Abrir la Ciudad



En estos días se esta escribiendo hasta la saciedad sobre la nueva ley de horarios comerciales que, por ejemplo en Madrid, permite la apertura a todos los comercios sin excepción durante las 24 horas del día y todos los domingos y festivos del año.
Del tema de los horarios comerciales ya hemos escrito en múltiples ocasiones, por lo que no nos hemos hecho eco de la entrada en funcionamiento de la ley en Madrid estos días
, pero este pasado fin de semana oímos en una emisora de RNE 1 un comentario de un responsable de la CEIM (Confederación empresarial de Madrid) que nos ha dado que pensar. En el citado comentario se decía que el debate no estaba, como mucha gente cree, en pequeño comercio contra grandes superficies, sino en tiendas en el centro de las ciudades o tiendas en centros comerciales de la periferia.


Y según se explicaba, si el comercio del centro de las ciudades, donde existe una gran cantidad de pequeños comercios independientes, no abre cuando el cliente quiere, el publico se va a ir a gastar su dinero a los centros comerciales de la periferia, con el peligro de que se acostumbre a esta forma de consumir, y el problema que esto supone a la larga para el pequeño comercio del centro de las ciudades.

Según el responsable de CEIM, y estamos de acuerdo con él, el tema no es abrir las tiendas, es “abrir la ciudad”. No olvidemos que el turismo es una fuente de ingresos importante para el comercio de nuestra ciudad y no suele desplazarse a los centros comerciales, por lo que muchas ventas se pierden, y no están los tiempos para perder ninguna oportunidad.


El comercio grande es el que hace de locomotora y saca al público de sus casas, el comercio pequeño pone la diversidad. El grande necesita al pequeño y el pequeño necesita al grande por su capacidad de atracción.

Nosotros no creemos que esta ampliación de horarios, al contrario de lo que se dice, en un primer momento vaya a conseguir que se venda mas (y menos en la situación económica en la que estamos), pero lo que si creemos va a hacer es facilitarle al cliente el momento de la compra y hacer realidad la tendencia, de que las compras se conviertan en un momento de ocio.

Al igual que no concebimos que la hostelería cierre el domingo, dentro de poco tampoco concebiremos que las tiendas estén cerradas cuando tenemos tiempo libre para comprar, y en cambio estén abiertas cuando no podemos acudir a ellas por estar en horario laboral.


Tenemos que ser conscientes de que el consumidor ha cambiado y la forma de comprar también. Internet ha contribuido a este cambio, en la red las tiendas están abiertas 24 horas al día los 365 días del año, y no podemos olvidar que cada vez se vende mas a través de este medio.

Tampoco creemos que, como también se dice, con esta medida se vaya a crear empleo, al menos a corto plazo, ya que lo que están haciendo los diferentes establecimientos es repartir sus empleados a lo largo del horario para que siempre haya alguien en la tienda, aunque en algunos momentos sea insuficiente.



Esto nos devuelve a la reflexión que ya hemos expresado otras veces sobre las armas más importantes que tienen las tiendas tradicionales sobre las tiendas on line, y que son sobre todo dos: la experiencia de compra y la atención personalizada. Si por reducción de costes esta ultima se reduce, se estará llevando a la tienda física a su desaparición.

Por otro lado, la medida ha entrado en vigor en unas fechas malas para el consumo, pues en Madrid se nota ya la ausencia de todos aquellos que están de vacaciones y los que no lo están aprovechan los fines de semana para desplazarse fuera de la ciudad.


Nosotros que ayer nos desplazamos a un centro comercial de la periferia por la mañana encontramos bastante gente comprando, mientras que el centro de la ciudad no se apreciaba casi ninguna actividad.

Por todo ello nosotros abogaríamos mas por una racionalización de los horarios, adaptándolos a los horarios de los clientes, es decir, abrir, por ejemplo, a partir de las 12,00 h, no cerrando a mediodía y cerrando cerca de las 22,00 h, y tomando como días de descanso alguno entre semana.



Como dato aportaríamos el que da la multinacional sueca Ikea, que ha empezado abrir en domingos desde hace unos meses ya ha declarado que después del sábado, el domingo se ha convertido en su segundo día de mayor venta.

Las imagenes que ilustran esta entrada corresponden a los escaparates que ha diseñado Nendo para Tod's

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter