Cadena de Favores




Este es el título de una curiosa película que quizá muchos de vosotros habréis visto. En ella un niño expone una idea sencilla que podría cambiar el mundo: si cada uno de nosotros hace un favor desinteresado, algo que no puedan hacer por si mismos, a tres personas desconocidas por simple generosidad, y estas hacen lo mismo con otras 3 personas más, y así sucesivamente, tendríamos un mundo mejor.

Aunque pueda parecer utópico, es una idea que puede hacer cambiar el mundo: generosidad entre desconocidos.



Y si esa propuesta se hacía hace unos años, antes del desarrollo y expansión de Internet y las redes sociales, que ya han transformado en gran parte el mundo, imaginemos lo que podría suponer ahora con la cantidad y facilidad de contactos que podemos establecer cada uno de nosotros.

Cuantas veces nuestros contactos nos ofrecen ayuda desinteresada o nosotros se la ofrecemos a otros. Sin ir más lejos nosotros podemos contaros nuestra experiencia:



Una de las personas a las que nosotros tenemos que agradecer su desinteresada ayuda es Celestino Martinez, del blog Comunico Luego Vendo, con el que precisamente hace unos días hablábamos de este tema de la cadena de favores.

Aunque su ámbito de actuación toca de refilón al nuestro, Celestino es fiel seguidor de nuestros blog, incluso twitea con frecuencia nuestras entradas. Hemos mantenido contacto a través de las redes sociales, correo electrónico y por teléfono y como unas cosas llevan a otras en una ocasión en que tuvo que acercarse a Madrid por temas de trabajo aprovechamos para conocernos personalmente.



Celestino es una persona muy inquieta que dedica mucho esfuerzo y trabajo al mundo de las redes sociales, lo que le ha llevado a tener una considerable red de contactos en muchos y variados sectores, así que cuando el pasado año decidimos darle un giro a nuestro blog, pues como os comentamos en la entrada "Reformas" queríamos que se convirtiera en nuestra principal imagen en la red y barajábamos varias posibilidades, le comentamos si por casualidad no conocería a alguien que pudiera realizar esta labor, y así nos puso en contacto con Jose Esteban Mucientes, de Mediotic, quien al final ha sido la persona encargada de llevarlo a cabo según las pautas que le dimos.



Quedamos tan contentos con la recomendación que nos hizo celestino que hace unos días volvimos a recurrir a él para que nos recomendara a alguien para llevar a cabo otra acción que tenemos en mente, y desinteresadamente nos recomendó a otro Magnifico profesional, Jose Miguel Bolívar, del blog Optima Infinito. Pero después de leer su blog y perfil profesional creímos que no se adaptaba totalmente a lo que teníamos en mente, y así se lo hicimos saber. Pues bien, Jose Miguel en vez de dar por terminado el asunto tuvo la gentileza días después de recomendarnos a su vez a otro profesional que pensaba si se ajustaba a nuestras necesidades. Y en esas estamos.


Aunque más que una cadena de favores, ha consistido en un favor, el que nos ha hecho Celestino haciéndonos partícipes de su cadena de relaciones con fines comerciales y profesionales (lo que toda la vida se ha llamado el boca a boca), este tipo de “colaboracionismo” se ve amplificado vía red, y está teniendo también su reflejo en el consumo, sobre todo ahora en esta época de crisis.

Y es que Internet propone un mercado más amplio donde cualquiera puede no solo ganar dinero vendiendo productos o servicios, sino también intercambiar habilidades u objetos que ya posee.


Este planteamiento que podríamos llamar consumo colaborativo o economía P2P se basa en un cambio cultural y económico que consiste en sustituir el consumismo frenético por el alquiler o el trueque. Esto que algunos emplean para cuadrar sus cuentas a final de mes, se encuentra con varios retos, por parte de la persona interesada. El primero perder el miedo a prestar lo propio a un desconocido. Hay plataformas de este tipo que cuentan con servicios de garantías para sustituir o indemnizar en caso de desperfectos. Y puede incluir desde alquilar casas, coches, accesorios, etc. mediante alguna de las plataformas de este tipo que están surgiendo.


Para los que no tienen posesiones también están surgiendo plataformas en las que lo que se intercambian son servicios, o trabajos físicos, como por ejemplo montar un mueble o arreglar un enchufe, Pero en vez de pagarlos con dinero se paga mediante puntos simbólicos que se consiguen mediante otras tareas que seamos capaces de realizar, según unas tablas elaboradas al efecto, aquí la persona que nos va a devolver el favor, nada tiene que ver con la que se lo hemos realizado nosotros, sino alguien perteneciente a la comunidad.



Otra iniciativa parecida, aunque ésta si de carácter más altruista y quizá más en la línea de esa cadena de favores que da título a la entrada la conocíamos el otro día. La web acabaconlacrisis.es comenzó a funcionar en 2009. Ansel Cambra, un chef gallego afincado en Madrid, se dio cuenta de que mucha gente a su alrededor lo estaba pasando mal. “Yo podía ayudar a uno o dos, pero pensé que a través de un sitio web la gente podría sumarse para ayudar”. Pronto el boca a boca hizo que la página creciera. Hoy en día, unas 200.000 personas se ponen en contacto cada mes en toda España para ayudar o ser ayudados.


El sitio pretende levantar el ánimo y resolver problemas. Ofrece reflexiones, pensamientos, relatos y chistes. Trucos para ahorrar, listas con empresas que hacen promociones y descuentos, recetas para cocinar sano y barato, asesores (abogados, psicólogos, financieros), y, sobre todo, una cadena de favores. La gente pone un anuncio diciendo lo que necesita y lo que ofrece a cambio. Es un trueque. Hay quien solo desea realizar una donación en especie. O quien comparte su experiencia acerca de cómo superó un problema.

Sea como sea, lo que parece cada vez más claro es que los usuarios estamos dejando de consumir y comprar tal y como se había establecido y estamos entendiendo que tenemos que compartir los recursos. Estamos regresando a comportamientos como el de nuestros antepasados que se prestaban entre ellos todo tipo de cosas.


Con el tiempo este tipo de iniciativas y servicios se van a ordenar y pueden convertirse en un sector importante de la economía. Quizá estemos ante una nueva revolución en torno al consumo.

De todas formas, y aunque puede ser muy positiva esa nueva revolución y este cambio en el consumo, si dejamos aparte el tema económico, y como retwiteabamos el otro día, también de Celestino y vía @CarlosBravo, seguirá habiendo una moneda que vale más que el oro: los favores. Nosotros somos de la creencia de que cuando algo se da desinteresadamente al final la “justicia cósmica” nos lo acaba devolviendo de una forma u otra.



Con la esperanza de que estos cambios y actitudes alcancen también a un sector tan opuesto como el de la banca ilustramos esta entrada con las imágenes de una sucursal del Banco Sugamo Shinkin, diseñado por Emanuelle Moureaux, sin duda un banco atípico del que ya os mostramos otra sucursal hace tiempo.

4 comentarios:

  1. EN MI CASO LA CADENA DE FAVORES FUNCIONA...
    SIN IR MÁS LEJOS UNA AMIGA NECESITABA UN PROYECTO PARA UNA CASA QUE QUIERE REFORMAR ...YO LE HIZE EL PROYECTO Y ELLA ME PRESTÓ SU PISO EN VIGO UNA SEMANA...
    ELLA TIENE SU PROYECTO Y MIS VACACIONES DE VERANO SALIERON MUY ECONÓMICAS...
    TODOS CONTENTOS...
    ANIMO A TODOS A PRACTICAR EL TRUEQUE .. ES MUY SATISFACTORIO.
    UN SALUDO .
    SUSANA.

    ResponderEliminar
  2. Susana,

    Efectivamente, puede ser una muy buena practica que parece esta en alza con la crisis y no solo entre conocidos.

    Nos alegramos de que saliera bien tu intercambio.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  3. Eh, que yo no hice nada. Sólo me dediqué a trabajar ;)

    Como bien decís, el verdadero responsable de todo esto es quien ha puesto en marcha la cadena, y siempre se lo agradeceré ;)

    Y a vosotros, agradecido por cosas que me habéis hecho aprender, que conste ;)

    Salu2!!

    ResponderEliminar
  4. Jose Esteban,

    Nosotros tambien se lo agradecemos a quien la inicio, y a ti, no solo por el trabajo realizado, sino por el interes y buen trato. Ah, y no nos hemos olvidado de la feria, a ver si a la proxima... ;)

    1 saludo,

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter