Restauración en Triball



Ya comentamos hace un par de años la iniciativa de un grupo de empresarios por recuperar un área degradada de Madrid como era la delimitada por el llamado triángulo de Ballesta (limitado por las calles Gran Vía, Fuencarral y Corredera Baja de San Pablo) denominado Triball, y como estaban surgiendo un buen numero de pequeños pero interesantes negocios en esa zona, la mayoría de ellos sin muchos medios, pero con mucha imaginación y ganas de salir adelante.



Hoy volvemos a traerlo a nuestro blog porque parece que se esta consolidado la zona y no como lugar de tiendas, que existen, aunque quizá no con el éxito esperado - sus precios y la crisis no ayudan a ello - sino como nueva área "de moda" en ocio y restauración.



Hace unos meses nos visitaba una amiga de fuera de Madrid y traía todo un itinerario a realizar que le había recomendado un periodista de tendencias de su ciudad y varios de los lugares que quería visitar se encontraban en esa zona. Así pasamos por un curioso sitio, ahora cada vez mas conocido y de moda, llamado teatro por dinero. Es un local en el que se ha instalado un grupo de artistas que en 2009 ocuparon durante unos días un viejo prostíbulo para ofrecer al público micro obras de teatro. La gente hacía cola para ver sus representaciones y ahora repiten la fórmula. Está en Loreto y Chicote,9, y aunque esto era antes una carnicería, tiene algo de prostíbulo. En la planta baja se representan cinco obras de teatro al mismo tiempo en habitaciones separadas. Todas ellas de una duración de menos de 15 minutos para un grupo de público muy reducido que casi puede tocar a los actores. El público puede asistir desde 3 euros y elegir si quiere ver una o más obras, siempre bajo una misma temática que cambia cada mes. Arriba está el bar para tomar algo antes de las representaciones y una campana avisa de la próxima función en la calle.


Después de cenar fuimos a tomar una copa, un gin tonic como no, la combinación de moda esta cada vez mas arraigada en esta ciudad, con una gran cantidad de ginebras y variedades de tónicas a tener en cuenta. El lugar elegido también se lo habían recomendado a ella, la Coctelería Santa María en Ballesta, 6, rehabilitada con mobiliario vintage y retro en lo que igualmente antes era un prostíbulo.


Hace no mucho os poníamos imágenes del Café de la Luz, como ejemplo del método L.I.D.E.R.A viejo local transformado con estética vintage por iniciativa de sus nuevos dueños para adaptarlo a su nueva idea del negocio.


Recientemente y muy próximo a éste descubrimos otro negocio que abrió sus puertas a principio de año, Le patrón tapas & lounge, también con una estética vintage, e ilustra nuestra entrada de hoy. Su decoración ha sido ideada combinando lo moderno y lo tradicional a través del mobiliario y la arquitectura del local: suelos hidráulicos, muebles de tipo industrial francés, paredes desnudas e iluminación cálida. El resultado es un pequeño local muy atractivo y acogedor donde tomar un vino, cenar con amigos en su mesa de madera larga o comer a mediodía, ademas de compartir libros, prensa, o Internet. Guillaume Castillo, empresario de origen franco español ha descrito su negocio de restauración como un lugar para tomar un plato y una copa de vino. De martes a viernes se puede saborear algunos platos de la carta por tan solo 9 € (un plato de la carta, entre 4 o 5 para elegir + bebida + pan). Una carta con pocos platos pero buenos y una cuidada selección de vinos, en un ambiente cuidado y agradable, no hace falta mas. Pero no es tan fácil de conseguir.


Lo cierto es que, de los muchos locales de restauración que han surgido en esta zona, la mayoría bien por el tipo de tipo de contrato que comentamos en su día o por la situación de la economía en general, se están realizando sin muchos medios, y mientras unos consiguen unos resultados óptimos, los menos, el resto pasa sin pena ni gloria y no resultan muy atractivos ni por su aspecto, su oferta o por la formula de negocio que ofrecen.


En Madrid, a diferencia de Barcelona, la mayoría de nuestros empresarios consideran que tienen el suficiente “gusto, criterio y formación” como para crear sus propios espacios. O eso le parece a ellos, claro. Mientras, en la ciudad condal, son conscientes de lo que se juegan y casi todos recurren a diferentes profesionales del diseño tanto en retail como en hostelería para que les asesore.


Un negocio debería de tener claramente definido su concepto y su estética, sin lo primero esta abocado al fracaso y lo segundo es importante identificar lo primero. Cuando cualquier compañía, empresa o nosotros mismos como personas quiere dar un cambio, este suele ir acompañado de una nueva imagen que refleje los valores que se pretenden mostrar y con los que queremos se nos identifique.

2 comentarios:

  1. Que sitio mas chulo. no lo conocia.
    100% de acuerdo con la reflexion final. Lamentablemente en España estamos muy lejos aun de eso.... sigue siendo mas normal el bar de barrio con los churros y los precios en la puerta al estilo carniceria que los sitios modestos pero pensados, en los que quizá se necesite aun menos presupuesto.

    ResponderEliminar
  2. Superkitina,

    Pues sin que tengamos nada contra lo bares de barrio con los churros y precios en la puerta, si estan bien puestos y dibujados pueden tener su gracia,por otor lado nos satisaface saber que no andamos desencaminados en nuestras reflexiones, como dices a veces es mas custion de pensar un poco que de presupuesto. No se pueden hacer imposibles, pero a veces con poco se puede hacer mucho.

    Un saludo,

    ResponderEliminar

 

Sobre Inshop

InShop Interiores Comerciales, es un estudio de interiorismo dedicado fundamentalmente al diseño, asesoramiento y análisis comercial. Somos conscientes de la importancia del punto de venta en la transmisión de la imagen y los valores que la empresa intenta comunicar. Creemos que el comercio ha cambiado mucho sobre todo en el campo de los bienes de consumo no imprescindibles y ya no vale ofrecer un modelo mas de un mismo producto, hay que ofrecer valores añadidos, que haga decantarse al futuro comprador por nuestra marca y nuestro producto.

Nuestro trabajo

Twitter