Escaparatismo en Librerías




Hace tiempo en otra entrada resumíamos un articulo de Antonio Muñoz Molina publicado en El País titulado “La poética del escaparate” y en él el autor nos ofrecía su visión de cómo se pierde la trasmisión del gusto por los libros y se impone la venta al por mayor de novedades y otros productos impersonales en las grandes cadenas de distribución.

También unas semanas atrás nos pidieron una ponencia sobre el “Interiorismo en las librerías”, uno de cuyos puntos sobre el escaparate en este tipo de establecimientos os ofrecemos hoy como entrada.



El problema que tienen las librerías generalistas frente a otros negocios es que todas ofrecen el mismo producto, por lo que la diferenciación por uno u otro medio es muy importante para que el cliente compre en tu establecimiento y no en el de al lado. Uno de los puntos principales de diferenciación es el escaparate.

Las librerías son un sector diametralmente opuesto al de la moda en el tema del escaparatismo. La gran mayoría conserva la misma estética que en el momento de la apertura del establecimiento. Su técnica es sencilla y no requiere el trabajo de ningún especialista: se trata de mostrar la mayor cantidad de género posible. Como los libros tienen un tamaño y un volumen pequeño, encontrábamos decenas de ellos apilados por todas partes.



Pero creemos que esto es un error, el escaparatismo de las librerías no ha evolucionado al ritmo del resto del retail, hay muy pocas librerías que a nuestro entender tengan unos escaparates acordes con los tiempos que corren. Y los que se han adaptado no sabemos hasta que punto lo están haciendo bien.

Tendríamos así actualmente dos tipos de escaparates según el tipo de establecimiento de que se trate:

Escaparate de la librería tradicional - donde prima es la exposición de elementos, se pierde la unidad y se ve muchos puntos de atención difíciles de ver. (mostrar el mayor surtido en el escaparate como método de atracción del cliente).



Escaparate de las grandes cadenas - han querido evolucionar y modernizar el concepto y sus escaparates son mas claros en el mensaje exponiendo pocos títulos apoyados con graficas o repitiendo el mismo ejemplar una y otra vez con pilas de ejemplares (efecto de reiteración).

Los escaparates en las librerías son, como en el resto del comercio, son uno de los primeros puntos de atracción establecimiento – cliente, con lo cual tiene que transmitir lo que la tienda es, (por ejemplo si se trata de una librería especializada en algún tema concreto debe transmitirlo desde el escaparate) Por otro lado tiene que ser diferenciador e impactante. Damos a continuación algunas claves para ello:



• Permitir ver el interior, si la tienda es mas bien pequeña, porque aunque es cierto que algunos conceptos de escaparate son mas impactantes con una trasera opaca donde desarrollar parte del impacto visual, al poder divisar la tienda desde la calle y viceversa, por un lado el cliente ve la tienda, como esta colocada, etc., es una prolongación del escaparate que puede hacer entrar al cliente y por otro lado, desde el interior parece mas grande porque no hay ninguna división de espacio y entra la luz de la calle, lo que siempre es agradable.

• Llamar la atención, porque un buen escaparate no puede pasar desapercibido sino que tiene que generar impacto en el paseante. Por ello el escaparate debe ser creativo. Disponer de un centro de interés. El producto no debe estar disperso en el escaparate, sino agrupado, ya que la masa visual del producto atrae la mirada. Utilizar pequeños objetos y elementos que ayuden a crear una atmósfera o ambiente de la temática elegida.



• Comunicar algo, o dicho de otra forma, que el paseante entienda y retenga el mensaje. El mensaje debe ser muy nítido y conciso, lo se consigue mediante el uso de un único tema (escaparate monotemático).

• Tener actualidad, los temas del escaparate debe variar a lo largo del año, adaptándose a lo que el consumidor está demandando en cada momento, o las novedades oportunas. El escaparate debe cambiarse frecuentemente, cada 15 o 20 días.



Recordemos que existen en el retail otro tipo de productos de dimensiones parecidas y para los que sin embargo se realizan unos escaparates muy creativos y atractivos, por lo tanto no es el producto sino la competencia y la inquietud lo que les hace evolucionar. Las librerías hasta hace poco era un comercio que funcionaba bastante bien y no tenia la necesidad de realizar estas innovaciones, pero esto esta cambiando.

La solución, que no es fácil, quizá pase por una mezcla de esos dos estilos. Aplicar ese “amor por los libros y esa implicación en un gusto literario” de los que hablaba Muñoz Molina, esa recomendación personal, en los modernos escaparates de las grandes librerías para que no parezcan todas iguales y que venden lo mismo. Y viceversa, aplicar en las pequeñas librerías esa claridad de mensaje y alguna de esas técnicas publicitarias y sus correspondientes apoyos como tan bien saben hacerlo las grandes.



En las grandes cadenas ¿por qué no tener en cada centro un empleado que se implique personalmente en la elección de los libros a mostrar, según su gusto personal sin presiones comerciales y publicitarias?... Muchos de estos locales disponen de varios escaparates, en alguno de ellos podría aplicarse esta fórmula.

Los pequeños libreros disponen hoy en día a través de organismos oficiales, cámaras de comercio, etc. de cursos presenciales o por Internet sobre técnicas publicitarias y de venta o sobre escaparatismo y merchandising. Y a buen seguro, dentro de sus propias librerías, de excelentes manuales sobre esos temas. Solo hay que tener voluntad de cambio y de mejora. Implicarse no solo en la selección, también en la presentación.



Lo ideal en el escaparatismo en librerías, como en cualquier otro negocio es tener una imagen de escaparatismo diferenciadora que cuando se vea el escaparate se identifique la marca sin necesidad de mirar el rotulo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter