Elogio de la Sombra - Tanizaki



A raíz de la entrada que dedicamos a “Atmósferas” el libro del arquitecto Peter Zumhot , recordamos otro libro que en su día también nos causo emociones parecidas cuando nos acercamos con pasión a la cultura oriental, y que hemos vuelto a releer en estos días, se trata del “Elogio de la sombra” de Tanizaki, donde éste nos transmite la importancia de ciertos elementos de la arquitectura y cultura japonesa para crear esos ambientes que la caracterizan.

“El Elogio de la Sombra” escrito en el año 1933 por Junichiro Tanizaki es una reflexión sobre el papel de la sombra en la arquitectura japonesa. La penumbra, la opacidad, el espacio vacío, la pátina que el tiempo acumulada en los objetos -temas que Tanizaki toca a lo largo de su ensayo- expresan más que una preferencia estética un ejercicio de admiración hacia una forma de construir y de aproximarse al mundo de una tradición que teme en extinción.



Al principio del libro el autor nos relata su experiencia al construir su nueva casa intentando combinar elementos de la casa tradicional Japonesa con los nuevos materiales y adelantos tecnológicos de los nuevos tiempos con mayor y menor éxito. Al final el resultado quedara falto de entidad.

Luego nos comenta la diferencia entre el gusto occidental donde gusta lo brillante y el japones que se inclina a lo usado, un poco artesanal y que el paso del tiempo se refleje en los objetos.



Tanizaki señala cómo “los occidentales se asombran de la sencillez de las habitaciones japonesas, no viendo en ellas más que paredes cenicientas desprovistas de adornos. La reacción es comprensible pero revela la incapacidad de comprender el misterio de las sombras”.

Llegamos así a la importancia de la luz en el arte Japonés. En occidente, el más poderoso aliado de la belleza fue siempre la luz; en la estética tradicional japonesa lo esencial está en captar el enigma de la sombra.



La oscuridad aparece así como una necesidad para esta extraña belleza. “Un cofre, una bandeja de mesa baja, un anaquel de laca decorado con oro molido, pueden parecer llamativos, chillones, incluso vulgares, pero hagamos el siguiente experimento: dejemos el espacio que los rodea en una completa oscuridad, luego sustituyamos la luz eléctrica por una única lámpara de aceite o una vela y veremos inmediatamente que esos llamativos objetos cobran profundidad, sobriedad y densidad… e incitan al hombre a la ensoñación”. Lo mismo que una piedra fosforescente en la oscuridad pierde toda su fascinante sensación de joya preciosa si fuera expuesta a plena luz, la belleza pierde toda su existencia si se suprimen los efectos de la sombra.



Tanizaki va desarrollando con gran refinamiento esta idea medular del pensamiento oriental, clave para entender el color de las lacas, de la tinta o de los trajes del teatro Nò; para aprender a apreciar el aspecto antiguo del papel o los reflejos velados en la pátina de los objetos; para prevenirnos contra todo lo que brilla; o para captar la belleza en la llama vacilante de una lámpara y descubrir el alma de la arquitectura a través de los grados de opacidad de los materiales, el silencio y la penumbra del espacio vacío.



Nos habla de cómo las lacas e incluso la comida, esta predestinada a disfrutarla con la luz tenue o de candiles y velas. La utilización de lacas como refuerzo estético de la comida, como si contuvieran una pequeña Joya. Madera lacada en contraposición con la cerámica, pues no pesa y no emite un ruido estridente cuando se golpea.

Diferencia la arquitectura occidental destacando entre el paisaje e intentando que entre la luz en su interior, en contraposición con la japonesa integrándose en el paisaje con grandes aleros que protegen del sol y el clima y que hace que los interiores sean sombríos, descubrir lo bello dentro de las sombras y como no tardaron en utilizarlo para obtener efectos estéticos.



En realidad la belleza de una habitación Japonesa producida únicamente por un juego sobre el grado de opacidad de la sombra, no necesita ningún accesorio. Sólo la importancia de los “Toku no Ma” (Puntos de decoración con una caligrafía y algún otro elemento tipo arreglo floral) como punto de intención y para darle sentido de profundidad al espacio.

Nos descubre las razones de que las que las estatuas o habitaciones tuvieran su superficie cubierta de oro, pues al incidir la poca luz de las velas desempeñaban un papel reflector mientras que las platas se apagan muy deprisa. Igual ocurre con los tejidos que tienen algún hilo dorado o plateado e incluso con el mismo maquillaje.



También la escasa iluminación en el teatro y las marionetas hacen la ficción mas real, pues no hay suficiente luz para averiguar el engaño. Y por otro lado producían una cierta dramatización debido a las luces y las sombras.

Hacia el final del libro el escritor señala a propósito de la diferencia entre occidente, devoto de la luz y oriente, devoto de la sombra: “En sus viviendas evitan cuanto pueden los recovecos y blanquean techos y paredes, nosotros no experimentamos ninguna repulsión hacia lo oscuro”. “Mirándolo bien, como los orientales intentamos adaptarnos a los límites que nos son impuestos, siempre nos hemos conformado con nuestra condición presente; no experimentamos, por lo tanto, ninguna repulsión hacia lo oscuro; nos resignamos a ello como algo inevitable: que la luz es pobre, ¡pues que lo sea!, es más nos hundimos con deleite en las tinieblas y encontramos ahí una particular belleza”.



“Nuestros contemporáneos acostumbrados como están desde hace tiempo a la luminosidad de la luz eléctrica, habrán olvidado, sin duda que haya podido existir jamás unas tinieblas de ese tipo”.

Recapitula y comenta que ha escrito este libro por si existiera alguna vía con la que pudiera compensar los desperfectos que la innovación produce.

Elogio de la sombra – Ed. Siruela

Las fotos que ilustran esta entrada corresponden a la tienda de Novias Hila Gaon en Tel Aviv diseñada por K1 P3 Arquitectos.

3 comentarios:

  1. Me gustan las referencias que hacéis de libros de arquitectura y retail. ¿Podríais hacer una lista de recomendaciones? Haré una compra grande y no quiere perderme ningín imprescindible.

    ResponderEliminar
  2. Fascinante texto. Imagino que veriais la exposicion en el Thyssen sobre la sombra. Distinto a esto, pero igualmente interesante.

    ResponderEliminar
  3. Yoly, es un tema amplio, intentaremos hacer una entrada sobre ello o comentarlo en algun post, de todas maneras en Internet puedes encontrar mucha informacion y bibliografia al respecto.

    Ardilla, no, no tuvinos ocasion de visitar aquella exposicion, lastima, pero seguro que como dices seria muy interesante.

    No se si habras leido este pequeño libro, si no es asi te lo recomendamos,es una lectura agradable y tiene su gracia.

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter