Perfeccionismo




Vuelta a la normalidad después de las fiestas, y lo hacemos con un tema que empieza a preocuparnos: el perfeccionismo; porque en estos días precedentes cuando al visitar alguna de nuestras tiendas favoritas para realizar las compras navideñas o tomar algo en un establecimiento de hostelería por deformación profesional detectábamos fallos y errores en algunas cosas: sobrecarga de mercancías, errores en iluminación, decorativos, excesivas colas en caja, que se haya acabado el papel de regalo....
Nos preguntábamos si nuestra percepcion de lo que es un trabajo bien hecho no nos estaría jugándo una mala pasada y convirtiendose en algo casi patológico.



Intentar hacer nuestro trabajo lo mejor posible es una virtud, pero cuando se lleva a limites exagerados que lo convieten casi en una obsesion, entonces tenemos un problema, ya que entonces lleva más tiempo del normal realizarlo, restándoselo a otras tareas igual de importantes e incluso en nuestra vida personal, e incluso puede llevarnos a no darlo nunca por concluido.



En nuestro caso cuando realizamos nuestros proyectos, e incluso las entradas de este blog, intentamos revisarlos en todos sus aspectos para que el resultado sea lo mejor posible, a veces creemos que incluso demasiado - una auto-exigencia que creemos no siempre es apreciada en su justa medida por algunos- y, unque no creemos que lleguemos a caso patológico, ahí estamos.



Por otro lado tambien nos hemos dado cuenta de que a veces cuando das muchas vueltas las cosas, en nuestro caso un proyecto o a un texto del blog, puede ser que ser que consigas perfeccionarlo mas, pero tambien puede ser que pierda esa frescura que tenía en un principio y que lo hacía más atractivo. Asi que todo tiene que estar bien dosificado. Perfeccionismo, si, pero en su justa medida.



Un caso "de libro", nunca mejor dicho, lo veiamos hace unos meses al leer la biografía de Steve Jobs, un tipo obsesionado por la perfección en el diseño de sus aparatos y sistemas operativos. Un perfeccionismo que al final ha dado sus frutos, pues cuando se habla de Apple inmediatamente se asocia a diseño cuidado y meticuloso, pero cuando lees su biografia te das cuenta de lo complicado que puede llegar a ser el tema.



Según leemos la OMS reconoce el perfeccionismo como un trastorno de la personalidad. Esta patología imposibilita disculpar errores propios y ajenos, y lleva al individuo a una auto-exigencia que obliga a dedicar todo el tiempo a sus tareas impidiendo prestar atención a familiares y allegados. “No existen perfeccionistas felices".



Evitar realizar ciertas cosas por no asumir riesgos, invertir demasiado tiempo en realizar cualquier trabajo o actividad, no disfrutar de los éxitos por ser demasiado autocrítico, ser demasiado exigente consigo mismo y con los demás, sentir ansiedad ante cualquier situación novedosa… son algunas de las características que se dan en el perfeccionismo patológico.



Recuerda que lo perfecto es enemigo de lo bueno, más vale algo satisfactorio que excelente, más vale algo que nada, no sirve un resultado perfecto en tu mente y nada en la realidad. Haz lo que puedas, en tiempos realistas y sin presionarte, comienza hoy poco a cambiar esas creencias que te limitan y te impiden disfrutar de la vida. Hoy puede ser un excelente día para no ser perfecto.



“Tiende a ser el mejor y no sufras por no serlo.”

Las imagenes que ilustran esta entrada corresponden a uno de nuestros útimos proyectos, una tienda de ropa multimarca para mujer.

4 comentarios:

  1. ES UNA AUTOCRÍTICA CONSTRUCTIVA
    AUNQUE SEPAMOS QUE LA PERFECCIÓN ABSOLUTA NO EXISTE LOS QUE ESTAMOS EN ESTE MUNDILLO SOLEMOS PECAR DE INTENTAR BUSCARLA CUESTE LO QUE CUESTE....ES DIFICIL RELAJARSE Y NO VER LOS DEFECTOS POR PEQUEÑOS QUE SEAN .....
    QUIERO PENSAR QUE A ESO SE LE LLAMA PROFESIONALIDAD.


    UN SALUDO Y FELIZ AÑO.

    SUSANA LUGILDE

    ResponderEliminar
  2. Susana,

    Nosotros tambien creemos que es profesionalidad lo que nos lleva a preocuparnos por los mas minimos detalles. Lo triste es que es algo que cada vez escasea mas y que muchas veces ni siquiera es apreciado por los propios clientes. Para nosotros es dificl dejar esa busqueda de lado pero mientras no se haga algo enfermizo...

    Un saludo y feliz año para ti tambien.

    ResponderEliminar
  3. Me voy a tomar la libertad de recomendaros un libro,a mi modo de ver, muy interesante para cualquier profesional: "El artesano" de Richard Sennett (sociólogo).
    Para Sennett la "artesanía designa un impulso básico y duradero, el deseo de realizar bien una tarea, sin más". Aunque al referirnos a artesanía nos viene a la mente la imagen del carpintero en su taller, para él la categoría de artesano abarca a cualquier profesional que quiera hacer bien su trabajo. Desde el citado carpintero hasta el director de orquesta, pasando por el técnico de laboratorio(y, por supuesto el diseñador).
    Y para terminar esta intervención totalmente gafapastosa (jeje)y referente al conflicto entre perfección y funcionalidad me gustaría dejar otra frase para la reflexión: "Para el defensor de la calidad absoluta que hay en todo artesano, cada imperfección es un fracaso; para el profesional, la obsesión por la perfección es el camino seguro al fracaso."

    Un fuerte abrazo.

    (PD: No me he olvidado de que tengo pendiente una visita. Que sepas que no te vas a librar de pagarme una cañita XDD )

    ResponderEliminar
  4. Francisco,

    Muchas gracias por la recomendacion, nos haremos con el libro y lo leeremos.
    En cuanto al tema de la artesania, trabajo bien hecho, perfeccion, etc. la verdad es que da mucho que hablar. Comunmente entendemos por artesania trabajos hechos a mano, efectivamente con dedicacion, con "amor al arte" y por tanto bien hechos, lo que no quiere decir que sean perfectos, si entendieramos por perfectos que todos estuvieran tan bien hechos que no se diferenciaran unos de otros, precisamente esa "perfeccion" solo la consiguen las maquinas, y eso es lo que la aleja de la artesania.

    Luego tenemos como valora cada uno, o cada cultura esas imperfecciones. Para los japoneses seguidores de la corriente estetica Wabi-sabi por ejemplo parte de la belleza esta precisamente en las imperfecciones. El wabi-sabi cultiva todo lo que es auténtico reconociendo tres sencillas realidades: nada dura, nada está completado y nada es perfecto.

    Creo que en general a los humanos nos gustan las cosas bellas, bien hechas, etc. algunos incluso llegamos a obsesionarnos un poco con ello, pero en cambio cuando se llega a algo casi perfecto empieza a dejar de gustarnos porque empieza a parecernos falso, suponemos que es porque en el fondo sabemos que somos seres imperfectos y que la perfeccion no existe, o al menos no esta a nuestro alcance, si acaso se da en la naturaleza y aun esta a veces tiene fallos y errores.

    Bueno como ves el tema da para mucho.Quiza podamos seguir hablando de ello delante de esa cañita...

    Un saludo,

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter