Vender es Ilusionar



Al hilo de lo que decíamos ayer sobre ilusionarse: vender en gran medida siempre ha sido, es y será, el arte de ilusionar.



Vendamos lo que vendamos y ofrezcamos lo que ofrezcamos, sean productos o servicios, lo primero que ofrecemos y vendemos es ilusión. Podremos ofrecer, y vender, fiabilidad, seguridad o muchas otras cosas más, pero todo lo que ofrezcamos o vendamos tiene que ilusionar, nada funcionará sin ello.



Pero mucho cuidado con los excesos porque luego vienen las desilusiones. Aunque hoy día ya estamos escarmentados y no nos creemos casi nada, todavía nos llevamos decepciones. A fuerza de desengaños nos hemos acostumbrado al engaño en el mensaje y lo asumimos con total naturalidad.



Cuantas veces nos ilusionamos con anuncios que nos ofrecen un producto maravilloso, que nos cambiara la existencia, y al final una vez adquirido, no cumple nada de eso.
Lo vemos frecuentemente estos días con muchos anuncios de juguetes, perfumes, etc. donde se desarrolla toda una historia alrededor del mismo que no tiene ninguna posibilidad de realizarse.



También nosotros con nuestro trabajo intentamos ilusionar a nuestros clientes. Cuando le presentamos un proyecto a un cliente, este tiene que ilusionarle y motivarle, le ofrecemos la posibilidad de soñar con un entorno mejor donde sus clientes puedan tener una experiencia positiva y ponemos nuestro esfuerzo en conseguirlo y que ello pueda influir gratamente en sus clientes y mejorar sus ventas.



Hace años cuando la tecnología no estaba tan avanzada y no contábamos con los medios con los que contamos hoy - solamente contábamos con el formato papel y algunas muestras para mostrar y convencer a un posible cliente de nuestras propuestas-, un cliente nos advirtió del riego que se corría en nuestra profesión y todas esas que diseñan, ya que al mostrarle a los clientes los proyectos de sus futuros negocios de esa forma tan bocetada (abstracta) estos podían a llegar a ilusionarse hasta tal punto que llegaran a imaginar detalles que no figuraran en el proyecto y la decepción llegaría cuando aquello que habían imaginado no fuera el resultado real.



Para bien, o para mal, gracias a los avances y las nuevas tecnologías hoy día es posible presentarle a un cliente su proyecto de una manera tan fidedigna que éste puede hacerse una idea bastante clara y certera de cual va a ser el resultado final y como va a quedar, con el aliciente de que el resultado final suele normalmente mejorarse durante la ejecución.



Nunca antes el ilusionar a un cliente había estado tan extendido... Ya que de ilusión se vive... y se vende.

Las imagenes que ilustran esta entrada corresponden a la otra gran colaboración que otra gran marca como Loui Vuitton ha realizado con Galeias Lafayette para celebrar lo que han dado en llamar las Navidades del Siglo, este año estos almacenes conmemoran su 100 aniversario




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter