Cervecería La Ferretería - Reus



Por motivos laborales el pasado fin de semana nos acercamos a la ciudad de Reus, que para quienes no la sitúe del todo, es una ciudad cercana a Tarragona capital de la comarca del Baix Camp. Desde 1857 hasta 1910 Reus fue la segunda ciudad de Cataluña, tras Barcelona
, pero su importancia como centro de la provincia decayó en beneficio de Tortosa y más tarde de Tarragona.


Esta importancia pasada se ve reflejada en su casco histórico con una gran cantidad de edificios modernistas edificados sin duda por una floreciente burguesía, de hecho es la segunda ciudad que tiene más edificios de este tipo en España después de Barcelona. La localidad destaca por su tradición comerciante, sus tiendas y comercios de categoría la han situado como el segundo máximo referente comercial de la provincia después de Tarragona.


Comercialmente y a pesar de que no corren buenos tiempos a nosotros nos ha parecido una ciudad muy interesante, con una amplia variedad de comercios y propuestas para todo tipo de públicos, pero hemos elegido mostraros en estos días dos negocios sorprendentes y muy diferentes, que destacan sobre todo por su interiorismo, ya que éste mantiene y muestra el pasado glorioso de la ciudad. Uno de ellos ha sido rehabilitado y actualizado con exquisita maestría, “Cervecería La Ferretería”, que para nuestra sorpresa lleva 12 años reformado ( sinceramente nosotros pensábamos que era reciente antes de mantener una agradable charla con el encargado), y el otro, al que dedicaremos una próxima entrada es una joya del comercio histórico, que se mantiene tal cual desde hace mas de 100 años y que si nada lo remedia acabara cerrado no tardando mucho, los almacenes “Sucesores de Joaquín Navas”.


La Cervecería La Ferretería, situada en el centro de la ciudad de Reus, se encuentra ubicada en una antigua ferretería – la Ferretería Casals- que cerró sus puertas en 1997 tras más de cien años de actividad ininterrumpida que inició en 1850, habiendo conocido por tanto los mejores momentos de la ciudad.


Según nos comentó el encargado del local, la iniciativa para trasformar el local en un negocio de hostelería partió de un grupo de empresarios del gremio que se hizo cargo del local. Por lo visto para llevarlo a cabo llamaron a diversos interioristas que les ofrecieron diferentes propuestas, pero casi todas ellas requerían de una gran intervención que remodelaba completamente el establecimiento, menos una, la de la por aquel entonces no tan conocida en el ámbito del interiorismo pero sí con muchos contactos en la burguesía catalana, Estrella Salietti, que apostaba por una intervención que conservaba gran parte de los elementos originales del antiguo negocio. Esto que ahora nos parece tan lógico y “moderno” no lo era tanto por aquel entonces.


El caso es que, quizá por la menor inversión que esto podría suponer o porque les pareció lo más lógico y sostenible, esa fue la propuesta elegida y el resultado es bien visible, otro ejemplo como otros que ya os hemos mostrado ( Óptica Toscana, etc...) de recuperación de un viejo local y su transformación en otro negocio totalmente distinto, actual, exitoso y que seguramente perdurara en el tiempo, no en vano lleva ya 12 años en funcionamiento, a pesar de estos momentos de crisis y después de una época de usar y tirar donde las instalaciones se hacían para 4 o 5 años como máximo. Quizá una de las cosas positivas que nos traiga esta crisis sea un cambio en el planteamiento y la apuesta por mejores instalaciones que perduren en el tiempo o la recuperación de aquellas que lo merezcan.


Como podéis ver en las imágenes en la intervención realizada por Salietti se han conservado al máximo los detalles que hacían singular aquel antiguo establecimiento, como las estanterías, las escaleras para acceder a los cajones superiores, la pasarela superior, los escaparates, el suelo, los mostradores y el techo. La Ferretería mantiene como decoración incluso muchos de los elementos que allí se vendían. De los detalles que hacen de la Ferretería un local todavía más singular, destacaríamos la iluminación, los rótulos publicitarios de finales de los 50', principios de los 60' y dos grandes tubos de cobre (a los lados de la barra) que distribuyen la cerveza a los surtidores.


La verdad es que conjugar este enclave del pasado con las necesidades de un establecimiento puntero en el servicio de comidas y bebidas ha sido una difícil tarea llevada con maestría. ”Si todo nuestro trabajo no ha sido suficiente para transportar a un establecimiento con atmosfera propia de principios del siglo XX, las fotografías que decoran el local, tomadas unas semanas antes del cierre del establecimiento y donación del ilustre fotógrafo Josep María Ribas Prous, lo harán por nosotros” comentan los propietarios desde su pagina Web.


Nosotros por nuestra parte os recomendamos que si vais a Reus no dejéis de pasar por allí, y no solo para ver el local, os aseguramos que merece la pena reponer fuerzas en alguna de sus mesas después de realizar la ruta del modernismo que ofrece la ciudad.

Os dejamos también un video del Canal Reus TV donde hablan un poco de la historia de la antigua ferretería ( esta en catalán pero no es difícil de entender)

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter