Ilusionarse




Cuando nos acercamos a comprar algo en el retail, ya sea físicamente, o mucho mas si lo hacemos on line, nos imaginamos como nos va a sentar esa prenda que nos gusta, si va resaltar nuestros mejores atributos y ayudarnos a disimular los peores, si con ella resultaremos elegantes y atractivos,  etc, pero cuando llega el momento de la verdad muchas veces el efecto no es el deseado.

Ilusionarse es esa capacidad de imaginar lo que podría ser, aunque parezca imposible.



Ilusionarse tiene que ver con verbos como soñar, animar, alentar desear; con la capacidad de asombrarse. Y en estas fechas que se acercan es cuando más lo necesitamos; después de un año duro las Navidades parecen esa época en que todo parece posible que pase, desde que nos sonría la suerte a que nos sorprendan con aquello que deseamos, incluso recuperar alguna relación deteriorada sin saber muy a ciencia cierta porque.



En el retail, esa ilusión se traduce en una reactivación de las ventas, aunque sea mediante ofertas atractivas que mermen un poco el beneficio.Pero para que todo esto pase, para que se pueda hacer posible lo imposible, también tenemos que poner de nuestra parte, como dice el refrán si no juegas no ganas.



Hay que engalanar la tienda y hacerla atractiva, introducir adornos, sonreír más si cabe, sorprender al cliente, seducirle, hacerle participe del sueño ….. Y no solamente nosotros tenemos que poner de nuestra parte, también los ayuntamientos tienen que ayudar con decoraciones navideñas que animen las calles comerciales de nuestras ciudades. Leemos como muchos ayuntamientos ante la falta de recursos económicos están escatimando gran parte de la decoración navideña de este año, e incluso el de Madrid busca patrocinadores para la decoración de los árboles del centro de la ciudad. Parece que no se dan cuenta de que estas cosas estimulan las ventas, y no es un gasto, es una inversión en la economía de la ciudad.



Otras capitales como Paris o Londres o Nueva York destinos turísticos por excelencia, se dieron cuenta de ello hace tiempo. En ellas la campaña de Navidad ya ha comenzado, y parece que con su habitual despliegue de medios, empezando por los escaparates que, no lo olvidemos, siguen siendo uno de los reclamos más eficaces para atraer a los consumidores.



Convertidos en obras de arte publicitarias, los comerciantes dedican meses a preparar sus escaparates. En Nueva York, incluso hay rutas turísticas para visitar los más emblemáticos. Pero si los escaparates son en sí un espectáculo, las ceremonias de inauguración son toda una demostración de ingenio comercial. Y la recompensa es, según la Federación Nacional de Minoristas de Estados Unidos, 586.000 millones de dólares, y augura un aumento del 4,1% en las ventas respecto al año pasado.



Algunos ejemplos. Los grandes almacenes Bloomingdale’s contaron con una actuación en vivo del Circo del Sol para el estreno de la superproducción navideña en 3D que James Cameron, director de Titanic, ha creado para ellos. Barneys no podía ser menos. Tras meses de expectación, el pasado 14 de noviembre desveló el vídeo animado que ha creado con Disney: Electric Holiday. En él, Minnie fantasea con desfilar en París. Vestida de Lanvin, camina por la pasarela junto a Goofy, de Balmain, Daisy, de Dolce & Gabbana, y Mickey, vestido por Nicolás Ghesquière para Balenciaga.



Y en Europa, el poder del exhibicionismo también cala. Mientras en Londres los archifamosos almacenes Harrods reclutan a los diseñadores del momento para vestir a las princesas de Disney en sus escaparates, en el centro comercial BHV de la parisina rue de Rivoli, el elegido es el diseñador Alexis Mabille. Los diseños de su colección de alta costura se expondrán hasta el 12 de enero en la tienda, donde también venderá una edición limitada de accesorios. Galerías Lafayette ha decido crear las Navidades del Siglo junto a Louis Vuitton. En las vitrinas de la rue Haussmann, recrean un carnaval con animales exóticos, majorettes con trajes de la última colección y maletas antiguas rescatadas de los archivos de la maison. Y para encender las luces del edificio, un elefante vestido de la emblemática marca.



Los almacenes Printemps, que se han asociado con Dior para hacer frente a la competencia, contaban con la actriz Marion Cotillard . La firma ha creado 74 muñecas, ataviadas con recreaciones de una selección de diseños de alta costura, para decorar sus vitrinas. Las muñecas no saldrán a la venta. Pero sí lo hará una colección especial que incluye desde un calendario de adviento, por valor de 130 euros, hasta un reloj de 30.000 euros.



Si alguien duda de si este tipo de despliegues son rentables el director ejecutivo de Dior es tajante: «Diez millones de personas pasarán delante de estos escaparates durante las fiestas. ¿Te haces una idea del impacto que va a tener?»

Una parte del texto esta estraido del articulo "La ilusión Vende, y mas en Navidad" aparecido el pasado sabado en el suplentemto S Moda de El Pais.

Las imagenes que ilustran esta entrada corresponden a los mencionados escaparates de Printemps en Paris en asociacion con Dior. Todo un lujo




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter