La Fachada y La Entrada



La fachada junto con la entrada, los escaparates y el nombre comercial, forman el punto de contacto con los paseantes y clientes. Es donde se produce la primera impresión del cliente y donde puede iniciar su decisión de compra.

La fachada es la parte que proporciona acceso a la tienda y que la une con el exterior, por eso se deben tener en cuenta tanto los efectos visuales desde lejos como desde cerca.

Las fachadas tanto si son antiguas como modernas, influyen sobre el negocio; no siempre pueden modificarse en locales a pie de calle. La fachada debe estar formada por una línea clara y su diseño debe causar impresión. El amontonamiento de elementos para captar a atención de cliente reduce el efecto publicitario.

La fachada de un negocio tiene que armonizar con el edificio y su entorno, algo que algunos sobreentienden y que otros prefieren obviar con un contraste acentuado. Es conveniente ser originales pero sin perjudicar el entorno. La elección de los materiales y colores es, ya es de por si suficientemente difícil, por lo que la fachada tendría que desarrollar los mismos principios y medios utilizados para el diseño del interior. El cliente agradece encontrar en el interior la atmosfera que se puede ver en el exterior.

La zona de entrada recibe, saluda, despierta interés y muestra los objetivos de la tienda,
la situación de a puerta debe ser funcional, sirve de entrada y salida, comunica el interior y exterior y es el inicio y el final del trayecto de compra.

La entrada no debe estar escondida de modo que el cliente no tenga que buscarla, tampoco debe dar la sensación de estrechez o incomodidad, debe ser clara, amable y que invite a entrar; ésta es su función.

El diseño, tipo y tamaño caracterizan la empresa e indican su competencia, importancia, y rango dentro del sector. Se invita al cliente a entrar y seguir un camino, casi obligado, pero de manera racional y sin esfuerzo. Por eso la tendencia es que sean los mas amplias posibles e incluso evitar puertas, para un mejor y mayor flujo de clientes.

La colocación de la puerta puede ser decisiva para el funcionamiento del recorrido de los clientes en la tienda. Una disposición incorrecta de la puerta de entrada puede provocar que un cliente rehúse entrar en la tienda , que llegue de inmediato al mostrador de servicio, o que se pierda una oportunidad de compra espontánea.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter