Personal Shopper




Desde hace unos años ha surgido una nueva figura que rápidamente se ha puesto de moda, se trata de los Personal Shoppers o “Asesores personales de compras”. Algunas personas cada vez tienen menos tiempo o simplemente no les gusta demasiado la moda y necesitan que le aconsejen para sacar el mayor partido a su aspecto.



Pero ¿que es y que hace un personal shopper?

Un Personal Shopper es un profesional que se encarga de asesorar la compra de las prendas de vestir y complementos, ya sea acompañado por el cliente estableciendo rutas de compra personalizadas o sustituyéndolo debido a la falta de tiempo del mismo. Se puede solicitar sus servicios tanto para la vida cotidiana como puntualmente para ocasiones o actos especiales. Algunas empresas o profesionales que empezaron asesorando en moda ahora han extendido sus funciones al ámbito de la decoración o la estética.



Este trabajo nació en Nueva York y actualmente, se ha extendido a las principales ciudades del mundo occidental. Originariamente los clientes eran por lo general personas acomodadas o que se desenvolvían en torno al mundo de la moda o del espectáculo y con poco tiempo a su disposición. Pero ya ha dejado de ser exclusivo de clases acomodadas y personajes famosos y ya no es imprescindible gastarse un dineral (y menos en estos tiempos de crisis) en renovar vestuario, se ajustan a tu presupuesto.

Hay ofertas y presupuestos para todos los bolsillos: Existen profesionales y agencias de personal shopper en las que poder apoyarse para obtener un servicio de calidad a precios razonables e incluso hay quien pone coche y chófer a disposición del cliente para los shopping tour (ruta personalizada de compras). El precio medio de los servicios ronda los 100 euros la hora.



También es habitual que las grandes boutiques y grandes almacenes pongan a disposición del cliente personal shoppers que les orienten sobre las prendas a comprar en función de sus características. Firmas como Mango, con un servicio gratuito previa cita y sin compromiso de gasto alguno, H&M, donde por la compra de una tarjeta regalo por valor de 50 euros un estilista informa de las últimas tendencias en la firma y aconseja sobre las prendas que mejor se ajustan a la morfología y estilo de vida del cliente (este servicio de momento sólo esta disponible en Barcelona) y El Corte Inglés, con un tiempo estimado de cita con el Personal Shopper de 90 minutos y valorado en 150 euros que son automáticamente reembolsados con su tarjeta regalo. Todos ellos ofrecen este servicio y quizá ahí este la clave para el futuro del dependiente de las tiendas.



El futuro dependiente de una tienda será seguramente alguien muy parecido a un personal Shopper, porque si como ya llevamos comentando en varias entradas cada vez cobra mayor importancia la experiencia de compra y la atención al cliente, ¿que mejor experiencia y atención que el que aquellas personas que nos atiendan estén bien preparadas para guiarnos sobre que colores y diseños nos favorecen y se adecuan mejor a nuestra constitución y nuestro estilo de vida?. Un personal pues, debidamente formado y orientado no tanto a la cantidad de las ventas como a la satisfacción del cliente.

Las principales características que debe poseer un personal shopper son:

• Buena cultura

• Buenos modales

• Gusto refinado

• Capacidad de escucha y diplomacia

• Saber relacionarse



• Conocer bien los comercios de la ciudad en los que se va a realizar la compra

Y sus funciones:

• Estar siempre al tanto de las tendencias más actuales

• Identificar los deseos o necesidades del cliente

• Realizar un análisis de la morfología del cliente para hacer una correcta recomendación de moda, peluquería o maquillaje

• Gestionar las compras y contratación de servicios al mejor precio posible.



Muchas de ellas son extrapolables a los dependientes de las tiendas, -de hecho muchas firmas exigen ya algunas de ellas a su personal-, y hay empresas que ofrecen cursos de especialización para iniciarse en esta profesión. Esto redundaría en una mejor atención al cliente y en una mayor profesionalización del propio trabajador. Y que duda cabe que un cliente satisfecho y un empleado profesional son dos cosas que cualquier empresa desea y necesita.

Las imagenes que acompañan esta entrada son de la tienda de Carolina Herrere en Nueva York

4 comentarios:

  1. Los personal shoppers, en mi opinion, son la senhal mas clara de que algo no va bien en el mundo de las compras y en el mundo en general... Las cualidades que enumerais son las que debe tener todo dependiente, no un personal shopper.

    Mango, H&M, El Corte Ingles... Algo mas que anhadir?

    ResponderEliminar
  2. Ardilla, esta claro que a todos a veces por falta de tiempo nos haria falta alguien que nos echara una mano, a comprar o a muchas otras cosas (papeleos, reparaciones, etc..). Tampoco nos vendria mal que alguien, mejor un extraño nos diera una vison mas objetiva de nuestro aspecto y de otras muchas cosas, una critica constructiva que nos permitiera mejorar.

    Ya lo decimos en la entrada, así tnedrian que ser los dependientes del futuro y muchas firmas ya exigen alguna de esas cualidades y caracteristicas (antes algunas de ellas eran intrinsecas a la labor de atender al cliente, pero con el tiempo se han perdido y ahora se intentan recuperar).

    Esas cadenas son las unicas que se pueden permitir tener a alguien a tu disposicion (ademas claro esta que les interesa, porque pagas el servicio y las compras las haces en sus tiendas, al menos en ese momento).

    ResponderEliminar
  3. No se, los personal shoppers me parecen una perdida de tiempo y una bobada monumental, pero de algo tiene que vivir la gente... Tambien es cierto que es mi vertiente cascarrabias la que habla. Si ya me saca de quicio que los dependientes me hagan sugerencias, como para aguantar que alguien me diga, a mis anhos, que ponerme y que no. Tengo que anhadir que jamas compro nada de ropa (ni nada en general) la primera vez que lo veo, tengo que volver tres veces mas a la tienda.

    ResponderEliminar
  4. Hombre no me sas tan duro, hay personas que por su profesión o pretensiones deben de ir a la moda y no disponen de tiempo, ganas o gusto para elegir lo mas adecuado y esta profesión les da la oportunidad de ofrecerselo hecho sin perder tiempo, optimizando su tiempo y consiguiendo sitios con los mejores precios, aunque luego ellos se llevan sus honorarios.

    Son asesores de moda pero para el publico de a pie

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter