen presentar en sus revistas y blogs).


La tienda en cuestión se llama LAMM. Es una tienda de ropa, accesorios, juguetes y piezas con encanto para niños y se encuentra ubicada en un pequeño local de la Plaza de Dos de Mayo, en Madrid. En estos momentos vende ropa de niños de exclusivas marcas extranjeras, pero para esta primavera-verano ya tienen en producción una colección propia. Como decimos otro de sus atractivos es que entremezclan la ropa con diferentes artículos de regalo,juguetes, cosmética y escritorio, diferenciados y preciosistas, irresistibles.


Mucho de lo que ofrecen esta hecho a mano, pero a unos precios no al alcance de cualquiera. Y estos productos tienen la desventaja de que su uso es muy limitado ya que los niños crecen con rapidez y la ropa se les queda pequeña enseguida, por lo que por regla general los padres no suelen comprar ropa demasiado cara para ellos.

Lamm lo forman Lara Martín, que entre otras muchas cosas es diseñadora de moda, y Guillermo Martín Bermejo, un artista que dibuja figuras -en apariencia- inocentes y llenas de melancolía e ironía. Y ambos se lanzaron a esta aventura empresarial movidos por su afinidad estética.


A Lara, tras aprender patronaje, le empezaron a llegar encargos de ropa para los niños de sus amigos y poco a poco fue tomando forma la idea de tener su propia marca. Hasta que todo eclosionó en Lamm -cordero en sueco-, un espacio en que se une la austeridad escandinava, el minimalismo japonés y el romanticismo provenzal, dirigido a unos padres que no se conforman con lo que se encuentra en los grandes almacenes y superficies. Ahora su primera colección se define por unos colores básicos, grises, ocres, suaves colores pastel o maquillaje. Leemos que dice “Quiero sacar al niño del colorín”, y no porque no le gusten los colores, sino porque lo que no le atraen son los tópicos de la moda infantil. Los colores llamativos sólo en pequeñas dosis, en algún complemento.


A nosotros la verdad es que la tienda nos encantó y les deseamos lo mejor, porque cuando las cosas se hacen o se escogen con pasion, mimo y cuidado se nota y merece la pena aunque solo sea regalar un pequeño capricho.

2 comentarios:

  1. LA VERDAD ES QUE RECUERDA EPOCAS PASADAS, QUIZAS A MI NIÑEZ.. TIENE MUCHO ENCANTO,PERO CREO QUE LE FALTA GENERO Y LA ROPA EXPUESTA TIENE QUE ESTAR BIEN PLANCHADA SINO DESLUCE...LES DESEO MUCHA SUERTE Y ANIMO, QUE A TODOS NOS HACE FALTA. UN SALUDO

    ResponderEliminar
  2. Susana,

    Si es verdad que transporta a otras epocas, quiza de no tanta bonanza, y en eso radique parte de su encanto.

    A nosotros tambien nos parecio que aunque sean muy exclusivas, y sin llegar al otro sextremo, el de la sasturacion, no le quedaria mal un poquito mas de genero. Quiza ahora cuando saquen su propia coleccion.

    Lo de la plancha, la verdad es que alli no nos dimos cuenta, lo vemos ahora en la foto. Quiza es para que se aprecie bien que son tejidos naturales.

    Un saludo,

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter