Turismo Comerical en Los Angeles




Igual que existen guías de viajes que señalan los monumentos mas característicos de una ciudad que cualquier turista tiene casi la obligación de visitar, están surgiendo guías con tiendas “para no perderse” en ciertas ciudades, Ya comentamos que en Nueva York, estaban la tienda de Prada, la Apple Store de la 5ª Avenida y la cinematográfica Tiffaniy’s.

Hoy vamos a cercarnos a cinco de ellas en la ciudad de Los Ángeles, en Estados Unidos. En Los Ángeles se encuentra la que es probablemente una de las zonas comerciales mas cara de Estados Unidos y probablemente del mundo: Rodeo Drive.



Esta ubicada en una zona estratégica de Beverly Hills, lo suficientemente alejada de las grandes mansiones como para no incomodar a sus multimillonarios residentes, y lo suficientemente cerca de las escasas avenidas por donde circula el transporte público como para explicar esa reciente pérdida de exclusividad.

Aunque todos los locales aquí son enormes y lujosos, sólo algunos destacan por su originalidad, como los de Prada y Ralph Lauren; los de Hugo Boss, Armani, Gucci e Yves Saint-Laurent, resultan mucho más funcionales.



Ralph Lauren cuenta, por ejemplo, con un espectacular pasillo de acceso colmado de plantas enormes que le dan un aspecto selvático difícil de encontrar en una ciudad tan plagada de cemento como ésta. La enorme mansión intenta, - y lo consigue - deslumbrar con su elegancia conservadora. Las prendas están distribuidas en distintos espacios rodeadas de viejas fotografías y elementos propios del tenis, el automovilismo, la hípica y otras actividades de alto nivel que se supone practican quienes las visten. (similar a su flagship de Nueva York que ya publicamos en su día).

Al lado de la anterior, el diseño del local de Prada es un modelo de austeridad, aunque lo que intenta realmente esta tienda, a solo una manzana y media de la anterior, es atraer a los compradores menos convencionales. El nombre de la marca italiana no aparece por ningún lado en la entrada, y para abrir y cerrar el espacio en vez de puerta se ha creado una lámina especial de aluminio que se oculta debajo del suelo.



A diferencia de Ralph Lauren, donde en cada rincón hay algún elemento decorativo, Prada opta por el espacio libre, y aprovecha la amplitud horizontal de sus instalaciones para dejar libertad de movimiento a sus clientes.

Hay más elementos curiosos en Prada, como un sistema que detecta el paso de los clientes y hace que el material de determinadas superficies cambie, o que varíe la música que sale de los altavoces. Estos dispositivos, denominados por sus creadores “paneles de privacidad”, se aplican también en los probadores, que cambian de transparentes a opacos cada vez que alguien entra. Los mismos probadores están dotados de “espejos mágicos” que permiten al cliente verse por delante y por detrás a la vez y que disponen también de cámaras computarizadas que guardan las imágenes captadas para decidir cuál de todas las prendas probadas es la mas acertada.



Pero el espacio que mas llama la atención se encuentra en la parte de atrás, donde se recrea un ambiente aeroportuario, con varios grupos de maletas a los lados, una terraza y una larga escalera con maniquíes en diferentes poses. Esta atmósfera inquietante y divertida hace de conexión con el tercer piso, donde pantallas de plasma y muros con informaciones estadísticas sobre la población de los Estados Unidos rompen totalmente los limites de lo comercial.

Pero si Rodeo Drive es el emporio de la moda ostentosa, existen otros locales de Los Ángeles que prefieren exhibir sus mercancías de una manera menos intimidatoria y en dimensiones más reducidas.



Como el encantador local de l.a. Eyeworks, que se encuentra en una zona especialmente acogedora de Los Ángeles y abrió sus puertas en junio de 2002,. Además de que los trabajos de esta tienda de monturas de gafas son verdaderas piezas de arte sus fundadoras han estado siempre estrechamente relacionados con toda clase de artistas y con frecuencia muestran escaparates con temas progresistas (relacionadas con la política, el sida o la homosexualidad).

La tienda entusiasmó a especialistas en la materia, y recibió un premio del Instituto Americano de Arquitectura por sus “Interiores Sobresalientes”. “Después de la inauguración, muchos arquitectos vinieron al local, fingiendo ser clientes, miraban todo detenidamente y tocaban una y otra vez las paredes”, recuerda con una sonrisa Ruth Handel, encargada de publicidad de l.a. Eyeworks.



Sus interiores fueron obra del famoso arquitecto Neil Denari (que colocó justo debajo del techo tradicional una superficie angulada que le brinda dinamismo), y uno de los muros laterales está completamente cubierto por una instalación permanente hecha por Jim Isermann con material plástico y formas geométricas. “Estamos seguros de que ésta es la tienda de productos ópticos más hermosa en el mundo”, dice Handel con orgullo.

No muy lejos de allí se encuentra la boutique de Trina Turk, una famosa diseñadora de ropa de Los Ángeles, cuyo estilo ha sido calificado alguna vez como “psicodelico sofisticado”. Combinando elementos provenientes de tres décadas (los 60, los 70 y los 80), la ropa que Trina diseña personalmente es muy colorida, con huellas de la escuela oriental (aprendida de su madre, de origen japonés).



Los tonos rosados de la tienda, diseñada en 2004 por Kelly Wearstler, le dan un aire muy femenino, y aunque se distingue por no saturar el espacio con adornos innecesarios, emplea cantidad de elementos decorativos, como las llamativas lámparas que cuelgan de los techos altos y que parecen plácidas burbujas; los paneles con grandes perforaciones circulares, que le dan un aspecto muy retro, y los inmensos probadores laterales, con las paredes también pintadas de rosa, pero que son alfombrados, en contraste con el resto del local, cubierto de azulejos.

Si l.a. Eyeworks y la boutique de Trina Turk se encuentran en una zona de Los Ángeles en la que ofertas de este tipo no son habituales, el local de Diesel en Santa Mónica se encuentra en cambio en medio de un concurridísimo bulevar comercial. Situada en el popular la Calle 3 la tienda se diferencia por su diseño arquitectónico.



Una serie de lámparas largas situadas en hileras discontinuas dan la bienvenida a un espacio de vitrinas de aspecto rockero, pero en los interiores la intención es mucho más sobria. Los conocidos jeans de la marca italiana se exhiben en una especie de semicírculo de madera en medio del local, y en la parte trasera se han situado dos extravagantes sofás cuyas características anatómicas apelan ante todo a la comodidad del usuario.

Los encargados de la firma dicen haber tardado 18 meses en encontrar la ubicación adecuada para esta tienda abierta en 1998 y las instalaciones suelen encontrarse tan llenas de gente que no cabe duda de que la elección fue un acierto.

Las imágenes que acompañan esta entrada pertenecen a la citada l.a Eyeworks, en futuras ocasiones iremos mostrando también alguna de las otras.

3 comentarios:

  1. Sólo he estado una vez en L.A., hace casi 10 años, lo odié nada más llegar y le fui cogiendo el punto. Ahora tengo muchas ganas de volver. Rodeo Drive es de un nivelazo que asusta, quizá sólo superado por el distrito de compras de lujo de Tokio, que no recuerdo como se llama, con los edificios de HdM, Toyo Ito, Sanaa, etc. No creo que Serrano llegue nunca a tanto...

    La óptica es brutal de bonita. Os gustan las ópticas...

    ResponderEliminar
  2. Siempre tube algo de miedo al punto hortera que me inspira L.A. pero la verdad es que al ver estas imágenes parece totalmente lo contrario. thefirstsquirrel, creo que el distrito de Tokyo que dices es Shibuya, aunque tiene varios según lo que busques.

    ResponderEliminar
  3. Ardilla, ocurre con muchos lugares, los amas u odias a la primera y cuando los vas conociendo vas cambiando de opinion (o no, a veces te reafirmas en la primera impresion).
    El distrito de que hablas como bien dice yoly puede ser Shibuya, o tambien Ginza. Y no, ni Serrano ni Ortega y Gasset llegaran nunca a tanto.

    Yoly, seguramente a pesar de las magnificas tiendas y mercancias si tenga un puntito hortera, o quiza mas bien es ese punto que le dan a todo los americanos, nada que ver con el europeo ni con el oriental..., a cada uno lo suyo.

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter