Mirando Atrás - Premios Anuales al Mejor Comercio Barcelona Años 1914 -1916



Como venimos haciendo estos ultimos viernes continuamos nuestro repaso a los premios anuales al mejor comercio de Barcelona, que se concedieron entre los años 1902 – 1930, esta quinta entrega abarca los años 1914, 1915 y 1916.


1914.-

Primer Premio se declaró desierto,

Mención honorífica la Orfebrería Miele y Cía. En la calle Fernando, 2 esquina con la Rambla - Obra de Josep Puig y Cadafalch. La casa Miele vendía objetos fabricados con un metal que precisamente recibía el nombre de plata Miele –un invento alemán de gran éxito internacional, que imitaba las cualidades de la plata auténtica y las mejoraba desde el punto de vista del uso doméstico.


En el diario La Vanguardia del 1 de mayo de 1914 se reseñaba así su inauguración:

Ayer, á las siete de la tarde tuvo efecto la inauguración del establecimiento de orfebrería de arte que los señores Miele & C.a han abierto en la planta baja del nuevo edificio de su propiedad, recientemente construido en la calle de Fernando, número 2, esquina á la Rambla, según planos del arquitecto señor Puig y Cadafalch.


La instalación ha sido efectuada exclusivamente por la casa Hanly Jones C* Limited. Numeroso público permaneció durante mucho rato en las aceras de la calle de Fernando y en el paseo central de la Rambla, admirando el nuevo establecimiento, que contribuye en alto grado a embellecer la ciudad.

Actualmente el edificio ha sufrido muchas transformaciones, pero se nota su mano en algunos elementos que han perdurado: fragmentos de las rejas de la planta baja, ornamentación de los balcones y reordenación de las ventanas.


1915.-

Primer Premio – Almacenes Damians, en la calle Pelayo 54 – Obra de Eduard Ferrés i Puig, Ignasi Mas i Morell y Lluís Homs.- En el momento de su construcción, Can Damians representó toda una innovación en la estructura de los centros comerciales de la época, debido a su carácter monumental.

Los espacios interiores destacaban por la amplitud y pocas columnas, los patios de luces y escaleras de distribución recordaban a los de los almacenes centroeuropeos, se anticipaba ya a la tendencia que se seguirá posteriormente en la estructura que iban a tener los grandes almacenes de influencia francesa.


Tiene fachada sobre la Calle Pelayo y la Calle dels Tallers, en pleno centro de Barcelona, y destaca por su cúpula que se ve sobre una estructura cilíndrica y la mezcla de elementos clásicos inicialmente diseñados por Agustí Mas y posteriormente reinterpretados con vidrieras por Eduard Ferrés i Puig Su fachada y especialmente su cúpula de vidrio y hierro, sigue siendo un símbolo muy reconocido de la Calle Pelayo.


Este edificio sería catalogado como Patrimonio Monumental por el Servicio de Protección en 1987. Tras el incendio de los Almacenes el Siglo en 1932 que se encontraban en un edificio cercano, estos se instalan en este edificio.

Nosotros por nuestra parte ya hemos mencionado este edifico en diferentes entradas desde la dedicada a los Grandes almacenes en España hasta una de las más recientes, la de" Toma de temperatura al Retail de Barcelona" , actualmente en el establecidos se encuentran los almacenes C&A.


Mención Honorifica.- Farmacia y droguería de Vicente Ferrer y Cía, en la Plaza de Cataluña con Ronda de Sant Pere 2. Obra de Ramón Puig Gairalt. Este edificio de nueva construcción, hoy desaparecido, también fue galardonado en este apartado, aparte de las fotografías que os mostramos no hemos encontrado mucha más información.


1916.-

Primer Premio.- Joyería Masriera Hermanos y Joaquim Carreras en el Pº de Gracia 26. Obra de Lluís Masriera i Rosés, con él colaboraron los artistas Eusebi Arnau y Dionís Renart.


Después de la fusión en 1915 entre los argenteros Masriera (desde 1839) y Carreras (desde 1766), trasladaron su tienda de la calle Ferran al céntrico Paseo de Gracia. (Hacia los años 1990, ya integrada con Bagues, se volvió a trasladar dentro del mismo Paseo a la Casa Amatller). Actualmente el local lo ocupa es la tienda Señor, dedicada a sastrería a medida y vestimenta de ceremonia para caballero.

La firma Masriera nace en 1839, de la mano de Josep Masriera Vidal. Josep Masriera elaboró una pasantía (examen que había de superar el becario de un oficio para adquirir la categoría de maestro gremial) en acuarela de oro, plata y esmeraldas. Es entonces cuando abre su propio taller de joyería en Barcelona. El proceso de elaboración de las piezas, desde su diseño hasta el último pulido, se llevaba a cabo en el taller familiar el cual se fue ampliando a medida que aumentaba la producción.


Josep Masriera Vidal se consolidó como joyero a la vez que sus hijos se iniciaban en el taller de joyería. Al morir los patriarcas, dos de los hijos, Francesc y Josep, toman las riendas y logran darle un gran impulso al negocio familiar. Ambos hermanos destacaban en el campo de la orfebrería y la pintura. Con estas cualidades y la recuperación de diversas técnicas de elaboración de esmalte consiguen un alto nivel en el diseño de joyas artísticas. Pero no es hasta la tercera generación de la familia, en que el negocio se catapulta gracias a Lluís Masriera, quien se convierte en el joyero del Modernismo catalán y uno de los principales representantes de la joyería del Art Nouveau, otorgándole un renombre a nivel internacional.


En 1913 surge el Novecentismo en Cataluña, movimiento que Masriera aprovecha para perfilar un estilo más clásico de líneas mucho más geométricas que se acercaban más al nuevo Art Decó y dejaba a un lado, de esta manera, los rasgos simbolistas. En 1915 se produce la fusión entre dos de las familias de joyeros y plateros más antigua de Cataluña: Masriera (1839) y Carreras (1766). La sociedad Masriera Hermanos y Joaquín Carreras adquieren un alto reconocimiento y prestigio en toda Europa gracias a varias exposiciones como la Exposición Internacional de Artes Decorativas e Industriales Modernas de París (1925) y la Exposición Universal de Barcelona (1929) entre las más destacadas.


Ese año se otorgó otro Primer premio a Instalaciones y aparatos eléctricos de Joan Pich, en la Plaza de Cataluña 9 y obra de Oleguer Junyent. Hoy desaparecido y de la que no hemos encontrado mucha más información.


Mención Honorífica.- Pabellón Café-Restaurante del Parque en la Plaza de la Cascada, en el Parque de la Ciudadela. Obra encargada por la Sociedad anónima de Recreos y atracciones de la que no se conoce el autor. También desaparecido en la actualidad.


Y con esto terminamos nuestro repaso de hoy. Como decimos en estas entradas si tenéis más información o imágenes para complementar la entrada os estaríamos muy agradecidos.

2 comentarios:

  1. Uau!
    No sabia que existieran estos premios. Lastima que mucho de ellos no se hayan conservado.

    Estoy segura que en el archivo historico podríais encontrar mucha más información. No se si en la facultad de arquitectura de Barcelona hay algun libro especifico sobre este tema, puede que haya algo....

    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  2. Txell, para nosotros tambien fue una sorpresa descubrirlos, y sí, una lastima que se perdieran algunos de ellos.

    Gracias por la informacion, investigaremos, pero si tu encuentras algo te agradeceriamos nos lo hicieras saber.

    Un saludo,

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter