La ropa de Deporte toma la Calle



Estos días estamos viendo como la ropa deportiva, o más concretamente una prenda, la camiseta de nuestra selección nacional de futbol, ha tomado literalmente la calle, esto nos ha hecho plantearnos la influencia que la ropa deportiva tiene sobre la vestimenta en general y sobre la moda.



Podríamos decir que la gran revolución del mundo de la moda, sobre todo en la masculina, se ha debido precisamente por la gran influencia que la ropa deportiva ha tenido sobre el vestir y su incorporación en el uso diario por una gran parte de la población actual, dejando en segundo plano la que llamaríamos “ropa de vestir”. Un claro ejemplo lo tenemos en el uso de “zapatillas “ o similares, que se ha llegado a generalizar tanto que muchos jóvenes hace años que no utilizan otro tipo de calzado, llegando incluso a admitirse con looks de lo mas dispar. Y no hablemos ya del ya clásico “polo”, una prenda cuyo origen esta en el juego del tenis.


De una manera general podemos decir que la ropa deportiva es que se utiliza para practicar deporte y que surgió como respuesta para facilitar la práctica del deporte y permitir un mayor confort al deportista.


Si en principio los griegos valoraban más la desnudez a la hora de practicar sus juegos, precursores de los deportes actuales, fue en la segunda mitad del siglo XIX cuando se iniciaron las primeras innovaciones en la ropa de uso cotidiano para adecuarla y hacerla apta para la práctica de los diferentes deportes. La ropa “común”, confeccionada principalmente en lana o algodón (aún no se habían desarrollado las fibras sintéticas), empezó a adaptarse para la práctica del deporte y las modificaciones realizadas consistieron básicamente en recortar los pantalones por encima de la rodilla y suprimir las mangas. También el calzado como complemento de esa indumentaria deportiva sufrió algunos cambios significativos para adecuarlo la práctica de los deportes. En este caso perdio el tacón y en algunos casos se le agregaron añadidos especiales (de metal) en la suela para que ofreciera un mejor agarre con la superficie.


Además de estas innovaciones para crear ropa específicamente para la práctica del deporte se comenzó a dotar a esta de valores ideológicos y políticos.


A partir de la década de los 60 se produce un cambio drástico en la concepción, desarrollo y práctica del deporte. Este pasa a ser un fenómeno de escala global ya que algunos acontecimientos deportivos como las Olimpiadas o los Mundiales de Fútbol atrapan la atención de millones de personas alrededor del mundo a través de los medios masivos de comunicación. Con ello también la ropa deportiva sufre un profundo cambio en lo referente a su diseño y a su expansión mediática y comercial y el deporte y los deportistas pasan a ser utilizados por las empresas y marcas comerciales. El deporte deja atrás su concepción romántica (practicar deporte solo por amor al arte) y pasa a regirse por valores económicos y materiales..


Llegamos así al momento actual, en el que la ropa deportiva cada vez tiene más influencia a la hora de marcar estilos y crear tendencias de moda. De la mano de famosas figuras del deporte, que actúan como imagen de las grandes marcas deportivas, los diseños de zapatillas, camisetas, etc. están saliendo del gimnasio para vestir las calles.


La sociedad se ha convertido así en el principal benefactor de estas nuevas tendencias y modas. La influencia que ejercen, se vuelve cada vez más visible y dominante. Las personas se orientan por los gustos, modelos, formas de actuar de aquellos que son considerados famosos y “modelos de formas de vida”.Además, los medios de comunicación, como televisión, radio, prensa o Internet, bombardean publicidad a los consumidores con las nueva modas, imponiendo nuevas conductas y cambios de comportamiento.


Vemos así como se cierra un circulo, y si en un principio fue la ropa de calle la que se adapto para hacer mas cómoda la practica del deporte, es ahora la ropa deportiva la que gracias a su innovación, nuevos tejidos, diseños, etc. esta despojando a la ropa de calle de muchas de sus etiquetas y corsés y haciéndola mas cómoda y libre.

Las imágenes que acompañan esta entrada pertenecen a la tienda de Adidas en Londres donde se exhiben los diseños exclusivos de Estella McArtney para esta firma.


2 comentarios:

  1. Interesante tema el que planteáis en esta entrada. Yo soy de los que opina que ir habitualmente “en chándal” –me refiero a cualquier prende deportiva “de vestir”, que tiene delito el asunto- por muy bueno y sofisticado y requetediseñado y caro que sea ese chándal, es un bajón. Y presentarse en según qué sitios disfrazado de deporte, también. Es verdad que hay prendas que han pasado del deporte a la vida y ya estamos muy acostumbrados (el polo, algún calzado deportivo), pero de ahí a lo que cada vez vemos más por la calle … No es mi estilo, ni mi mundo. Como tantas veces, acaba venciendo lo facilón y el gusto por lo cutre.

    Otra cosa es ir estos días –con medida, siempre con medida- con la camiseta de La Roja. Yo no lo he hecho, pero lo entiendo: un orgullo.

    xG

    ResponderEliminar
  2. xGaztelu,

    Lo de la camiseta de la seleccion, por supuesto que nosotros -tambien con medida y segun en que sitios y oacasiones, que algunos llevan dias sin quitarsela ni para dormir o lo que es peor, lavarla-, lo entendemos, faltaria mas.

    Nosotros tampoco somos partidarios (debe ser cosa de la edad) de ir "en chandal" por la vida; ahora incluso es peor, con el buen tiempo se cambia por el equipo de baloncesto: pantalon corto y camiseta de tirantes.
    Y en cuanto a lo que comentas de que hay prendas que han pasado del deporte a la vida, no son solo el polo o algún calzado deportivo, hay mas, provenientes de la caza, el montañismo, etc. E incluso alguna que hoy consideramos casi "de vestir" como la chaqueta blazer tiene su origen en el deporte.
    Desde luego los usos y las modas cambian, y estan bien que asi sea, pero, efectivamente, como bien dices, a veces lo que se ve por la calle...

    Un saludo,

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter