La apariencia del Lujo




Habitualmente entendemos por lujo aquellos bienes o servicios que exceden de lo necesario. Aquello que para ser adquirido sobrepasa los medios normales y además no es estrictamente necesario para cubrir las necesidades básicas.

A pesar de que el lujo no es una necesidad, a casi todos nos gusta, o por lo menos darnos algún lujo en algunas ocasiones, quizá para romper con lo habitual, o para diferenciarnos de los demás.



El caso es que, como ya comentamos en nuestra entrada El punto medio ¿Es el fracaso?, en estos duros tiempos que nos esta tocando vivir, los únicos sectores retail que están creciendo últimamente son los del low cost y el lujo.

Desde luego, no se venden igual uno que otro, el lujo requiere de mucho mas valor añadido que convenza al cliente de que lo que esta adquiriendo a un precio superior a la media, lo vale, y para ello, un factor muy importante es el entorno donde el producto en cuestión se muestre. El entorno donde esta expuesto, la forma de mostrarlo, e incluso el empaquetado para que lo llevemos a nuestra casa.



Esto, que parece de sentido común no siempre ocurre así, y nos encontramos con determinados sectores o empresarios que creen que pueden vender lujo como cualquier otra cosa, y así les va.

En la ultima entrada de su blog titulada ¿Cómo aplicas el cuento del indio y los lobos en tu negocio? Celestino Martínez nos pone un buen ejemplo. Nos cuenta la realidad de un negocio que el conoce bien, el de la relojería joyería, un sector muy castigado por la subida del precio del oro, la crisis económica y los robos, y que no ha sabido adaptarse a los nuevas reglas de juego del retail, manteniéndose por regla general anclado en el pasado y muy poco dado a “modernidades” como el marketing o las nuevas tecnologías.



Las instalaciones de algunos de estos negocios son, en muchos casos, las mismas que hace diez o veinte años. La manera de seleccionar el producto, de mostrarlo y de argumentarlo no es mucho más actual. Dentro de muchos comercios de este sector no ha pasado el tiempo. Sin embargo, “en la calle” el mundo se ha dado la vuelta.

Las joyerías y relojerías, que siempre han vivido de la capacidad de sus productos para proyectar una imagen de cierto status económico, observan, sin entenderlo, cómo los nuevos objetos de deseo del mercado han cambiado: automóviles, ordenadores, teléfonos móviles... y cada vez es menor el número de clientes interesado por lo que ellos venden.



La joyería que es, sin duda, uno de los artículos de lujo por excelencia, y sin embargo en muchos lugares, exceptuando quizá las que se encuentran ubicados en los locales mas céntricos de las ciudades, encontramos establecimientos que no trasmiten esa imagen, ni de su negocio, ni del producto que venden, y en cambio si se pueden ver otros negocios de sectores medios con instalaciones mucho mas adecuadas que muchas de esas joyerías.

Entonces surge la pregunta ¿ Que apariencia debe tener un establecimiento que vende lujo? Desde luego no hay normas fijas al respecto, y todo cambia según el gusto de la época y las modas, pero desde luego, una de las claves suele estar en los pequeños detalles que nos hace hacen diferenciar algo normal de lo extraordinario.



Una frase que se atribuye a Mies van de Rohe y con la que se le identifica, además del archiconocido “Menos es Mas” es la de “Dios esta en los pequeños detalles”. Y así es. La diferencia entre un espacio “de lujo” y otro que no lo es esta ahí, en esos detalles que marcan carácter y hacen lo ordinario extraordinario. Quizá no sepamos definirlos, pero si sabemos identificarlos cuando los vemos, aunque luego cada uno tiene también su punto de vista al respecto, dependido de factores sociales y culturales.



Lo que tenemos muy claro, es que el lujo requiere lujo, y no se pueden vender estos productos o servicios en un espacio low cost o Made Yourself.

Aprovechamos esta entrada para enseñaros una de nuestras últimos proyectos, una Relojería en Madrid, donde se compran y venden relojes de colección, diseñada en un estilo minimalista con un punto organicista, donde la luz juega un papel protagonista, y a la que se han incorporado algunos elementos destacados que como contrapunto cálido y elegante.

8 comentarios:

  1. Paso con mucha frecuencia por delante de este local: me asomaré a verlo ...

    xG

    ResponderEliminar
  2. Xgaztelu,

    Nos gustaria mucho, y que nos dieras tu sincera opinion.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  3. Esta tienda invita mas a comprarse un Swatch que no un Rolex, diria mas, el cliente que tienen en mente gastarse 6000 euros en un Rolex quiere tomar asiento en algo mas comodo que un taburete. Creo que hay mucho modernillo con mente infantiloide.

    ResponderEliminar
  4. Emilio80

    Respetamos tu opinion, pero como es logico, no la compartimos. Si se quiere inovar en retail hay que intentar dar pequeños pasos aunque sea un sector tan inmovilista como este.

    Tambien antes de juzgar tan severamente habria que conocer todos los parametros y funcionalidades por lo que se ha adoptado esta solución. Entre ellos comentarte que este establecimiento está dirigido, en un porcentaje bastante alto (entre 70 a 85 %) a una clientela masculina, con habitos de compra y comportamiento en el punto de venta diferentes a la joyeria tradicional.

    Como puedes ver en las imagenes, en la tienda existe un punto de venta sentado normal y apartado, a la manera tradicional. El punto de atención en taburete esta dirigido para un publico mas joven que quiere algo mas informal y como lugar donde se le puedes mostrar en la gran pantalla de TV piezas del catalogo o diferente posibilidades de elección.

    Las piezas de mobiliario han sido cuidadosamente elegidas acorde al concepto e imagen "modernos y actuales y nada recargados que el cliente deseaba para su establecimiento.

    De todas maneras, tenemos que admitir que no hemos inventado nada, y que como bien sabras, pues relojerias tan tradicionales cono Grassy en la Gran Via Madrileña vienen empleando taburetes altos en una parte del establecimiento para atender a sus clientes y mostrarles sus productos desde hace años.

    Lo mas importante para nosotros es que nuestro cliente no solo estuviera de acuerdo con la porpuesta cuando se la presentamos, sino que quedara satisfecho con el resultado uan vez ejecutada. Pero sabemos que en cuestion de gustos siempre hay opiniones de todo tipo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Tenéis toda la razón en cuanto a los establecimientos de articulos de lujo. Por desgracia este sector, sobretodo del pequeño comercio, no ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos, habitos de compra y necesidades. Deberian mejorar mucho en cuanto a su imagen, potenciar el trato personal y estar presentes en el mundo 2.0, entre otras cosas.

    Felicidades por la tienda. Nos parece muy interesante.

    Un saludo.
    www.piaestudi.com

    ResponderEliminar
  6. PIA ESTUDI,

    Mas tarde o mas temprano (parece que va a ser tarde) tendran que hacerlo, como se van adaptando todos los sectores, y los que no lo hagan desapareceran.

    Gracias por vuetro comentario, mas si cabe viniendo de otros colegas.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  7. estaba reflexionando sobre mi anterior opinión, si acerté o no, y me ha venido a la mente la imagen del último discurso de Navidad del Rey, esta vez de pie y apoyado en su escritorio y no sentado como en anteriores años, y por lo tanto te doy la razón, se puede comprar un Rolex apoyado y no sentado, hay que innovar!.

    ResponderEliminar
  8. Emilio,

    Es cuestion de donde te sientes o te apoyes. El rey apoyado en su escritorio es un cambio, un "signo de modernidad", pero eso, apoyado en "su escritorio", no en la barra de un bar, eso ya no seria adecuado.
    Al igual que eso, se puede comprar mejor un Rolex apoyado en un moderno taburete de buen diseño en un excelente cuero que sentado como toda la vida pero en una vulgar silla de polipropileno.

    Como decimos en la entrada, esta claro que el lujo require lujo, pero este adopta muchas formas. Los tiempos cambian, avanzan, evolucionan, los clientes con ellos y por tanto si el lujo quiere llegar a ellos tambien debe hacerlo. Volviendo al tema del Rolex, esta claro que el lujo esta en su fabricacion, su maquinaria, incluso sus materiales, su diseño, etc, pero hasta eso ha evolucionado y nosotros no compramos los mismos Rolex que nuestros abuelos (o si, ojala puedieramos). Mira este video, te gustara:

    http://vimeo.com/16079227

    Un saludo, y gracias por tomarte la molestia de pensar y repensar sobre nuestras entradas.

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter