Victoria's Secret




Victoria’s Secret es una de las marcas de ropa interior más conocida del mundo, aunque no tenga tiendas en nuestro país,( hueco que han aprovechado cadenas nacionales tipo Oysho o Women’s Secret) y todos los años por estas fechas y durante unos días salta al primer plano de la actualidad. Hoy os vamos a contar el porqué y los curiosos orígenes de la firma.




Y es que hoy la marca ha dado a conocer hoy el nombre de la modelo que este año lucirá sobre la pasarela de su desfile anual el tradicional 'Fantasy Bra', un 'top' confeccionado con piedras preciosas que sólo una de las modelos luce, convirtiéndose así mismo en una de las principales protagonistas del pase. La elección ha recaído sobre Alessandra Ambrosio, uno de los “ángeles” - así denomina la firma a sus modelos - más veteranas, pero que todavía no había conseguido ese honor.



El próximo 7 de noviembre en el Victoria's Secret 'Fashion Show' 2012, la modelo brasileña lucirá el bautizado en esta ocasión como 'Floral Fantasy Bra'. Y ese día miles de espectadores estadounidenses se sentaran delante del TV para contemplar uno de los acontecimientos más esperados de la temporada navideña.



Pero los inicios de esta firma están muy alejados de esa imagen sexy, femenina y atrevida que muestra hoy en día, porque Victoria’s Secret es un negocio nacido de la timidez masculina.

Todo empezó con un hombre demasiado tímido para entrar a una tienda de ropa interior...Roy Raymond, fundador de la empresa en el año 1977, en San Francisco, California.



En aquella epoca, Raymond era alumno de la Escuela de Negocios de Stanford, y se dio cuenta que al igual que él, a muchos hombres les daba vergüenza entrar en unos grandes almacenes o en una tienda de ropa interior para comprarle prendas a sus novias o esposas, así que, decidió aplicar sus conocimientos empresariales para crear un modo diferente de vender lencería.



Comenzó su aventura empresarial consiguiendo un préstamo bancario de 40,000 dólares y otros 40,000 que recolectó entre sus familiares con los que abrió su primera tienda en el centro comercial de Stanford, y la complementó con un catálogo de venta por correo. Más adelante abrió tres tiendas más. Había nacido Victoria’s Secret.



Las tiendas buscaban crear un ambiente en el que los hombres que acudieran a comprar lencería para su pareja se sintieran cómodos. Paredes de madera, detalles victorianos y dependientes amables y serviciales. Y en vez de disponer todas las prendas por tallas en estantes y percheros, tal y como hacían los grandes almacenes, en sus establecimientos se mostraban conjuntos únicos y exclusivos expuestos en marcos en las paredes. Así, los hombres podían ver los diferentes estilos y después los dependientes les ayudaban a elegir la talla adecuada.



En 1982, 5 años después de su fundación, seis tiendas, un catálogo de 42 páginas, y ganando 6 millones de dólares al año, Raymond vendió Victoria’s Secret a la firma The Limited por 4 millones de dólares.

Posteriormente, en 1984 el señor Raymond creó una tienda al por menor para el mercado infantil llamada Destinys’s Child que no tuvo ningún éxito y le llevó a la banca rota. En 1986, Roy Raymond se suicidó saltando desde el puente Golden Gate, en San Francisco.



La nueva compañía no cambio la imagen original de Victoria’s Secret, y logro expandirse por Estados Unidos abriendo tiendas en diversas zonas, en su mayoría dentro de centros comerciales. Parte del éxito se baso en vender una gran variedad de productos tales como zapatos, vestidos de noche y perfumes, entre otros, a través de su catálogo de venta por correo que se actualizaba ocho veces al año.



En menos de una década, The Limited logro convertir a Victoria’s Secret en la marca de mas éxito de ropa interior en Estados Unidos, y a principios de la década de los 90 los ingresos anuales de la marca eran de un billón de dólares.



Parte del éxito se debía también en gran parte a los catálogos de la marca, que se hicieron sumamente populares por mostrar a las modelos más famosas del momento luciendo sus conjuntos de ropa interior. A comienzo de la década de los 90 Victoria’s Secret abandonó la tendencia de contratar famosas que se ofrecían para anunciar la marca y tomó la sabia decisión de contratar Top Models como Claudia Schiffer, Elle Macpherson, Helena Christiansen, e incluso a la actriz Geena Davis. Fue así como llegó a convertirse en la mayor minorista americana de lencería alcanzando unas ventas de 1000 millones de dólares.



Pero tambien la marca se ha visto envuelta en varias polémicas. Así, en ninguna de las portadas se mostraban modelos afroamericanas, hasta que en 1997 la supermodelo Tyra Banks apareció en la portada de uno de los catálogos que se distribuyeron ese año.

Pero Victoria’s Secret no solo ha utilizado sus populares catálogos para promocionar sus prendas. En 1995 la marca fue todavía más lejos y creo su primer desfile de moda, a pesar de que fue promocionado como “el evento de lencería del siglo”, el desfile fue simple y sencillo, sin los grandes actos musicales y gigantes pasarelas que ahora aparecen en los desfiles de Victoria’s Secret.



En 1999, la marca decidió mostrar su desfile online para que cualquier persona pudiera disfrutar del mismo, pero los servidores no estaban preparados para el millón y medio de usuarios que accedieron al sitio para ver el show.

En la actualidad Victoria’s Secret no solo es una línea de ropa interior, también produce y vende suéteres, vestidos, chaquetas, bolsos, guantes, llaveros, paraguas, jeans, ropa deportiva, maquillaje y perfumes entre otros productos.



Sus tiendas se han propagado hasta el punto de que ya existen más de 1000 sólo en Estados Unidos y ha pasado de ser una pequeña tienda en San Francisco a una compañía que produce más de 3 billones de dólares al año.

Las imagenes que ilustran esta entrada pertenecen a dos tiendas las primeras a su Flagship en Nueva York y las siguientes a su tienda de Florida



VICTORIA'S SECRET'S NEW NYC FLAGSHIP STORE... por multivu


0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter