Señalización de Precios




Si hay una consulta que con mucha frecuencia se nos hace, esa es la manera de indicar los precios de los productos, tanto en el escaparate como dentro de la tienda.

Según la normativa española, en los escaparates debe estar reflejado el precio de por lo menos el 70 % de los productos que en él se muestran. Algunas tiendas de lujo y similares obvian esta normativa, y de ello resulta una ley no escrita según la cual lo que no tiene precio suele ser muy caro.



Por nuestra parte, pensamos que esto no es del todo cierto, ya que en muchas ocasiones considerar algo barato o caro es relativo, va a depender de la calidad del producto, servicio y atención en el momento de la compra o posterior, experiencia de compra, etc. (ya hemos hablado de todos estos factores y valores añadidos en numerosas ocasiones).Y así, nos encontramos que en algunos establecimientos que no reflejan el importe en el escaparate, cuando entras a preguntar, resulta que el precio no es tan “caro” como pensábamos.



El error creemos está en que muchos clientes ni siquiera entraran a preguntar con lo que se pierde una posible venta que con la debida indicación habría podido realizarse.

Los empresarios de estos negocios cuando les preguntamos al respecto nos comentan que el tipo de cliente al que ellos se dirigen no da tanta importancia al precio como a que les guste el producto, por eso no lo reflejan, es algo secundario. Respetamos, aunque no compartamos este planteamiento. Su diferenciación esta en dirigirse a un publico muy determinado renunciando al resto. Esto que en teoría esta muy bien ya que hay que posicionarse - todas las firmas se dirigen a un publico concreto - por otro lado es un hándicap pues a nadie le viene mal que otro publico que no es el suyo se acerque a su producto y se convierta en comprador ocasional.



Otra distinción que podemos hacer en cuanto a los establecimientos y los precios en sus escaparates se basa en el tamaño de los mismos: generalmente el precio suele ser inversamente proporcional a su tamaño, es decir cuanto mas pequeño suele ser el tamaño del indicativo mas alto suele ser el precio del producto. Carteles de ofertas y rebajas grandes/ precios bajos, indicativos pequeños/precios altos.

Esto en cuanto a los precios de los escaparates, donde como decíamos la normativa no siempre se cumple, pero dentro del establecimiento la ley dice claramente:



Es obligatorio indicar el precio de venta y el precio por unidad para todos los productos ofrecidos por los comerciantes a los consumidores, con objeto de mejorar la información de estos últimos y de facilitar la comparación de los precios. La indicación del precio deberá ser inequívoca y fácilmente legible e identificable.

En todos los productos ofrecidos por comerciantes a los consumidores deberán indicarse el precio de venta y el precio por unidad de medida de forma inequívoca, fácilmente identificable y claramente legible. Con el término «inequívoco», la Directiva se refiere al precio definitivo, incluido el IVA y todos los demás impuestos.

Cuando el precio por unidad de medida sea idéntico al precio de venta, no será necesario indicarlo.




Por tanto, según esta normativa, es obligatorio que todo el producto lleve su etiqueta de precio, ya sea en el propio producto o en el lineal donde se encuentre. Este puede ser del tamaño que se estime conveniente y en el sitio que desee el empresario. Muchas establecimientos de alta gama lo tienen un poco escondido para que el precio no condicione a su clientela, pero quien lo busca lo encuentra.

Un habito que parece están poniendo de moda los únicos grandes almacenes que existen en este país es el de no poner el precio en muchos de los productos que alli se venden para tener que preguntar por ellos en caja y, al parecer y según nos ha contado un responsable de la firma, al publico una vez hecho esto le da vergüenza volver a dejarlo y se lo lleva.



Aunque creemos que es una equivocación, a ellos parece que les va bien y algunos pequeños comerciantes que ya conocen la estrategia la están implantando tambien en sus establecimientos, sin ir mas lejos hace unos días leímos en el blog “Entra a mi tienda”, su experiencia en la tienda de dietética donde compra habitualmente:

Lo que no voy a hacer, de toda una lista de la compra, es coger 6 productos que me parecen interesantes, sin precio, para llegar cargada con ellos a un mostrador, que normalmente tiene cola, y tener que preguntar el precio de los mismos allí, y si no me valen, volver a por otros al lineal correspondiente, y hacer una nueva cola ¡ No señor ¡

No gestionar bien el tema de los precios bien expuestos, hace perder ventas de artículos que a lo mejor nos interesaría vender más que otros con menos margen.



Conclusión esta que compartimos al cien por cien y que creemos debe ser cuidadosamente valorada por el empresario de cada tipo de establecimiento y marca antes de elegir una forma u otra de indicar el precio de sus productos, o de no hacerlo.

Las imagenes que acompañan esta entrada pertenecen a la Joyería Tyffany's de Wall Street en Nueva York, Reforma de la misma diseñada por George Yabu, del que ya reflejamos la instalacion de Carolina Herrera NY.

6 comentarios:

  1. Interesante tema, como siempre. Este fin de semana he estado en Nueva York y me di una vuelta por alguna tienda de postin. En los almacenes Bergdorf and Goodman, los mas lujosos, hay "corners", como el de Tom Ford, donde no hay etiquetas con el precio. Triunfa la politica del "if you have to ask, you can't afford it", es decir, si tienes que preguntar el precio es que no te lo puedes permitir. Eso si, menuda atencion al cliente. Pregunte por una colonia (soy adicto a la colonia... bueno, a algunas) que tuve hace mil anhos y me dijeron que la reciben con cuentagotas, es super exclusiva y no la tenian (y menos mal, porque ya me veia obligado a comprarla) pero tenian una muestra, la ultima que les quedaba, y me la regalaron, sin comprar nada. Hoy huelo a gloria bendita.

    Por cierto, arrase en la MoMA design store.

    ResponderEliminar
  2. Ardilla, el tema es que hay clientes que a veces quieren hacer un extra o un buen regalo, quieren gastarse su buen dinerito pero aun asi quieren saber lo que vale algo y si "por esa vez " se lo pueden permitir, como no ven el precio y les da apuro preguntar, se van a otro producto que si tiene el precio y el otro pierde la venta. Lo ideal seria ser menos snobs y mas practicos, poner siempre el precio y el que quiera que lo mire y el que no, no!

    Envidiaaa!, por Nueva York, por la vuelta por las tiendas de postin y por la vuelta por los almacenes, por el MOMA, por la Store del MOMA, por la colonia, por la muestra de la colonia... por todooo!

    ResponderEliminar
  3. Ya lo digo en mi blog. A mi lo que me gusta es ese tipo de etiqueta que se hace con rotulador gordo. Y las escaleras, claro.

    ResponderEliminar
  4. Stultifer, la verdad es que los rotulos y carteles a mano han caido en desuso y ya casi ni existen. En su momento habia autenticos profesionales que realizaban maravillas. Resultan entrañables y quiza puntualmente se podian recuperar para alguna presentacion o producto.

    ResponderEliminar
  5. Gracias

    Relacionado: ¿Es obligatorio que se muestre el precio de los productos en las tiendas de España? : http://bandaancha.eu/foros/obligatorio-muestre-precio-productos-1693771
    Respuesta, en breve: sí

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anonimo muchas gracias por tu aportación, Saludos

      Eliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter