En Femenino y III – Cupcakes


Quizá os haya sorprendido esta serie de entradas que hemos dedicado a estas tendencias, modas tan  femeninas, pero no debemos olvidar, que junto con la gente joven, las mujeres son el sector de la población más sensible al consumo. Y en esta época de restricción del gasto, no esta de más prestar atención a aquellas tendencias que ataren la atención de esta importante parte de la población.



Hoy traemos hasta el blog un producto (y como consecuencia, un tipo de establecimiento), que se ha ido poniendo tímidamente de moda hasta acabar convirtiéndose en un autentico boom comercial, con cientos de blogs, publicaciones, establecimientos, etc. dedicados a él : los cupcakes que causan furor en Estados Unidos e Inglaterra y en España cada vez están más presentes.



Hace sólo unos años la mayoría de nosotros no habíamos visto, ni oído hablar de cupcakes y ahora probablemente todos conocemos a alguien que ha empezado a preparar estos dulces en forma de magdalena y con elaboradas decoraciones en todos los colores y formas imaginables.



Los cupcakes tienen su origen en Estados Unidos y su nombre hace referencia a las tazas donde se horneaban originalmente. Sin embargo, también se dice que la primera mención del término cupcake se hizo en 1828, cuando se cambió la forma de pesar los ingredientes hasta entonces, y se empieza a medir en tazas (cups).Fue un invento revolucionario, ya que supuestamente esta nueva forma de pesar los ingredientes ahorraba mucho tiempo en la cocina. Aquí los conocimos gracias a series como Sexo en Nueva York, donde sus protagonistas aparecían tomándolos, o a conocidos y amigos que volvían de sus viajes a EEUU hablando de esos originales pastelitos.



Muy vinculados al mundo de la moda no faltan en muchas fiestas fashion ni en los eventos que con ella se relacionan o en las celebraciones publicas de muchos famosos y personalidades. Madonna encargó los famosos cupcakes de London Bakery Candy Cakes en su 50 aniversario y Nelson Mandela también optó por estas mini tartas para su 90 cumpleaños.



Vistosos, coloridos, artesanales y con grandes dosis de azúcar y mantequilla la moda de los cupcakes esta llegando a todas partes. Para algunos es solo un pastel pequeño, para otros, un regalo original, pero la realidad es que los cupcakes han llegado para quedarse, y prueba de ello es la creciente ola de negocios innovadores relacionados con ellos que han surgido en nuestras ciudades, y cuya apuesta para abrirse paso en el mercado se basa en su variedad de sabores y diseños.



Parte de su éxito se debe también a lo “fácil” y “barato “ que es prepararlos, lo bonitos que quedan y lo relajante y divertido que puede ser pasar una tarde haciendolos. Además de estar a la orden del día para hacer alarde de una gran creatividad. De ahí que junto a los establecimientos especializados, cafeterías, y pastelerías donde degustarlos hayan proliferado también aquellos que imparten cursos y talleres para aprender a realizarlos y/o donde venden toda clase de materiales y utensilios para poder hacerlos en casa.



Hay mezclas, sabores y decoraciones para todos los gustos y ocasiones. La crema de mantequilla, masa de goma y el fondant son los elementos más usados para su decoración, que puede ir desde una simple flor hecha con manga y boquilla, hasta la clásica pareja de novios. Todo lo que pueda imaginarse para crear un acabado vistoso y comestible.



En cuanto a los precios, también son variables, ya que los hay que se mantienen razonables y otros que se aprovechan de la fama de este producto. Y lo mismo podríamos decir su calidad o de la proliferación de locales de todo tipo dedicados a estos dulces, cada uno con su filosofía y su estilo.



Del arraigo e importancia que esta consiguiendo esta moda y el producto y la industria que lo rodea, consolidados primero en EEUU, luego en los países anglosajones, y después en nuestros vecinos del continente europeo y ahora en el nuestro, nos una idea el que casi todos los establecimientos se hayan sumado esta tendencia rivalizando en calidades, diseño y creatividad. Desde las panaderías de barrio hasta el gigante Mc. Donald’s cuentan con cupcakes en su cartera de productos. Marcas como Dr. Oetker, ya ofrezca packs para su elaboración.



Pero no es solo en el terreno alimentario donde estos dulces son el no va más. Estas pequeñas magdalenas con todo tipo de decoración sirven también de inspiración en otros sectores, entre ellos el de la moda, con el que como hemos dicho anteriormente guarda una estrecha relación. Así, se puede comprobar como el rosa, el color femenino por antonomasia lo invade todo, junto a otros tonos pastel. También los complementos se decoran y adornan con “golosinas”, “galletitas” y otras formas inspiradas en los citados pastelitos. En el sector de la cosmética triunfan los gloss y lacas de uñas en tonos pastel, o directamente, pintarse en las uñas reproducciones de cupcakes.



Como podemos ver, estamos ante un nuevo ejemplo de cómo un producto tradicional, aqui las magdalenas - muffins o cupcakes en otros países -, renovado y redirigido a nuevos públicos y nuevos mercados puede ayudar al desarrollo de una nueva categoría. Y no solo eso, si no crear toda una moda en torno a él que influya en muchos otros sectores e industrias ajenos a los de su origen.

Las imagenes que ilustran esta entrada correspponden a la Cupcake Boutique en Stuttgart - Alemania diseñada por Dittel Architekten

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter