Branding en el Punto de Venta


El branding es uno de los anglicismos que más se utilizan hoy en día en retail y uno de los peores entendido.

De las definiciones que hemos encontrado por la red nos quedamos con esta: “ La suma de todas y cada una de las sensaciones, percepciones y experiencias que una persona tiene como resultado del contacto con una organización, sus productos y servicios”.



En las percepciones influirá tanto lo que haya visto, escuchado o leído sobre esta en medios propios, pagados, generados y sociales -online y offline-, como el contacto con su producto y la satisfacción con lo comprado (en caso de haberlo realizado). De esta manera, se construye la experiencia de
de marca para el cliente.  Todo esto es lo que genera valor y determina el precio que las personas están dispuestas a pagar por los productos y/o servicios de una marca.


Hasta aquí está claro lo que es el branding y lo positivo que es para una marca, ya que puede hacer fidelizar a un cliente e incluso pagar más por sus productos similares a la competencia por el valor añadido que conlleva, pero aunque pueda parecer mentira muchas marcas no tienen un concepto de marca definido como para hacer branding.


Pero para poder tener branding hay que empezar por tener una marca con su imagen visual atractiva , logotipo, colores, formas y el imprescindible tener un concepto de marca o “Storytelling” que en este caso quiere decir de donde viene la marca que la caracteriza y diferencia del resto, que cualidades tiene, a que publico objetivo se dirige etc. Esto es la raíz desde la cual la marca empieza a crecer y a desarrollarse, por lo que cuanto más consistente sea, más tiempo podrá permanecer inalterable.


Una vez que el branding está definido ya se puede aplicar a todos los elementos de comunicación de la marca para que haya una coherencia en el mensaje y así poderla reforzar.


Una de las formas más importantes de comunicación y de interactuación de la marca con sus clientes es en la tienda o punto de venta físico, aquí tiene que ofrecer y residir la esencia de los elementos que componen el branding y cuando encuentre su mercancía en internet o en un distribuidor le venga a la memoria el punto de venta donde vivió la experiencia de la marca.


Este interiorismo a simple vista debe reflejar genéricamente el concepto de marca, con los valores que le caracterizan y le hacen singular frente a la competencia.


¿Cuantas tiendas conocemos que su interiorismo reflejen el branding de la marca? No hablamos de recurrir a pintar paredes o elementos de mobiliario del color corporativo, si no que la tienda o el punto de venta refleje los valores intrínsecos de la misma y sea un elemento añadido y diferenciador.


Nosotros diríamos que exceptuado las grandes marcas del mundo del lujo (y no todas), pocas son las marcas que tienen un interiorismo coherente a su branding. Hay muchas que incluso tienen una decoracion similar influenciados por las modas del momento o siguiendo la estela de lo que realizan las marcas de mayor éxito lo que produce una uniformidad que no da valor ni diferenciación.
Y ya no hablamos del Low cost que como su reclamo es el precio, normalmente gastan lo justito en sus instalaciones siendo en su mayoría meros contenedores de ropa con carteles de tamaño significativo donde aparece el precio del producto.


Quizás donde se está realizando más branding en interiorismo en estos momento es en la restauración por la gran competencia generanda constantemente, en las grandes ciudades una gran baza para atraer al público vienen de un entorno atractivo y diferenciado eso si no hay que descuidar ni un apice el producto que se sirve como comentamos en nuestro post En restauración lo importante es la Comida


El Branding se trasmite al cliente en el punto de venta a través de los sentidos, todos ellos le van a dar la experiencia que la marca desee trasmitir. Mediante el diseño del punto de venta, su situación, sus rótulos, sus escaparates, su fachada y entrada, la atmosfera creada en su interior, los recorridos, el mobiliario y como no el producto y su colocación, tiene que transmitir los valores y sensaciones con los que la marca intenta que se la identifique. Asi se consigue una experiencia de marca total



Las imagenes que ilustran esta entrada corresponden a la Masion Gerlain en Paris diseñada por Peter Marino, un entorno de lujo y experiencial acorde con los valores de la marca y el producto.

2 comentarios:

  1. vuelve el blog! Que bien! Muy de acuerdo en todo, aunque en la restauración el ambiente y la "moda" es casi tan importante como la comida. Como digo, 100% de acuerdo respecto al Branding y al Storytelling, pero en internet eso como se traduce? Hay negocios que son solo on line y consiguen el branding, me parece casi más difícil...

    ResponderEliminar
  2. No te hagas muchas ilusiones Squirrel es una entrada puntual, aunque si podemos intentaremos hacer una de vez en cuando.

    Con respecto a lo que comentas del comercio "On line" es cierto que es mucho mas dificil para las empresas con venta solo en Internet, para ellos la pagina web es como si fuera la tienda fisica, tiene que ser muy atractiva, facil de manejar y ofrezca todos los datos que el cliente quiera saber, que no defraude cuando se reciba el producto aparte de que tenga un buen servicio de mensajeria y se pueda devolver la mercancia si no es del agrado del cliente.

    Aqui lo importante es la primera compra, si el cliente queda satisfecho con ella el fidelizarle es relativamente sencillo.

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter